*«El Kerigma», de Kiko Argüello, «best seller» mundial

«El Kerigma», de Kiko Argüello, «best seller» mundial: vende 175.000 ejemplares en 23 idiomas


El próximo sábado el Papa concederá una audiencia especial al Camino Neocatecumenal en el Aula Pablo VI.

               

29 enero 2014  ReL


 ¿Qué dice Kiko Argüello en su libro «El Kerigma»? ReL les ofrece algunos pasajes del mismo

 Kiko Argüello relata en un libro su encuentro con Cristo tras una crisis existencial

Desde su publicación en español en noviembre de 2012, la primera obra de Kiko Argüello, El Kerigma. En las chabolas con los pobres (Buenas Letras) se ha traducido a 23 idiomas, con una venta que ha alcanzado ya los 175.000 ejemplares en todo el mundo.



Tras la edición castellana, difundida en España, Iberoamérica y Estados Unidos (con una edición especial en Argentina), el libro se publicó otras 22 lenguas: catalán, inglés, francés, alemán, italiano, portugués (con dos ediciones, una en Portugal y otra en Brasil), polaco, húngaro, croata, eslovaco, esloveno, albanés, maltés, ucraniano, ruso, finlandés, danés, japonés, coreano, hindi, tagalo y árabe.



Esta última versión, editada en el Líbano, ha logrado penetrar, y conseguir importantes resultados en impacto y ventas en países de gran dificultad evangelizadora como Palestina, Irak y Egipto, además de Jordania.

En el ámbito europeo destaca el interés suscitado por El Kerigma en los antiguos países comunistas, incluida Rusia, y en los países escandinavos, de escasa población católica. Son ámbitos de misión del Camino Neocatecumenal, que ha encontrado en el primer libro de Kiko Argüello una importante vía para darse a conocer ante las Iglesias locales.



El Kerigma fue best seller en España (15.000 ejemplares), Italia (donde se difundió una edición especial encartada con Famiglia Cristiana), con 44.000 ejemplares, y en Polonia, con 25.000, así como en Brasil, con dos ediciones seguidas y una amplia difusión previa a la JMJ de Río de Janeiro.



Tras una crisis existencial

Con prólogos de los cardenales Antonio Cañizares y Christoph Schönborn, El Kerigma recoge el testimonio personal de Kiko Argüello (León, España, 1939): cómo encontró a Cristo en medio de una fuerte crisis existencial. Y, a partir de ahí, el cambio que experimentó en su vida, con su convivencia entre los más pobres en las chabolas de Madrid, Roma o Lisboa y el posterior inicio del Camino Neocatecumenal. Asimismo, el libro contiene un Kerigma o Primer Anuncio orientado a la Nueva Evangelización.



El cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, señala en el prólogo que «es el Camino Neocatecumenal un don que el Espíritu Santo ha hecho a la Iglesia en el postconcilio, como vía o itinerario para la iniciación o reiniciación cristiana, y como instrumento para impulsar una nueva y vigorosa evangelización».



Por su parte el cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena, hace un comentario a una catequesis de Kiko titulada Tres Ángeles y destaca que «la catequesis de Kiko que se publica aquí... es una llamada a la conversión personal. De esta catequesis me impresiona el hecho de que muestra claramente –y personalmente también a mí– que sin conversión personal no se puede evangelizar. El misionero tiene que ser evangelizado él primero».



"Evangelio y Kerigma es lo mismo"

Kiko Argüello señala en su libro que «no hay cosa más grande en el mundo que el anuncio del Evangelio. “Dios ha querido salvar al mundo a través de la necedad del kerigma”. El kerigma no es un sermón, no es una meditación. ¿Qué es el kerigma? Es el anuncio de una noticia que se realiza cada vez que se proclama. ¿Y qué es lo que se realiza? La salvación. Si hoy os anuncio el kerigma, vuelve a realizarse ante vosotros la salvación... La palabra evangelio significa Buena Nueva, Buena Noticia. Evangelio y kerigma es lo mismo. Anunciar el Evangelio es anunciar el kerigma».



Kiko Argüello, Carmen Hernández y el sacerdote italiano Mario Pezzi son hoy los responsables a nivel mundial del Camino Neocatecumenal, presente ya en 101 naciones de los cinco continentes.

Comentarios