viernes, 31 de octubre de 2014

La Cruz es la puerta directa de entrada al Cielo


CADA CUAL TIENE SU CRUZ SEGÚN SUS FUERZAS Y SUS DISPOSICIONES, SEGÚN SU AMOR Y SU NECESIDAD



Hijos Míos, todo aquel que no aparte su mirada de la cruz irá por caminos rectos de salvación, porque ya os lo dije en Mi vida pública, quien quiera salvar su vida la perderá y el que la perdiere por Mi la salvará (Mt 16,25) Yo, Jesús, os hablo.

La cruz que tanto rechazo os produce, es puerta directa para entrar en el Cielo, y ese temor que tanto le tenéis al sufrimiento está más en vuestra mente contaminada que en la realidad, porque Yo Soy un Dios de amor y no doy a Mis criaturas más de lo que puedan soportar. Por tanto hijos, ese miedo a padecer, a pasar tribulaciones, a sufrir, debéis equilibrarlo más, porque hijos, la cruz es necesaria para santificaros pero es imprescindible para salvaros. Yo, Jesús, os hablo.

Cierto que cada cual tiene su cruz según sus fuerzas y sus disposiciones, según su amor y su necesidad. No doy la misma intensidad de sufrimientos a  unos que a otros, porque hay quienes necesitan sufrir más para salvarse por la vida que han pasado de disipación y frivolidades, por eso, el mérito de la cruz está en saber aceptarla con paciencia y sin exasperarse, pero si además la aceptáis con amor, reconociendo que es necesario que padezcáis para vuestro bien, adelantareis con esa aceptación mucho en poco tiempo y recuperareis el tiempo perdido. Yo, Jesús, os hablo.

Los sacerdotes deben padecer también porque ellos son Mis representantes y son otros “cristos”  en la Tierra. Ellos deben fortalecerse con la oración constante y el cumplimiento fiel en sus deberes ministeriales, porque el enemigo de las almas ataca con más saña a los sacerdotes que a otras almas ya que los odia mortalmente. Yo, Jesús, os hablo.

Pero hijos, tanto sacerdotes como seglares, no os olvidéis que Yo estoy con vosotros, muy cerca de quienes sufren, dándoos en todo momento Mi gracia para que no sucumbáis al desaliento y a la desesperación. Muchas veces la sombra de la cruz es para vosotros más grande que la cruz misma y os hace sufrir más vuestra imaginación o suposiciones, que la realidad. Así que hijos, estad fuertes en la oración y veréis como el sufrimiento pasa por vuestra vida sin apenas afectaros, porque Yo otorgo a través de la oración los medios necesarios para que podáis sufrir sin desesperaros para gloria de Dios y bien de la Iglesia. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

A Dios lo que es de Dios

¿Pueden ir a comulgar los divorciados con convivencia irregular?



Nos dice el Catecismo (Universal) de la Iglesia Católica en su artículo 1650: "Hoy son numerosos en muchos países los católicos que recurren al divorcio según las leyes civiles y que contraen también civilmente una nueva unión. La Iglesia mantiene, por fidelidad a la palabra de Jesucristo ("Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquélla; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio"; Mc 10, 11-12), que no puede reconocer como válida esta nueva unión, si era válido el primer matrimonio.

Si los divorciados se vuelven a casar civilmente, se ponen en una situación que contradice objetivamente a la ley de Dios. Por lo cual no pueden acceder a la comunión eucarística mientras persista esta situación, y por la misma razón no pueden ejercer ciertas responsabilidades eclesiales.

La reconciliación mediante el sacramento de la Penitencia no puede ser concedida más que a aquéllos que se arrepientan de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo y que se comprometan a vivir en total continencia".

Se invoca a veces una compasión mal entendida para que se admita a los divorciados que viven en situación irregular a la Eucaristía: Sería una compasión mal entendida porque les induciría o les autorizaría a cometer – si son plenamente conscientes de su situación – un sacrilegio, ya que cualquier pecado mortal del que uno no se ha arrepentido impide recibir dignamente el cuerpo y la sangre de Nuestro Señor, y pondría así aún más en peligro su salvación eterna y no hay mayor amor que el que mira a esta salvación para siempre.

Dice San Pablo: "…quien de modo indigno come el Pan y bebe el Cáliz del Señor será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Cada uno, por tanto, que se examine a sí mismo, y después coma de este Pan y beba de este Cáliz; porque quien come y bebe sin discernir el Cuerpo del Señor, come y bebe su propia condenación" (1 Cor 11, 27-29).

Y se presume que quien vive con otra mujer que no es la suya, si tiene plena advertencia de lo que hace, vive en pecado mortal y por tanto su comunión sería sacrílega a no ser que se arrepienta verdaderamente y cambie su situación del modo oportuno. Y un sacrilegio pesaría aún más gravemente sobre su conciencia (si bien también los sacrilegios por la misericordia infinita de Dios pueden ser perdonados).

Para recibir dignamente la Eucaristía quien ha cometido un pecado mortal ha de confesarse con firme propósito de enmienda sin el que no se daría arrepentimiento sincero. Cuando un divorciado que vive en situación irregular se arrepiente, lo lógico es que deje de convivir con quien hasta entonces cometía adulterio permanente.

Pero como dice la Conferencia Episcopal Italiana en su "Pastoral matrimonial en casos excepcionales o difíciles":

«En caso de que su situación no presente una concreta reversibilidad por la edad avanzada o la enfermedad de uno o de ambos, la presencia de hijos necesitados de ayuda y de educación u otros motivos análogos, la Iglesia los admite a la absolución sacramental y a la Comunión Eucarística si, sinceramente arrepentidos, se deciden a interrumpir su mutua vida sexual y a transformar su vínculo en amistad, estima y ayuda recíprocas. En este caso pueden recibir la absolución sacramental y acercarse a la Comunión eucarística, en una iglesia donde no sean conocidos, para evitar el escándalo".

Para recibir dignamente la Sagrada Comunión


Las debidas condiciones para comulgar

Dice el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica: Para recibir la sagrada Comunión se debe estar plenamente incorporado a la Iglesia Católica y hallarse en gracia de Dios, es decir, sin conciencia de pecado mortal. Quien es consciente de haber cometido un pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar. Son también importantes el espíritu de recogimiento y de oración, la observancia del ayuno prescrito por la Iglesia y la actitud corporal (gestos, vestimenta), en señal de respeto a Cristo (n. 291).

Te explico un poco estas condiciones. El primer requisito: Estar plenamente incorporado a la Iglesia Católica, es decir, ser católico. Por tanto, los protestantes, anglicanos, ortodoxos…, que sí están bautizados, no pueden recibir ordinariamente la sagrada Comunión en la Iglesia Católica. El segundo, estar en gracia de Dios, es decir, no tener en el alma ningún pecado mortal (o grave). El que recibe la comunión en estado de pecado, sin la debida gracia, comete un pecado muy grave, llamado sacrilegio. Y así como nada aprovecha a un cadáver el mejor de los alimentos, así tampoco aprovecha la Comunión al alma que está muerta a la vida de la gracia por el pecado mortal. San Pablo escribió palabras muy fuertes, que es bueno decirlas con frecuencia para que nadie se acerque a comulgar con el alma manchada con pecados graves. Son éstas: Quien come el pan y bebe el cáliz del Señor indignamente, será reo del cuerpo y de la sangre del Señor. (…) El que come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propia condenación (1 Co 11, 27.29). Por eso, si se tiene algún pecado mortal es necesario acudir al sacramento de la Penitencia (confesarse) antes de comulgar.

Perdona… Si una persona que ha pecado gravemente y quiere comulgar, ¿le bastaría hacer un acto de contrición para acercarse a recibir la comunión?

La respuesta es negativa. La Iglesia dice: Quien tenga conciencia de hallarse en pecado grave, no celebre la Misa ni comulgue el Cuerpo del Señor sin acudir antes a la confesión sacramental, a no ser que concurra un motivo grave y no haya posibilidad de confesarse; y, en este caso, tenga presente que está obligado a hacer un acto de contrición perfecta, que incluye el propósito de confesarse cuanto antes (Código de Derecho Canónico, c. 916).

Aunque la contrición perfecta borra los pecados, la Iglesia ha puesto esta medida porque nadie tiene la seguridad de que su acto de contrición sea perfecto. Y si comulga sin confesarse se expondría a recibir indignamente al Señor, pues cabe la posibilidad de que no tuviera contrición perfecta. Es principalmente una medida de respeto hacia Cristo Sacramentado, pues se evita que alguien reciba sin debidas condiciones la comunión.

No concurre un motivo grave cuando la persona que quiere comulgar lo hace por devoción. Sí concurre un motivo grave cuando un sacerdote debe celebrar una Misa, por ejemplo, el día de la Patrona del pueblo, y llegado ese día no está en gracia y no tiene posibilidad de confesarse. O también, la persona que va a comulgar y estando en la fila de fieles que se acercan a recibir el Cuerpo de Cristo se da cuenta de que está en pecado, y salir de la fila supondría un gran asombro en los demás asistentes de la Misa, lo que iría en detrimento de su buena fama. En este caso, que haga un acto de contrición perfecta y después que se confiese cuanto antes.

Y si el alma está manchada sólo con pecados veniales, ¿se puede comulgar?


Los pecados veniales (o leves) no impiden la Comunión, pero es lógico procurar recibir a Cristo con el alma muy limpia.


¿Hay que estar en ayunas para comulgar?


No. La observancia del ayuno prescrito por la Iglesia para recibir a Cristo en la Sagrada Hostia, lo que se llama guardar el ayuno eucarístico, consiste en no tomar alimentos ni bebidas desde una hora antes de comulgar. El agua y las medicinas no rompen este ayuno. Y además, están dispensados del ayuno eucarístico los enfermos y las personas de avanzada edad.

Y continúo con otros requisitos. Rectitud de intención, es decir, que al comulgar se busque la unión con Dios y no otras razones. Por ejemplo, no tendría rectitud de intención el político que antes de unas elecciones se acercara a comulgar en la iglesia de un barrio muy católico para conseguir votos. Y por último, saber a quién se recibe. Los niños que no han llegado a la edad de la discreción y los adultos que carecen de razón, no pueden comulgar porque no saben distinguir el pan eucarístico del alimento común.

La sirvienta que se encontró con un alma del Purgatorio


Una humilde sirvienta, cristianamente educada en su pueblo, había adoptado la buena costumbre con sus ahorrillos, pedir cada mes una misa por las almas del purgatorio. Encontró trabajo en Paris, y allí tenia a gala asistir a las misas que ella encargaba por las ánimas benditas, especialmente por aquellas que solo necesitaban un “empujoncito” para salir del purgatorio. Dios la puso a prueba permitiendo que no solo contrajera una grave enfermedad, sino además que fuera despedida de la casa donde servía. Rápidamente se quedó sin fondos, y cuando salió del hospicio solo le quedaban 20 céntimos (de 1.865). Después de rezar ferviente y confiadamente,  se dirigió hacia una agencia de “empleo” al otro lado de la ciudad. En el caminó acertó a pasar delante de la iglesia de San Eustaquio, y entró en ella. Al ver un sacerdote celebrar misa se acordó que ese mes no había encargado ninguna misa. ¿Qué hacer: comer o pedir una misa? Fue un duro combate entre la devoción y la prudencia humana. Al final fue la devoción la que ganó, pues pensó: “Dios ya sabe que este sacrificio es por Él y por las ánimas, así que no me abandonará”. Entró pues en la sacristía, encargó la misa, asistió a ella con gran devoción, y se fue a la cita que tenía, pensando en que podría comer si no le salía ningún trabajo.


En esto que se le acercó un joven, pálido, con aire muy distinguido que le dijo: ¿busca usted un empleo?. Sí señor, respondió ella. Él le dijo: vaya a esta dirección, pregunte por Doña XXX, pues creo que a ella le convendrá, y desapareció entre la muchedumbre. Ella fue a la dirección señalada, encontrándose con una sirvienta que salía airada con sus maletas de la casa. Ella le preguntó: estará la señora? A mí que me importa! Si quiere abrir ya lo hará ella sola! le espetó la sirvienta malhumorada. La muchacha tocó el timbre, abriéndole una señora de aspecto venerable. “Perdone, señora, me han dicho que usted buscaba una sirvienta, por eso me permito proponer mis servicios, pues además me han asegurado que me acogerá bondadosamente”. La señora contestó: esto que me comenta me llena de admiración, pues esta mañana no necesitaba a nadie, y solo hace media hora que he despedido a la anterior sirvienta. ¿Cómo os habéis enterado y por quien?  Respondió la sirvienta: es un joven caballero que encontré en la calle y me dijo donde debía acudir, y la verdad doy gracias  a Dios, pues necesito un trabajo para comer.
 Mientras la dama se deshacía en conjeturas de cómo podía haberse enterado la muchacha, ella le dijo: mire señora, el caballero que me avisó es ese del cuadro de esa pared. Vengo de su parte. Al oír eso la señora casi se desvanece y le preguntó exactamente por lo acontecido, abrazándola al final del relato diciéndole: sabed hija mía, que ese caballero es mi único hijo, fallecido hace dos años. Es gracias a usted que ha podido salir del purgatorio, al que Dios ha permitido manifestarse para ayudarla a su vez. Bendita seáis, pues a partir de ahora os tendré por hija, y ambas rezaremos por las ánimas.

Benedicto critica el diálogo entre religiones


Condena la Cultura del Encuentro: Es letal para la Fe

Mons. Gaenswein lee el mensaje de Benedicto XVI

Página Católica
No es novedad decir que Francisco ha hecho parte central de su discurso a lo que llama Cultura del Encuentro. La cual, según nos ha enseñado, consiste en unirse con los demás, no para anunciarles a Cristo, sino para hacer el bien y buscar la paz. Lo otro es cosa del Espíritu Santo.

Discurso que pone, como es evidente, la añadidura antes que el Reino; y que lo ha llevado a hacer suyas con todas sus ganas, las "Escuelas Ocurrentes", en las que se busca la paz sin Cristo; es decir, la paz del mundo.

Pero he aquí que, por primera vez desde su abdicación, el Papa Benedicto XVI ha hablado; en esta instancia a través de un mensaje dirigido a la Pontificia Universidad Urbaniana, con motivo de la imposición de su nombre al Aula Magna de esa casa.

Allí dice Benedicto: 


El Señor Resucitado encargó a sus discípulos, y a través de ellos a los discípulos de todos los tiempos, que llevaran su palabra hasta los confines de la tierra y que hicieran a los hombres sus discípulos...

¿Pero todavía sirve? Se preguntan muchos hoy dentro y fuera de la Iglesia ¿de verdad la misión sigue siendo algo de actualidad? ¿No sería más apropiado encontrarse en el diálogo entre las religiones y servir junto las causa de la paz en el mundo? 

La contra-pregunta es: ¿El diálogo puede sustituir a la misión? Hoy muchos, en efecto, son de la idea de que las religiones deberían respetarse y, en el diálogo entre ellos, hacerse una fuerza común de paz.

En este modo de pensar, la mayoría de las veces se presupone que las distintas religiones sean una variante de una única y misma realidad, que ‘religión’ sea un género común que asume formas diferentes según las diferentes culturas, pero que expresa una misma realidad.

La cuestión de la verdad, esa que en un principio movió a los cristianos más que a nadie, viene puesta entre paréntesis. (¿No es eso lo que propone la Cultura del Encuentro?)
Se presupone que la auténtica verdad de Dios, en un último análisis es alcanzable y que en su mayoría se pueda hacer presente lo que no se puede explicar con las palabras y la variedad de los símbolos.

Esta renuncia a la verdad parece real y útil para la paz entre las religiones del mundo. Y aún así sigue siendo letal para la fe.
En efecto, la fe pierde su carácter vinculante y su seriedad si todo se reduce a símbolos en el fondo intercambiables, capaces de posponer solo de lejos al inaccesible misterio divino.

jueves, 30 de octubre de 2014

Ya todo está listo para el montaje de la marca de la bestia


Oct 27 2014 LLAMADO DE MARÍA ROSA MÍSTICA A LOS HIJOS DE DIOS

Hijitos de mi corazón, que la paz de Dios esté con vosotros y mi amor y protección maternal os acompañe siempre.

Mi Hijo muy pronto será sacado de sus casas, la luz del mundo será reemplazada por las tinieblas y todo el mundo católico se lamentará, especialmente aquellos que le han dado la espalda o lo han buscado tibiamente. ¡Pobre humanidad va a sentir en su cuerpo, alma y espíritu, el dolor que produce la ausencia de Dios!. Cuando esta humanidad despierte de su letargo espiritual se dará cuenta de que Dios lo es todo y sin Él, todo es nada.
Orad hijitos para que la reforma que se llevará a cabo en el sínodo de obispos, no sea manipulada por la masonería eclesiástica y el Papa permanezca firme en el evangelio y doctrina de mi hijo y así, la masonería no pueda introducir su teología de liberación que solo busca destruir las bases de la Iglesia.

Hijitos, son tiempos difíciles los que estáis viviendo, pero si permanecéis unidos a nuestros dos corazones todo pasará para vosotros como un sueño; id acostumbrándoos desde ahora a las malas noticias, porque todo esto hace parte de vuestra purificación; no os alarméis, ni asustéis por nada, orad, ayunad y haced penitencia, y todo se irá dando conforme a los designios de mi Padre.

Ya todo está listo para el montaje a nivel mundial de la marca de la bestia. Sólo falta que llegue la guerra y caiga la economía, para que comiencen los últimos días del reinado de mi adversario.

Acordaos que en su reinado todos vuestros bienes los perderéis, solo aquellos que tengan la marca de la bestia podrán conservarlos. Vosotros pueblo de Dios no temáis, mi Padre no os abandonará; Él será vuestro sustento y alimento en aquellos días y yo cuidaré de vosotros para que ninguno se me pierda.

En el reinado de mi adversario todo funcionará con el microchip, el que no tenga este dispositivo en su frente o en la mano derecha no podrá comprar, ni vender, ni llevar a cabo ninguna transacción financiera; todo estará negado para los hijos de Dios. Por ningún motivo hijitos os vais a marcar con el sello de la bestia, porque al hacerlo perderéis vuestra heredad y ya no seréis contados entre los hijos de Dios. Os anuncio todo esto para que os preparéis y nada os coja por sorpresa; esta será una gran prueba para el pueblo de Dios. Muchos últimos serán primeros y muchos primeros, serán últimos.

Hijitos, las últimas campanadas de misericordia se están agotando, los que no las aprovechen se lamentarán. No sigáis corriendo hacia el pecado hijitos rebeldes, mirad que todo está por desatarse y cuando esto suceda ya no vais a poder encontrar quién os reciba en confesión, porque las Iglesias estarán cerradas y mis hijos predilectos estarán huyendo de las persecuciones que mi adversario y sus agentes del mal llevarán a cabo contra ellos. Todo el pueblo de Dios será perseguido, encarcelado, torturado y muchos darán su vida por causa del evangelio de mi Hijo.

¡Oh mis jóvenes, el tiempo se está acabando y vosotros seguís tan relajados, seguís caminando en pos del pecado sin medir las consecuencias que esto implica para vuestras almas!. Mis niños la verdadera vida está en la eternidad y no en este mundo; ¡recapacitad y volved a Dios antes de que sea demasiado tarde, para que vuestras almas no se pierdan al paso de la justicia divina!. Mirad, la noche está cerca y ésta es de tribulación y tinieblas; despertad mis pequeños y dejad de seguir pecando, porque estamos muy tristes en el cielo por tanto joven que se está perdiendo.

Desgarrad vuestros corazones porque se acerca el regreso triunfal de mi Hijo.
La paz de Dios os acompañe siempre.

Vuestra Madre que os ama, María Rosa Mística.
Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

Advertencias del más allá

Del Libro ADVERTENCIAS DEL MAS ALLÁ A LA IGLESIA CONTEMPORÁNEA

Parte 16 Por el Padre Arnold Renz


GRACIAS PARA SACERDOTES

J:  ¡Si no tuviera que decirlo! ¡No quisiera decirlo!

E:  ¡Continúa hablando en nombre de...toda la verdad!

J:  No quisiera en absoluto seguir hablando.

E:  ¡Continúa hablando en nombre de la Santísima Virgen, solamente la verdad, en nombre de...!

J:  Es muy verdad el proverbio (alemán) que dice: "solamente el que nada siempre contra la corriente puede tener agua fresca". Muchos sacerdotes se encontrarán en breve en un caldo infecto, maloliente, desagradable, y ni siquiera lo notarán. Dejan que ese caldo bañe su cuerpo, y lo que es peor, su espíritu, hasta que terminan por perecer. Es difícil, desde luego, nadar contra la corriente, pero se tiene agua fresca. Hasta cierto punto, estas son las gracias, y eso es lo que quieren Los de ahí arriba (señala hacía arriba), que se reciban. En este caso son  sobre todo las almas a las que se refiere. Se consiguen más almas en la misa tridentina o misa latina, que las que obtiene los sacerdotes que ya no dicen la misa como es necesario, porque esto no obtiene tantas bendiciones. No hay la plenitud de bendiciones en estas Iglesias, porque nosotros estamos dentro, danzamos alrededor, y pronto más que la gente.

E:  ¡Di la verdad, por orden de la Santa Virgen y en nombre de...!

J:  Pronto seremos nosotros más numerosos danzando alrededor, que la gente que hoy contiene las Iglesias (risa sarcástica e insidiosa).

E: ¡Di la verdad, y solamente la verdad!


Las mujeres en el coro y en el púlpito

J:  ¡Y esa, "lectura frente al pueblo"! ¡Es una ventaja loca para nosotros, pero todavía es más loco cuando las mujeres están delante en el coro! (ríe insidiosamente).

E:  ¡Di la verdad, en nombre de Jesús, Judas Iscariote!

J: Porque cuando las mujeres están delante, las gentes que aún son piadosas -mujeres y hombres- y quisieran rezar bien, piensan más bien: ¿Que vestido lleva? ¿Cómo le está el sombreo? ¿Se ha hecho hacer un nuevo peinado...? (una fuerte carcajada de alegría insidiosa).

E:  ¡Di la verdad en nombre de la Santísima Trinidad...!

J:   "¿Tiene zapatos según la última moda? ¿Está obligada a estar tres o cinco centímetros más alta en los antiguos? (ríe a carcajadas). ¿Lleva medias negras o claras?

E:  ¡Judas Iscariote, di la verdad y solamente la verdad, por orden de la Santa Virgen!

J:  ¿No hay un pico de su enagua que sobresale? (ríe sarcásticamente).

E:  ¡Di ahora solamente lo que la Santísima Virgen quiere decir, di eso y nada más! Ahora has hab lado hasta cierto punto de vosotros.

J:  De cierta forma estoy obligado a decir eso. Tengo que decir eso como complemento. Es efectivamente así.  Es lo que piensan, y sobre todo miran la cara. Eso está bien claro. Antes, las mujeres llevaban un velo, pero ya hace tiempo que no lo llevan. Pero ya no están veladas, su sitio no está en el coro de la Iglesia. El Papa, y Los de ahí arriba (señala hacia arriba), no lo quieren.

E:  ¡Di la verdad, en nombre de la Santísima Virgen, solamente la verdad!

J:  ¡Lo peor es cuando se encarga a las mujeres de distribuir la comunión. Entonces ya no hay muchas bendiciones, no hay muchas gracias porque no se trata de manos consagradas, sino de manos de mujer. Quiero decir que esto, en sí, no importaría, el que fuesen manos de mujer, pero no están consagradas. Cristo ha designado sola y únicamente a los hombres para el sacerdocio, y no a las mujeres. Pero es solamente el orgullo, el orgullo, el pecado original de los Ángeles.

E: ¡Continúa diciendo la verdad por orden y en nombre de la Santa Virgen!

J:  La cosa es así. Estas mujeres están orgullosas de poder estar delante y actuar. Creedme, los sacerdotes, hasta  los modernos, que van a ver pronto como todo se hunde, ven ya ahora, que con todas sus teorías y sus innovaciones pulidas, no llegan a nada. Sin embargo, no quieren apartarse del  camino que han escogido. Además pronto no sabrán como dirigir los asuntos, para complacer a la gente, Y por eso muchos sacerdotes colocan a una mujer en el coro. Entonces todavía tienen una posibilidad (rica de satisfacción) de que la gente venga de nuevo, puesto que sus iglesias están ocupadas en una tercera parte.

E:  ¡Judas Iscariote, continúa hablando por orden de la Santa Virgen y solamente toda la verdad!

J:  Efectivamente están próximamente más cerca del protestantismo; es decir, que el protestantismo es hasta cierto punto mejor que la Iglesia católica moderna.

E:   ¡Di la verdad en nombre de la Santa Virgen!

J:  ¡El protestantismo! ¡No saben otra cosa, no saben otra cosa, pero desde que las cosas han llegado a este punto... pero los católicos!

E:  ¡Continúa hablando, Judas Iscariote, por orden de la Santísima Virgen!

J:  Precisamente. Los protestantes están casi mas cerca de Dios que el catolicismo moderno. Como acabo de decir, no saben otra cosa, pero hasta cierto punto lo saben en cierta forma. Los tipos inteligentes reconocen que la Iglesia católica -la buena, podría decirse- sería la verdadera Iglesia. Por eso muchos se convierten. Pero en el punto en que se encuentra la Iglesia católica hoy en día, diría -o mejor dicho, nosotros diríamos en el infierno- que el protestantísmo se encontrará en breve en mejor posición.

E:  ¡Continúa diciendo la verdad, por orden de la Santísima Virgen, y solamente la verdad!

J:  ¡Y además, el sermón! Hay sitios en que los sermones los dicen las mujeres. El de arriba (señala hacia arriba) no lo  quiere.

E:  ¡Continúa diciendo la verdad y únicamente la verdad, por orden de la Santa Virgen!

J:  Dios quiere que el sermón lo diga un hombre consagrado, porque así tiene más efecto sobre los fieles. Una mujer no consagrada, no puede tener, ni con mucho, la misma eficacia, sin tener en cuenta con que la gente no se concentra en absoluto sobre el sermón. Una mujer que predica, ya no es buena, no puede predicar seriamente, porque si fuera buena y si tuviera todavía un espíritu serio, no predicaría. La imitación de Cristo, las virtudes, la cruz y los santos: estas cuestiones apenas si se citan hoy en la misa o en los sermones. En la mayor parte de los sitios, ni siquiera los sacerdotes consagrados las tratan.

E:  ¡Continúa diciendo la verdad por orden de la Santísima Virgen, no digas más que la verdad!

J:  Si esta mujer no llega a la profundidad del asunto en su predicación, ¿cómo puede sacar un fruto el pueblo? Lo más que puede suceder, es que tengan ideas extrañas, aunque no siempre; pero en todo caso, semejante sermón no sirve para nada.

E:  ¡Di la verdad por orden de la Santa Virgen y solamente la verdad! ¡Di lo que la Santa Virgen quiere decir por ti!




Etiquetas: Advertencias del más allá

Keylor Navas, mejor portero de la Liga, da las gracias a Dios

Protestante DigitalKeylor Navas

Keylor Navas, mejor portero de la Liga, da las gracias a Dios Premiado en la Gala de la Liga por su gran temporada en las filas del Levante, agradeció a Dios, a su familia y ex compañeros de equipo. 

28 DE OCTUBRE DE 2014   Keylor Navas, premiado en la Gala de la Liga. El premio al mejor portero de la Liga BBVA fue a parar a Keylor Navas. El guardameta, ahora en el Real Madrid, hizo una gran temporada en el Levante y fue clave para su equipo. 
Keylor se impuso a los guardametas Willy Caballero y Thibaut Courtois. El costarricense comenzó dando gracias “a Dios”. “Es un privilegio poder estar aquí y agradezco a mis excompañeros del Levante este premio. 

Doy las gracias por acompañarme en los momentos difíciles. También me acuerdo de mi familia. Espero poder estar aquí el año que viene”, dijo el guardameta de Costa Rica. En declaraciones posteriores a la Liga LFP, Navas comentó que había tenido “un gran año” y que el premio le motivaba “a seguir esforzándome para hacer grandes cosas. Intento ser un profesional y aprovechar mis oportunidades”. Más tarde en un tuit, Keylor Navas expresó una vez más su agradecimiento. 

Gracias a Dios, a mi familia, a ex compañeros del Levante y a todos los q me apoyan. Siento gran orgullo por este premio”, expresó el guardameta. El portero del Real Madrid siempre ha dado una importancia central en su vida a su relación con Dios. Es habitual verle orar antes de comenzar los partidos. Llamó asimismo la atención que llevase una Biblia consigo el día que fue presentado ante su nueva afición. Navas ha dicho que la Biblia es su guía y que la lee a diario. . 

«No es misericordioso contar mentiras a la gente»



30/10/14 

(America Magazine/InfoCatólica) Por su interés, reproducimos parte de la entrevista de America Magazine al cardenal Francis George.

El asunto de los católicos divorciados y vueltos a casar sin anulación matrimonial parece que se va a tratar en el próximo Sínodo extraordinario de obispos. ¿ Tiene sugerencias sobre cómo hacer frente al asunto de los católicos que se han vuelto a casar sin recibir la nulidad del primer matrimonio y sugerencias a cerca de cambios en el proceso de nulidad?

Pienso que tenemos que escuchar con cuidado lo que se diga a cerca de las discusiones del Sínodo. El proceso de juzgar la sacramentalidad de un matrimonio debe volverse a pensar con cuidado; pero tiene que permanecer fuera del ámbito de la conciencia. Nadie es juez de su propia causa, como dice el proverbio. El autoengaño es un peligro que tiene que ser abordado en el ámbito judicial o su equivalente. He escuchado muchas buenas sugerencias a cerca de cómo mejorar el actual sistema de nulidades. Espero que sean escuchadas. La práctica pastoral, por supuesto, también debe reflejar convicción doctrinal. 

No es «misericordioso» contar mentiras a la gente, como si la Iglesia tuviera autoridad para dar a alguien permiso de ignorar la ley de Dios. Si los que participaron en un matrimonio sacramental siguen vivos, entonces lo que Cristo hizo al unirlos no se puede deshacer, a menos que un obispo piense que él es el Señor del universo. La dificultad de dar la comunión a los participantes de un matrimonio no sacramental no viene de haber pecado al entrar en una unión no sacramental. Como cualquier pecado, puede ser perdonado. La dificultad viene de las consecuencias de vivir en esa unión. Es estúpido creer que una excepción públicamente permitida aunque limitada a la disciplina del sacramento, se mantendrá restringida mucho tiempo. Cuando se habla de actuar pastoralmente, un obispo tiene que preguntarse lo que es bueno para toda la Iglesia, no solamente lo que podría ser de ayuda a una pareja individual. Cómo todo el discurso pastoral a cerca del matrimonio cambiará con un cambio de disciplina es una cuestión que debe ser respondida antes de tomar cualquier otra decisión.

El final de los Tiempos (M Restrepo)


Una historia del Purgatorio

El barón Juan Sturton,  noble inglés, era católico en el fondo del corazón, aunque, para guardar las apariencias y no verse perjudicado, asistía a los oficios protestantes. A pesar de la apariencia, escondía en su casa a un sacerdote católico, pensando que con eso tendría la posibilidad de reconciliarse con Dios en el último momento, antes de su muerte. Pero le sorprendió la muerte con un accidente, y como a menudo ocurre, por un justo decreto de Dios, no pudo realizar su conversión. Sin embargo, por la misericordia divina, teniendo en cuenta lo que había realizado por la Iglesia perseguida, le concedió la gracia de la contrición perfecta, pero le tocaría pagar caro su descuido culpable.

Muchos años  pasaron; su viuda de volvió a casar; tuvo niños, y es una de sus hijas, lady Arundell, quien cuenta este hecho, como testigo de cargo.

  « Un día, mi madre rogó al P.Corneille, jesuita de muchos méritos, que debía morir más tarde mártir de la fe católica, celebrar misa para el descanso del alma de Juan Sturton, su primer marido; aceptó la invitación, y cuando estaba en el altar, entre la consagración y el memento de los muertos, se quedó mucho tiempo en oración; después de la misa, hizo una exhortación en la cual contó que acababa de tener una visión: delante de él se extendía un bosque inmenso, que era sólo una hoguera vasta; en medio se agitaba el barón, dando gritos lamentables, llorando y acusándose de la vida culpable que había llevado. Después de haber hecho la confesión detallada de sus faltas, el desgraciado había acabado con las palabras que la Escritura ponía en la boca del mendigo. ¡ Piedad, piedad! ¡ Ustedes por lo menos son mis amigos, pues la mano del Señor me golpeó! Y había desaparecido.

  Mientras que el Padre Corneja contaba estas cosas, lloraba mucho, y toda la familia que lo escuchaba, en total de ochenta personas, también. De repente mientras que el padre hablaba, todos percibieron en la pared donde fue adosado el altar como un reflejo de ascuas, en señal de que lo que decía el padre era cierto. Su familia rezó por él, pero no se supo nada mas del infeliz!

miércoles, 29 de octubre de 2014

¿Debe un cristiano celebrar Halloween?

Las Dominicas de Lerma explican qué es Halloween: no es cristiana; culto a satanás; brujería...

Las Dominicas de Lerma explican qué es Halloween: no es cristiana; culto a satanás; brujería...
Halloween
Actualizado 26 octubre 2014







  
Las Dominicas de Lerma son religiosas contemplativas que viven en ese pequeño pueblo de Burgos (España).
Estas monjas de clausura suelen recibir muchas preguntas e inquietudes, y entre ellas está el llamado "asunto Halloween", que en los últimos años ha disparado la preocupación de muchos fieles que ven en esta fiesta pagana una connotación anticristiano..

¿Que es esta fiesta de Halloween? 
Las Dominicas de Lerma responden a lo que muchas personas les preguntan: "¿Debemos o podemos celebrar esta fiesta?". Y esta es la respuesta de las religiosas:

«Primero habría que preguntarse: ¿Pero en realidad qué es esta fiesta de Halloween? ¿Quién se esconde detrás de ella?

»1. NO es una actividad cristiana. Ninguna iglesia de denominación cristiana celebra esta fecha. Ni católicos, ni evangélicos, celebramos y nunca celebraremos una noche dedicada a la exaltación de la brujería en ninguna de sus formas.

»2. Va contra las enseñanzas de Jesús. Jesús está en contra de la brujería en todas sus formas: espiritismo, hechicería, adivinación, lectura de cartas, horóscopos, astrología y tantas máscaras con que se encubre la maldad. Estas han sido declaradas enemigas de la Palabra de Dios desde tiempos muy remotos y van contra todas las enseñanzas de nuestro Señor, quien dice claramente que "el que no está conmigo está contra mí". Hay innumerables referencias bíblicas donde se condena el uso de toda estas clases de mal.

»3. Sirve para rendir culto a satanás. Aunque en apariencia es una actividad recreativa y muy llamativa, sobre todo para los niños, su verdadero significado sigue oculto a nuestros ojos. En muchos países, incluyendo el nuestro, los grupos satánicos usan esa noche para un "culto" especial dedicado a satanás y en muchos países alrededor del mundo, se hacen sacrificios humanos, sobre todo de niños que han sido secuestrados de sus hogares y que son ofrecidos como víctimas inocentes en una noche de lujuria, drogas, alcohol y toda clase de desenfrenos, en las llamadas "misas negras".

»4. Se opone al primer mandamiento. Este tipo de actividades, ni exalta el nombre de Jesús, ni tiene nada que ver con su Padre Celestial y mucho menos con el Santo Espíritu del Dios Altísimo. Por lo tanto, va en contraposición al primer mandamiento de amar a Dios con toda nuestra alma, nuestra mente, nuestro corazón, con todas nuestras fuerzas, en fin con todo nuestro ser.

»5. Participar es olvidarse de Dios. Participar quiere decir "ser parte de": si tu participas estsá siendo parte de esta tremenda responsabilidad espiritual: No sólo se está alejando u olvidando de la adoración al Dios Eterno e Inmortal, sino que está siendo parte de una actividad que glorifica a las brujas y a su padre satanás.

»6. Contamina y esclaviza a nuestros niños. No hay magia blanca y magia negra, no hay brujas buenas y brujas malas. Toda la actividad demoníaca se disfraza y se oculta para ganar adeptos y así muchas veces "vestimos" a nuestros niñitos como "brujitas" y "diablitos". Jesús dijo: "Dejad que los niños vengan a mí y NO SE LO IMPIDÁIS, porque de los tales es el Reino de los Cielos". Jesús necesita a sus niños libres de toda clase de máscaras y limpios de toda contaminación.


»Ahora deja que tu amor al Señor decida sobre esta fiesta y realmente si quieres vivir de Cristo no le sustituyas por nada. Feliz domingo. VIVE DE CRISTO

»Otros nexos evidentes entre Halloween y el ocultismo son los siguientes:
1• Lámparas dentro de calabazas: Representan imágenes demoníacas.

2 Media Luna: Representa la magia

3 Manzanas: Para adivinar suertes.

4 Murciélagos y lechuzas: Asociadas a la creencia de comunicación con los muertos.

5 Fantasmas y duendes: Mensajeros privilegiados "especiales" para transitar entre los paganos.

6 Gato negro: Reencarnación de los muertos malvados.

7 Pentagrama con un círculo: Símbolo de protección.

8 Escobas: Ejercitan la energía liberada.

9 Esqueletos: Abundan entre el anochecer y las tinieblas de Halloween.

10 Estrella de cinco picos con media luna: Representa la magia.

11 Los disfraces de Halloween: Podrían proceder de la idea de los druidas célticos, según se cree, los participantes en una ceremonia usaban cabezas y pieles de animales para adquirir la fuerza del animal que representaban.

12 La costumbre del "regalo o travesura": Proviene de la tradición irlandesa en que un hombre conducía Iuna procesión para recoger contribuciones de los labradores, para que los cultivos no quedaran malditos por los demonios.

13 Pescar manzanas en un tonel con agua: Viene de una antigua práctica de adivinación del futuro. El participante que lograba agarrar una manzana con los dientes podía contar con que le saldría bien su romance con la persona de su elección.

14 Las avellanas: Se usaban para la adivinación de asuntos amorosos.  Algunas golosinas de Halloween tenían objetos adentro que servían para adivinar el futuro».

Bárcena: inauditas las declaraciones del card Ravasi

'En el arco parlamentario no hay un partido en el que no haya masones' El profesor Alberto Bárcena, experto en masoner...