viernes, 29 de noviembre de 2013

*María: Elevaré a una persona especial para hablar en mi nombre



NOV-21 Locutions to the World. Ayuda de María en tiempos extraordinarios

María:
Ahora las fuerzas del mal se están abriéndo paso por todas partes como una armada de langostas. ¿Cómo puede responder el mundo? Una crisis aquí, una crisis allí. Problemas por todos lados. ¿Las defensas estarán aseguradas? ¿El enemigo las derribará esta vez?
Oh, hombres, a mi Hijo los ha salvado tantas veces. Tan a menudo estuvieron al borde del abismo. Ustedes dan su seguridad por sentado. "Nunca nos va a pasar a nosotros", dicen ustedes. "La vida continuará como de costumbre". Lo que he dicho siempre es que la vida no va a continuar como de costumbre. Estos tiempos son diferentes, las fuerzas son extraordinarias y están creciendo. Los acuerdos se hicieron que eliminan los obstáculos e impulsan el calendario. La gente camina en la ignorancia, sin saber que está en el precipicio. ¿Qué voy a hacer?
En primer lugar, doy estas locuciones. Léalas y repártalas. En segundo lugar, envío nuevas y extraordinarias devociones con grandes promesas. Estas son nuevas invitaciones. En tercer lugar, me agito en su corazón, oh lector, para emprender una vida de reparación. Le invito a una devoción más profunda y abandonada a mi causa.

En cuarto lugar, no voy a permitir que los eventos choquen repentinamente sobre el mundo. Habrán eventos iniciales, obvios avances de mal. Estos serán advertencias. En este punto, voy a inundar al mundo con gracias especiales. Elevaré a una persona especial para hablar en mi nombre. Este será un momento de grandes gracias, ofreciendo al mundo una oportunidad de volverse a Dios. Los que se conviertan serán salvados. Las gracias necesarias serán derramadas en sus corazones para que no desesperen. Qué extraordinarios serán estos momentos y qué preciosa será cada persona en mi.
Venga, empecemos. No espere. Entre ahora en el Arca de mi Corazón Inmaculado.



Mensajes bajo la dirección espiritual de Monseñor John Esseff, Sacerdote diocesano de Scranton, Pensilvania (EEUU), ordenado en 1953. (En 1959, el Padre Pío llegó a ser su director espiritual. Durante muchos años, fue el director espiritual de la Madre Teresa de Calcuta).


No hay comentarios: