martes, 30 de septiembre de 2014

Satanás es dueño de muchos miles de personas

Locutions to the world. La maquinaria de satanás 
Septiembre 21, 2014

María:

Algunas veces la tierra tiembla, los cielos se oscurecen y las olas se agitan, como sucede con los huracanes, terremotos y tornados. Todos estos son símbolos de los poderes destructivos del Infierno. Se LIBERA una fuerza que perturba el orden existente. Aunque algunas manifestaciones de la Tierra tienen una raíz satánica, las fuerzas más grandes del Infierno se muestran en los acontecimientos humanos como la ira, las disputas, los malentendidos, el rompimiento de las promesas, la destrucción de las relaciones, la codicia, los escándalos, algunas veces una completa y repentina destrucción de lo que parecía tan estable.



Estas fuezas del INFIERNO no se manifiestan en desastres naturales, sino dentro de la persona humana. Todos están sujetos a estas fuerzas y muchos creen equivocadamente que se trata de confusiones o errores humanos. Realmente, el infierno se está desatando y, si no se derrota, las fuezas seguirán expandiéndose. Satanás sólo quiere destruir, derribar y arruinar.



Sin embargo, los poderes del Infierno llegan a otro nivel cuando se valen de los corazones que están comprometidos con el mal, corazones retorcidos que han tomado decisiones perversas y han escogido deliberadamente los caminos del mal. Satanás eleva a estas personas, les da puestos de autoridad, llena sus bolsillos con dinero, derrama sobre ellos enormes poderes políticos, los protege de sus enemigos y los mantiene en el poder HASTA que ya no le sirven para sus propósitos. Estas personas están por todas partes, en el mundo y en la Iglesia, en los negocios y en la educación, en la política y en la ciencia. Sin saberlo, ellos forman un mecanismo de maldad que los protege unos a los otros y luchan por las mismas causas. Ellos son inteligentes, poderosos, son aceptados por muchos, con frecuencia con buena apariencia, con un alto nivel de educación e incluso son encantadores.


Ellos persuaden a los demás, lideran causas y tienen un discurso brillante. No tienen amor por la verdad y no ven el mal quebrantando la Ley de Dios. Todo es por conveniencia propia, cualquier cosa entra en sus metas distorsionadas.


La sociedad está al borde del abismo porque satanás es dueño de muchos miles de personas. Sus pasiones son desordenadas y sus egos dominan sus pensamientos. Ellos son su vanguardia, sus instrumentos para llevar al mundo al borde del precipicio, donde ya se dirige a menos que los PODERES de Mi Inmaculado Corazón sean liberados pronto.


Ninguna mente humana puede detectar las redes de satanás y ninguna fuerza humana puede destruirlas. Sólo la Mujer vestida de Sol es su gran Adversaria.


Comentario: Nuestra Señora da una aguda descripción de lo que está ocurriendo ante nuestros ojos, pero que en realidad no se ve.

No hay comentarios: