*Jesús habla del Papa Francisco


Jesús a Y María del Getsemaní, México
 

Escucha: El nuevo Papa que tenéis en el mundo no será del agrado de muchos porque os recordará aquello de lo que no os queréis acordar: Simplemente de cómo habéis de ser: Francisco I, es quien guiará a Mi Santo Resto Fiel en este final de los tiempos. No lo dudéis.
Ahora, Pequeña, muchos no querrán dejarse doblegar por El Espíritu que él encarna y representa: que es el espíritu franciscano, es decir: La Humildad misma, el amor por todas Mis criaturas, sí, incluyendo Mis pequeñas criaturas y a la misma Creación del Padre Amado.

Algunos, y no son pocos, deseaban un Papa que “modernizara el pecado”, pero eso no puede ser. No por ello, aún con voto de obediencia, acatarán las ordenes de Mi Santo Pontífice. Intentarán, por todo medio posible, que acepte el pecado como si fuera el Bien, pero no lo doblegarán, no lo harán. Mi Fiel Papa no en funciones, Benedicto, admite y apoya el esfuerzo que con el nuevo Papa haréis. Con ellos Estoy y está Mi Amadísima Madre (Acordaos que no hay hijos más predilectos entre los predilectos que aquellos que así llama Mi Santísima Madre).
No lo dudéis, habrán multitudes furiosas y vosotros no deberéis entrar en discusiones, porque os lo he dicho: El pecado es pecado y siempre lo será.

Mi Iglesia fue fundada Por Pedro a quien entregué la responsabilidad y las Llaves del Cielo.
Nunca el Espíritu Santo de Bien Absoluto y de Verdad estará lejos de Mi Santa Palabra
y el pecado no será secundado, ¿Lo entendéis, Mis Pequeños?
Mi Iglesia no entrará a “la modernidad”, no será parte del curso del mundo y los acontecimientos que sucedan a partir de ahora.

Mi resto Fiel no deberá participar de lo que le es propio al mundo y deberá, como Mi Fiel Benedicto XVI, recluirse lo más posible para que sus almas no sean mortalmente contaminadas.
Resguardaos lo más posible.


Asistid a la Santa Eucaristía Diariamente.

No os acostéis en pecado mortal, que podríais no despertad.

Ser caritativos y creed que Mi Segunda Venida se acerca y el Maligno anda como león rugiente secuestrando a las almas para llevarlas al infierno.

No son tiempos de que andéis viajando y vacacionando en lugares lejanos que no sabéis los acontecimientos tremendos que se os avecinan.

Manteneos cerca a vuestras casas y hogares para poder retornar a ellos en cualquier emergencia.

No andéis despreocupados por las calles y mucho menos sin protección (os lo recuerdo nuevamente, por si ya lo habéis dejado caer al saco del olvido). No salgáis, ya os lo había dicho, sin el Salmo de Protección 91 y Efesios 6 (*) Que sea vuestra prioridad por las mañanas y Consagraos a María Santísima (**)  a cada oportunidad.

No soltéis vuestros Sacramentales y Santos Rosarios.
El Cielo, Pequeños Niños, Amado Resto Fiel, nunca os habla sin motivo, así que si el Santo Cielo os previene: Haced caso, que de lo contrario podréis sufrir fuertes calamidades.
Os lo dijimos, -aunque no sepan por qué- haced caso cuando se os llame internamente. Si sentís que no debéis ir a algún sitio, o que no debéis tomar tal camino: No lo hagáis. No permitáis que la razón entre porque por ahí podréis ser fatalmente engañados.
No seáis como las mujeres necias que no tenían aceite en sus lámparas porque el Señor tardaba en llegar (***).
Estad atentos a Mis Llamados que pronto Vengo a vosotros, Mi pequeño Resto Fiel.
No dudéis no dudéis no dudéis
Haced como os indico que se aproxima la guerra, la escasez y eventos nunca antes vistos por ojos del hombre, pero SABED que habéis escogido la mejor parte:  SOIS MIS HIJITOS, MIS PEQUEÑOS Y NO OS DESAMPARARÉ JAMÁS.
Por lo demás, Niños Míos, con estas precauciones quedaos en Paz que Mis Santos Ángeles guardan vuestros Caminos (Salmo 91).
Os Amo Inconmensurablemente
Jesus, Su Buen Pastor.
Amen, Mis Pequeños

Comentarios