miércoles, 30 de enero de 2013

*"El Papa debía sufrir también este año"

Beato Juan Pablo II


«Por medio de María quisiera expresar mi gratitud por este don del sufrimiento, asociado nuevamente al mes mariano de mayo. Quiero agradecer este don. He comprendido que es un don necesario. El Papa debía estar en el hospital (...); del mismo modo que sufrió hace tres años, debía sufrir también este año. (...) al comienzo de mi pontificado me dijo [el cardenal Wyszynski]: Si el Señor te ha llamado, debes llevar a la Iglesia hasta el tercer milenio (...).


Y he comprendido que debo llevar a la Iglesia de Cristo hasta este tercer milenio con la oración, con diversas iniciativas, pero he visto que no basta: necesitaba llevarla con el sufrimiento, con el atentado de hace trece años y con este nuevo sacrificio ¿Por qué ahora? ¿Por qué este año? ¿Por qué este Año de la familia? Precisamente porque se amenaza a la familia, porque se le ataca. El Papa debe ser atacado, el Papa debe sufrir, para que todas las familias y el mundo entero vean que hay un evangelio —podría decir— superior: el evangelio del sufrimiento con el que hay que preparar el futuro, el tercer milenio de las familias, de todas las familias y de cada familia» (Angelus, 29-V-1994).
San Josemaría Escrivá de Balaguer

"¿No es verdad que en cuanto dejas de tener miedo a la Cruz, a eso que la gente llama cruz, cuando pones tu voluntad en aceptar la Voluntad divina, eres feliz, y se pasan todas las preocupaciones, los sufrimientos físicos o morales?
Es verdaderamente suave y amable la Cruz de Jesús. Ahí no cuentan las penas; sólo la alegría de saberse corredentores con El" (Via Crucis, Segunda Estación).

No hay comentarios: