sábado, 31 de mayo de 2014

*Dios Padre: cómo quisiera que os acordarais de Mí

Mayo 20_14 Imprimir E-Mail


Mensaje de Dios Padre a J. V. México


 (Lenguas) Hijitos Míos, Mi Amor es un Amor Misericordioso. ¡Cuánto se desperdicia Mi Amor! Mi Misericordia Infinita cae sobre toda la humanidad y sobre el Universo entero, pero pocos se acuerdan de todo el Amor que derramo sobre vosotros. Mi Amor os protege, Mi Amor os hace crecer, Mi Amor os cuida, Mi Amor os salva.

¡Ay!, Mis pequeños, si acaso voltearais a verMe, si acaso Me tuvierais por algunos momentos en vuestro corazón, ¡qué felicidad Me daríais! Quiero vuestro amor, quiero vuestra presencia, como vosotros tenéis la Mía, pero cerráis vuestra mente, cerráis vuestro corazón, Yo ya no pertenezco a vuestra vida, Yo no estoy ya invitado a vivir entre vosotros y menos en vosotros mismos, no Me tomáis en cuenta.


Yo Vivo para vosotros, continuamente velo por vosotros, en ningún momento Me despreocupo de vosotros y vosotros ni siquiera volteáis hacia Mí, a verMe un momento, a agradecerMe algún detalle, a amarMe como Yo quisiera que Me amarais.

Por eso os pido, Mis pequeños, que en todo momento pidáis por vuestros hermanos, Me ofrezcáis lo que hacen vuestros hermanos, que hagáis lo que ellos dejan de hacer y que Me daría mucha alegría que Me ofrecieran.

Recordad lo que os he dicho, que hay hermanos mayores y hermanos menores. Vosotros, los que estáis Conmigo, consideraos como los mayores y procurad el bien para vuestros hermanos menores. Orad por ellos, dad ejemplo a ellos, compartidles lo que Yo os doy, para que ellos vayan entendiendo, que sin vuestro Dios, no hay salvación y no hay nada en vuestro futuro.
Soy vuestro Dios, Soy el Todo, Soy vuestra vida porque, ciertamente, vuestra vida depende de Mis cuidados.

Mis pequeños, cómo quisiera que os acordarais de Mí, que Me dierais algunos ratitos de vuestra vida, que os acordarais de lo que Mi Hijo os dio para vuestra salvación, que Me ofrecierais vuestra cruz de cada día, pero con amor. ¡Tantos detalles de amor que podríais darMe, y se desperdician! ¡Cuánto podría Yo daros, y dar a toda la humanidad, si os recordarais de Mí! Con cuánto Amor os serviría todavía más si Viviera Yo en vuestra vida diaria. ¡Tantos regalos de Amor quisiera Yo darles, Mis pequeños, a vuestros hermanos que no se acuerdan de Mí! 

¿Por qué os olvidáis de Mí, si Soy todo Amor para con vosotros?, compartidMe lo que tengáis, Mis pequeños. Si son alegrías, dádMelas, si son sufrimientos, unidlos con los de Mi Hijo y salvaréis muchas almas, si son preocupaciones, dejádMelas a Mí, vosotros no las podéis resolver, daos cuenta que Soy vuestro Padre y un padre o una madre siempre velan por los pequeños en el hogar, dejadMe a Mí, que Soy vuestro Dios, que lo sé todo y que puedo ayudaros en todo. No Me hagáis a un lado, Yo puedo resolver vuestros problemas, todo, todo lo que el hombre padece, Yo lo puedo resolver, porque Soy vuestro Dios, soy vuestro Maestro y os guío siempre a la Verdad y a la Sabiduría.

Llenaos de Mi Amor, llenaos de una Esperanza que el hombre no conoce, dejadMe, dejadMe Ser el Padre que quiero ser para vosotros, no toméis una posición que no os corresponde. 

Vosotros sois pequeños, sois niños, comprendedlo bien, vosotros no podéis resolver tantos problemas que os pone satanás en vuestra vida. Vosotros debéis venir a Mí y dejad que Mi Sabiduría Divina os acompañe y os ayude a resolver vuestros problemas pero, lo más importante, para que se logre todo esto, Mis pequeños, es que os debéis dejar llenar de Mí, dejar que Yo os mueva, dejar que Mi Voluntad tome las riendas de vuestra vida

Os repito, vosotros sin Mí, no sois nada y Yo quiero Ser Todo para vosotros. Os amo, Mis pequeños, os amo, Mis bendiciones caigan sobre vosotros y sobre los vuestros.
Gracias, Mis pequeños.

No hay comentarios: