miércoles, 31 de diciembre de 2014

La terrible carta de Gema Galgani


La carta de santa Gema está fechada el 13 de octubre de 1901, y la dirige, por mandato del Cielo, al que sería su director espiritual, el P. Germán de san Estanislao, pasionista. 
Carta de santa Gema Galgani.

Padre mío: no puede imaginarse la de veces es que en estos días habré tomado la pluma en la mano para escribirle. Me parece que son muchas las cosas que tengo que decirle, pero siento tal repugnancia en decirlas, que no se lo puede figurar. Y hace más de diez días, padre mío, que he recibido que Jesús el mandato de decirle estas cosas que quiero decirle, pero que ni aún a Jesús obedezco.

Antes de todo he pedido a las muchas almas buenas que rezasen a Jesús, para que Jesús antes que nada me diese fuerzas para escribir cosas que tanta repugnancia me causan; luego, que preparase el corazón de mi padre (si es verdaderamente Jesús) para que esté dispuesto a contentar al Corazón Sacratísimo de mi Jesús, y a darle la satisfacción que este Corazón tanto demanda; además... oh, padre, padre, ahora mismo es tal mi repugnancia, que me parece imposible seguir adelante.Acabo de estar con monseñor, que me ha dado permiso para escribirle con toda libertad…

No sé por dónde empezar pero Jesús me ayudará. Hace varios días que después de la Sagrada Comunión Se deja sentir de tal manera que apenas puedo resistirlo, y me siento morir; me habla de ciertas cosas, que ha sido necesario toda la buena voluntad de Jesús para hacérmelas entender. Hará unos diez días que, apenas recibido, me hizo esta pregunta: "Dime, hija, ¿me amas mucho?"... ¿Y que responder a esto, padre mío?... El corazón respondió con sus palpitaciones. "Y si me amas -añadió-, ¿harás cuanto Yo quiero?”... También a esto el corazón respondió, manifestando el deseo que tenía. “Es un negocio importante, hija mía: tienes que comunicar cosas grandes a tu director”… A lo que, padre mío, respondí con estas palabras: “¡Oh, Jesús! –le dije- por caridad: no mandéis que vaya a monseñor; ya sabéis bien, ¡oh, buen Jesús! que éste no hace caso de las cosas de mi fantasía”. Y Jesús entonces: “No, no; quiero que te dirijas a tu padre (su director espiritual el P. Germán).Espero que él ha de dar a mi Corazón la satisfacción que deseo”.

santa GemaY me parece que siguió diciendo: “Hija mía –exclamó suspirando- ¡cuánta ingratitud y malicia hay en el mundo! Los pecadores siguen viviendo en la pertinaz obstinación de sus pecados. Mi Padre no les puede tolerar por más tiempo. Las almas viles y flacas no se hacen ninguna violencia para vencer la carne. Las almas afligidas se amedrentan y desesperan. Las almas fervorosas poco a poco van cayendo en la tibieza. Los ministros de mi santuario…” Al decir estas palabras Jesús se paró, y luego prosiguio: “A ellos a quienes he confiado la continuación de la obra de la Redención…” Jesús se volvió a callar de nuevo… “A esos támpoco mi Padre puede tolerarlos ya. Yo les doy continuamente luz y fuerza, pero ellos… Ellos, a quienes yo he tratado siempre con particular predilección; ellos, a los que siempre he mirado como a la pupila de mis ojos”… Jesús se volvió a callar y suspiró. “Constantemente, sólo recibo de las criaturas ingratitud y malos tratos; la indiferencia va cada día en aumento, nadie se arrepiente. 

Y Yo, en cambio, desde el cielo, no hago sino dispensar gracias y favores a todas las criaturas; luz y vida a la Iglesia; virtud y poder a quien la dirige; sabiduría a los encargados de ilustrar a las almas envueltas en tinieblas; constancia y fortaleza a las que deben seguirme; gracias de todas clases a cuantos justos y aún pecadores yacen escondidos en sus antos tenebrosos; hasta allá dentro hago yo llegarles mi Luz, allí les enternezco y hago lo posible para convertirles… Más ellos… ¿Cuál es el fruto de mis afanes? ¿Qué correspondencia hallo en las criaturas por mí tan amadas? Al ver lo que veo, me siento traspar de nuevo el corazón”… 

¡Oh Jesús! Pero vayamos adelante, padre mío… 

“Nadie se cuida ya de Mi amor; Mi corazón está olvidado, como si nada hubiese hecho por su amor, como si nada hubiera padecido por ellos, como si de todos fuera desconocido. Mi corazón está siempre triste. Solo Me hallo casi siempre en las iglesias, y si muchos se reúnen, lo hacen con motivos bien distintos de los que Yo quisiera; y así tengo que sufrir viendo a mi Iglesia convertida en teatro de diversiones; veo que muchos, con semblante hipócrita, me traicionan con comuniones sacrílegas”…








manuscrito de la autobiografía de santa Gema quemada por el demonioJesús habría continuado, pero yo me vi obligada a exclamar: “Jesús, Jesús, yo no puedo más!... ¡Si pudiese!...”

Jesús estaba conmovido; se paró un poco, y luego prosiguió dulcemente: “Hija, tengo necesidad de almas que Me consuelen, cuando son tantas las que Me disgustan. Tengo necesidad de víctimas, pero víctimas de verdad. Para calmar la ira divina y justa de mi Padre celestial, necesito almas que con sus padecimientos, tribulaciones y asperezas, satisfagan por los pecadores y los ingratos. ¡Oh, si pudiera hacer comprender a todos cuan irritado está mi divino Padre contra el mundo!... Nada hay capaz de contenerlo. Esta preparando un castigo terrible para todo el género humano.¡Cuántas veces he tratado de calmarlo! La vista de mi cruz y mis padecimientos no son ya bastante a contenerlo. Muchas veces Le he calmado presentándole un grupo de almas escogidas, de víctimas heróicas. Sus penitencias, sus asperezas y sus actos heróicos Le han aplacado. También ahora para aplacarlo Le he presentado alguna de estas almas, pero Él me dice: “ No, no puedo más.” Y es que estas almas, hija mía, no pueden bastar para tanto. Son pocas.”

Se me ocurrió entonces preguntarle: “¿Y cuales son esas almas?” A lo que Jesús: “Las hijas de mi Pasión.” Quedé asombrada, porque yo pensaba si serían las sepultadas vivas, por ser las más escondidas. Jesús continuó. “Si supieras, hija mía, cuántas veces he visto calmarse a mi Padre, presentándole estas almas!.. pero ahora son muy pocas, no son suficientes.”

Yo callaba: “Hija mía –me dijo- escribe inmediatamente a tu padre y dile que vaya a Roma, que exponga este deseo mío al Santo Padre, que le diga que un gran castigo amenaza al mundo, y que necesito víctimas. Mi padre celestial está sobremanera indignado. Yo os aseguro que si dan a mi corazon la satisfacción de hacer aquí en Luca una nueva fundación de religiosas Pasionistas, aumentando así el número de estas almas, las presentaré a mi Padre, y Él se aplacará. Dile que éstas son mis palabras, y que será el último aviso que Yo le doy, habiendo manifestado sobradamente mi voluntad. Di a tu padre que me de esta satisfacción.”

Se va el P. General de la Compañía de Jesús y que no vuelva..




Adolfo Nicolás Pachón, Prepósito General de la Compañía de Jesús, ha anunciado que se va, convocando la Congregación General que elegirá su sucesor en 2016. Año en el que el P. Nicolás cumplirá 80 años. 

Persona de escasísimo carisma no hizo nada por remediar la gravísima crisis que atraviesan los jesuitas desde el Concilio Vaticano II. En días anteriores al mismo llegaron a superar los 36.000 miembros. Desde entonces cada año pudieron decir con verdad hoy somos menos que ayer pero más que mañana. Al día de hoy apenas superaran los 17.000 si no han perdido ya ese listón. Se han dejado en el camino más de la mitad de sus efectivos. Y la disminución continúa con trágicas perspectivas pues de los que quedan, 8.000 tienen más de 70 años y de ellos aproximadamente la mitad está incapacitada o casi para todo ministerio.  Las bajas por defunción van a ser numerosísimas en los próxinos años y las vocaciones muy escasas. Y en la Europa occidental prácticamente habrán desaparecido.

El P. Nicolás deja un Compañía secularizada, anciana, en rebeldía parte de ella con el dogma y la moral de la Iglesia y ante un negrísimo mañana. Su marcha será sin duda un alivio pero caben pocas esperanzas de que un cuerpo enfermo elija un P. General que intente revivir al moribundo. Que haría volver a los electores a la vida común, la pobreza, la oración, la sotana, la obediencia... Y están felices con la situación actual de comodidades y de hacer cada uno lo que le dé la gana. Sin tener que dar cuenta a nadie de a donde van ni de lo que hacen. Sobre todo si no piden dinero. Hay casas que no son más que un hotel donde van a comer y a dormir. Cuando van. 

Soy muy pesimista respecto a que la próxima Congregación General, ya anunciada, vaya a arreglar algo. Pero lo que es indudable es que nos librará de un inútil fracasado. Podría ocurrir, sería difícil pero en esta degradación progresiva en la que vivimos todo es posible, que el nuevo General sea todavía peor que Nicolás. Pero la desaparición del palentino es ya en sí una buena noticia. Con el sucesor cabe la esperanza, aunque sea remotísima, de que se salve la Compañía. Con Nicolás era imposible.

- See more at: http://www.gaceta.es/cigona/p-general-compania-jesus-21052014-0612#sthash.ZDsE3Ou6.igJ5YNDG.dpuf

El Anticristo será un aliado del Falso Profeta

25 de Febrero, 2013 

Mi amadísima hija, los tiempos que se avecinan sacudirán al mundo de su adormecimiento, sin importar qué religión, si en su caso existe alguna, la gente sigue, porque la voz del cuerno pequeño dominará la atención de todo el mundo. 

Sentado en la silla de Pedro, este impostor gritará fuerte y orgullosamente proclamará su solución para unir a todas las iglesias como una sola. Aclamado como un innovador moderno, será aplaudido por el mundo secular porque va a consentir el pecado.

Él traerá nuevas leyes, las que, no sólo contradecirán las Enseñanzas de la Iglesia Católica, sino que irán en contra de todas las leyes Cristianas. Los sacerdotes que se oponen a estos Mensajes se verán obligados a reconsiderarlos cuando la terrible verdad sea revelada. La Verdad de Mi Palabra, dada a ti, hija Mía, poco a poco, al fin les iluminará. ¡Cómo llorarán de pena cuando se den cuenta que soy Yo, Jesucristo, quien  --con la Bendición de Mi Padre-- te revela las profecías del fin de los tiempos con todo detalle.

Y luego devorarán cada Palabra de Mis Sagrados Labios a medida que revelo más eventos venideros, para preparar a la humanidad. Es esencial que las personas escuchen y respondan a Mi Llamado, para que pueda salvar a todos de las garras de la bestia.

El falso profeta, que mientras tanto se ocupa de sus grandes ambiciones para impresionar a los Católicos del mundo, será hecho a un lado por un tiempo, porque el anticristo entrará ahora en el escenario mundial, como fue predicho. Cuando escuchéis los informes de los medios de comunicación sobre el nuevo prometedor, hábil, y pacífico negociador, sabréis quién es él. Él será un aliado muy cercano del falso profeta, y está muy claro quién es él --el hijo de Satanás.

Recordad que no importa cuán aterrador pueda ser esto, Yo, Jesucristo, Soy el Rey. Ningún hombre, ningún enemigo, tiene más poder que Dios. Pero la batalla por las almas debe ser peleada, como fue predicho. Mediante la difusión de Mi Palabra, Mis Mensajes y Mis Oraciones, me ayudaréis a salvar las almas que necesito, para que Mi Nuevo Paraíso pueda ser poblado con todos los hijos de Dios.

Confiad siempre en Mí, vuestro Jesús, mientras os guío y protejo durante esta abominación en la tierra. Os prometo que el período será corto.
Vuestro Jesús


Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a25-feb-2013-el-sera-un-aliado-muy-cercano-al-falso-profeta-y-esta-muy-claro-quien-es-el-el-hijo-de-satanas/

El Aviso dividirá al mundo en 2 partes

24 feb 2013 El Mayor Error que podéis cometer es Suponer que sólo los pecadores empedernidos son echados al fuego del infierno


Mi amadísima hija, cuando el mundo experimente el Gran Aviso será dividido en dos partes.
La primera parte consistirá en aquéllos que han aceptado la Confesión, y cuyas almas han sido envueltas por el Espíritu Santo. Desde ese día, su conversión será completa, y debido a esto, ellos sufrirán a manos de aquellos que rechazan Mi Mano de Misericordia.
La segunda parte se compone de aquellas almas endurecidas cuya lealtad es para la bestia y que se han comprometido en cuerpo y alma a Satanás, deliberadamente y con pleno conocimiento de lo que están haciendo. Pues ellos creen en el así llamadao paraíso que él(Satanás) les ha prometido, que por supuesto no existe. Su destino es el sufrimiento eterno en el fuego del Infierno.
También están aquellas almas que no creen en Dios o en Mí, su Salvador,  Jesucristo. Mi Misericordia no será aceptada por muchos de ellos. Estos no se preocuparán por el estado de sus almas, porque creen que no tiene importancia. Estos son los ateos --muchos de los cuales son personas de buen corazón, pero que creen que ellos controlan sus propias vidas y que sus anhelos de los placeres mundanos les mantendrán en esta vida; y que esto será suficiente para traerles paz y satisfacción, que por supuesto, no puede ser, porque es imposible mientras el pecado no sea erradicado.
Su terquedad significa que, a menos que cambien y me acepten, Jesucristo, no pueden ir a Mi Padre. No se les puede dar acceso al paraíso que Él ha creado para todos Sus hijos.
El mayor error que podéis cometer es suponer que sólo los pecadores empedernidos son echados al fuego del Infierno. Lamentablemente todos los que rechazan a Dios, no pueden estar cerca de Dios, ni tampoco pueden ser obligados a aceptarlo. Su libre albedrío(voluntad) es el gran Regalo que les ha sido dado por Dios. Este no puede ser arrebatado por la fuerza de ningún tipo. Será por su propia voluntad, la que dictará su destino. O bien eligen Mi Mano y entran en el Paraíso, o aceptan las mentiras sembradas en sus mentes por Satanás, lo cual sellará su destino.
Vuestro Jesús



Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a24-feb-2013-el-mayor-error-que-podeis-cometer-es-suponer-que-solo-los-pecadores-empedernidos-son-echados-al-fuego-del-infierno/

Mi pasión por la música y el Opus Dei


Al consagrarse a Mí, Yo trazo mi Cruz es sus frentes

5.05.1992

Mi niña, Yo te doy Mi Paz.  Escribe

Yo soy su Rey, y estoy aquí para marcar una Cruz sobre las frentes de todos aquellos que son sinceros y que verdaderamente Me aman. Ustedes deben decir Conmigo la Consagración a Mi Sagrado Corazón (1) y mientras la están diciendo, con Mi Dedo, Yo los estaré marcando con Mi Signo.  Mi Cruz será el Signo entre ustedes y Yo, y Yo los amaré con todo Mi Corazón y los protegeré y los perfumaré con Mi Fragancia. 

Conságrense a Mi Sagrado Corazón y al Inmaculado Corazón de su Madre Bendita, para que Yo pueda hacer de sus corazones Mi Jardín, Mi Lugar de Reposo y Mi Palacio. 

Regresen a Mí con todo su corazón. No vengan y se paren delante de Mí con un corazón dividido; vengan a Mí y Yo dejaré una Bendición en ustedes mientras pasan a Mi Lado. Yo soy su Esperanza, así que abran sus bocas para invocarme con su corazón y Yo llenaré su boca para que Me alaben y Me honren. 

Mis hijos, Mis hijas, sean amables unos con otros, ámense los unos a los otros como Yo los amo, para que en el Día del Juicio puedan encontrar Mi favor. Yo les digo, que están llegando los días cuando el fruto inmaduro ya no tendrá ninguna utilidad, pues su Rey, Quien les habla hoy, revelará Su Gloria y ustedes Lo verán Cara a cara: así es que benditos son aquellos que estén preparados para recibirme, ellos serán llamados herederos del Altísimo. 

Sean uno. ¡Ecclesia revivirá!  

**************************++



1- Consagración que me fue dictada por el Sagrado Corazón el 26 de enero de 1992:
Vassula de Mi Sagrado Corazón, ¿quieres consagrarte enteramente a Mí? 

Sí, mi Señor, yo quiero. 

Entonces, di estas palabras: 

Sagrado Corazón de Jesús, 

ven e invádeme completamente 
para que mis motivos sean Tus Motivos, 
mis deseos Tus Deseos, 
mis palabras Tus Palabras, 
mis pensamientos Tus pensamientos, 
después déjame entrar en lo 
más profundo de Tu Sagrado Corazón.  

Anonádame por completo
Yo, Vassula, adoraré Tu Sagrado Corazón,
desde el fondo de mi corazón. 
Prometo servir a Tu Sagrado Corazón
con un fuego interior. Te serviré con celo,
con más fervor que antes. 


Soy débil pero sé que Tu Fuerza me sostendrá. 
No me permitas perderte de vista
ni dejes que mi corazón se dirija hacia otro lado.
Yo, Vassula, buscaré sólo Tu Sagrado Corazón 
y Te desearé únicamente a Ti. 

Sagrado Corazón de Jesús, 

hazme detestar todo lo que es 
contrario a Tu Santidad y a Tu Voluntad. 
Purifícame una y otra vez y no permitas 
que ningún rival permanezca dentro de mí. 
Desde hoy, estrecha los lazos de Amor 
con los cuales me has sujetado
y haz que mi alma tenga sed de Ti 
y mi corazón anhele de amor por Ti.

Sagrado Corazón de Jesús, 

no esperes más. Ven y consume todo mi ser 
en las Llamas de Tu ardiente Amor. 
Que todo lo que yo haga a partir de ahora
sea únicamente para Tus Intereses y para Tu Gloria, 
sin buscar nada para mí. 

Yo, Vassula, Te consagro mi vida a Ti y, 
a partir de hoy, quiero ser la esclava de Tu Amor, 
la víctima de Tus Ardientes Deseos y de Tu Pasión,
un bienhechora para Tu Iglesia, y el juguete de Tu Alma. 

Haz que mis actitudes se asemejen a las de Tu Crucifixión,
a través de la amargura que experimentaré 
ante la sordera de las almas y al verlas caer. 
Concede a mi alma todo lo que ella pueda soportar. 

Sagrado Corazón de Jesús, 

no me niegues Tu Cruz, como el Padre no Te la negó a Ti.
Detén mis ojos, mis pensamientos y mis deseos
para que sean cautivos de Tu Sagrado Corazón. 

Soy indigna y no merezco nada
pero ayúdame a vivir mi acto de consagración
siéndote leal, invocando incansablemente
Tu Santo Nombre. Haz que mi espíritu 
rechace todo lo que no seas Tú. 

Sagrado Corazón de Jesús, 

haz soportar a mi alma, más que nunca, 
las Señales de Tu Cuerpo, 
para la conversión de las almas. 
Yo, Vassula, someto voluntariamente
mi voluntad a Tu Voluntad, ahora y siempre. 
Amén.


Y ahora, Mi Espíritu descansará en ti   ... Vassula, Me complace verte pasar tu tiempo Conmigo. Todos tus sacrificios hechos en Mi Nombre no serán en vano.

Pagad la culpa de la Tierra, ayunando, sacrificándose y con plegarias

Habla Nuestra Madre Bendita: 

Hijos de Mi Corazón, en estos días están viendo al mundo haciéndose pedazos, derribándose a sí mismo. La Tierra está derrocando a Mis hijos, destruyéndolos y trayendo desastre tras desastre en muchas familias. Los cimientos de la Tierra se están convulsionando por la maldad que ella produce. Yo les digo, mientras continúen permitiéndole al Maligno que los esclavice, muchos serán enterrados en el polvo del pecado. Yo les pido y les imploro que entierren todo lo que no sea santo. 

¿Cuánto tiempo van a dudar en proponerse a encontrarlo a Él Quien más los ama? ¿A su Esposo y su Creador? Aquél que les dio su Redención y su Herencia. El Reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo, los llama a lo largo del día. Ustedes pueden convertirse en los constructores y cultivadores de esta generación. Pueden convertirse en los reparadores de esta Tierra. Paguen la culpa de la Tierra, ayunando, sacrificándose y con plegarias del corazón. 

Dichosos los pacificadores: ellos serán llamados hijos de Dios.  Reciban Mis Bendiciones.

A Vassula Ryden

Ofrecedme todo lo que padezcáis y Yo salvaré a otras almas

07 enero 10 del libro "Dadme de beber"


Ovejas de Mi rebaño, sacerdotes, obispos, cardenales, seglares, vuestros sufrimientos salvarán a otras almas que están a punto de sucumbir


Los rumores de que ya están cerca el final de los tiempos son ciertos, aunque inexactos. Yo, Jesús, os hablo.

Ninguna de Mis ovejas, ninguna, debe temer nada, pues a quien Me ha servido en amor y entrega no permitiré que nada malo le suceda, aunque eso hijos Míos, no quiere decir que no padezcáis, pues ved que Mi Santa Madre no le sucedió nada malo, nadie la tocó, nadie la vapuleó, pero no por eso dejó de padecer, más bien nadie ha padecido como Ella. Yo, Jesús, os hablo.

Pero hijos, ovejas de Mi rebaño, sacerdotes, obispos, cardenales, seglares, vuestros sufrimientos serán salvadores, salvarán a otras almas que están en la cuerda floja a punto de sucumbir, por eso, aceptad y ofrecedme todo lo que os pase, todo lo que padezcáis en vuestro interior, en vuestro ánimo, y pensad que muchos de esos padecimientos que tengáis, no solo os purificarán sino que salvarán a muchos de vuestros parientes que sin ser malos del todo, viven en tibieza y mediocridad. Yo, Jesús, os hablo.

No especuléis, hijos Míos, con fechas, pues si no se cumplen las cosas anunciadas en las fechas que decís, muchos fieles pueden perder hasta la fe, solo vivid en expectación, esperando todo que ya está cerca, y no digáis fechas, no las digáis por el bien de las almas, solo ved y analizad los signos de los tiempos. Yo, Jesús, os hablo.

Recordad que en Mi primera venida el Bautista decía ya está cerca el Reino de Dios, ya está cerca el que ha de venir pero nada de fechas concretas, porque quien Me espera debe hacerlo en paz y sin temor, y las fechas pueden producir hasta pánico. Yo, Jesús, os hablo.

Ved, hijos Míos, que el Bautista Me preguntó: ¿Eres Tu el que había de venir o tenemos que esperar a otro? (Mt 11, 3) Porque él vio los signos de los tiempos en Mi primera venida, y con esos mismos signos Yo le respondí: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el Evangelio (Mt 11,5)

Por eso, hijos Míos, estad preparados y en alerta, con vuestras lámparas de aceite dispuestas para anunciar a todo el mundo que ya estoy muy cerca, y que Yo y Mi Santa Madre vendremos en gloria y majestad para apartar a las ovejas de las cabras (Mt 25, 33) y dar a cada uno según sus méritos. Por eso, hijos Míos, disponed vuestras almas en condiciones adecuadas para merecer la entrada en Mi Reino, aceptando las pruebas que tengáis sin exasperados, y reparando cuantos pecados y faltas cometisteis o cometéis cada día. Yo, Jesús, os hablo y os doy todo Mi amor. La paz de Dios Altísimo esté con todos vosotros.

Ante el Juicio divino

N.36 Santa Faustina ante el Juicio divino

Una vez fui llamada al juicio de Dios. Me presenté delante del Señor, a solas. Jesús se veía como durante la Pasión. Después la Pasión. Después de un momento, estas heridas desaparecieron y quedaron sólo cinco: en las Manos, en los Pies y en el Costado.

Inmediatamente vi todo el estado de mi alma tal y como Dios la ve. Vi claramente todo lo que no agrada a Dios. No sabía que hay que rendir cuentas ante el Señor, incluso de las faltas más pequeñas

¡Qué momento! ¿Quién podrá describirlo? Presentarse delante del tres veces Santo, Jesús me preguntó: ¿Quién eres? Contesté: Soy tu sierva, Señor. Tienes la deuda de un día de fuego en el Purgatorio.

Quise arrojarme inmediatamente a las llamas del fuego del Purgatorio, pero Jesús me detuvo y dijo: ¿Qué prefieres, sufrir ahora durante un día o durante un breve tiempo en la tierra? Contesté: Jesús, quiero sufrir en el Purgatorio y quiero sufrir en la tierra los más grandes tormentos aunque sea hasta el fin del mundo.

Jesús dijo: Es suficiente una cosa. Bajarás a la tierra y sufrirás mucho, pero durante poco tiempo y cumplirás mi Voluntad y mis deseos. Un fiel siervo mío te ayudará a cumplirla. Ahora, pon la cabeza sobre mi Pecho, sobre mi Corazón y de él toma fuerza y fortaleza para todos los sufrimientos, porque no encontrarás alivio ni ayuda ni consuelo en ninguna otra parte. Debes saber, que vas a sufrir mucho, mucho, pero que esto no te asuste. Yo estoy contigo.

Sta Faustina impide el castigo de una ciudad



N.39 Santa Faustina ofrece al Padre Celestial la preciosa Sangre y las santísimas Llagas de Jesús como propiciación de los pecados de una ciudad

+ Un día Jesús me dijo que iba a castigar una ciudad, que es la más bonita de nuestra patria. El castigo iba a ser igual a aquel con el cual Dios castigó a Sodoma y Gomorra.

Vi la gran ira de Dios y un escalofrio traspasó mi corazón. Rogué en silencio. Un momento después Jesús me dijo:
Niña Mía, durante el sacrificio, únete estrechamente Conmigo y ofrece al Padre Celestial mi Sangre y mis Llagas como propiciación de los pecados de esta ciudad. Repítelo ininterrumpidamente durante toda la Santa Misa. Hazlo durante siete días. Al séptimo día vi a Jesús en una nube clara y me puse a pedir que Jesús mirara aquella ciudad y todo nuestro país. 

Jesús miró con bondad. Al ver la benevolencia de Jesús empecé a rogarle por la bendición. De repente Jesús dijo: Por ti bendigo al país entero. Y con la mano hizo una gran señal de la cruz encima de nuestra patria. Al ver la bondad de Dios, una gran alegría llenó mi alma.

Pruebas científicas de la Existencia de Dios en la Eucaristía


10 tips para el Nuevo Año

1. Sé sincero. Conócete a ti mismo. ¿Cuál es su virtud más fuerte? ¿Cuál es tu peor defecto? Por lo tanto, adapta tu resolución de modo que refuerce tu lado bueno y combata el malo.

2. Sé concreto. No uses generalidades, no funcionan. Por ejemplo, si tienes que ser más humilde, decir "Voy a ser más humilde," es inútil. Hay que concentrarse en una situación en la que se necesita practicar la humildad y determinarse a mejorar en esa situación concreta. Ej: no querer salirse siempre con la tuya en discusiones, no contestar mal...

3. Sé simple. No lo hagas más complicado. Concéntrate en algo que se pueda ver y medir con facilidad y así no te abrumará cada vez que intentes obtenerlo. De lo contrario, se convertirá en algo abstarcto y tu energía se dispersará y estará mal dirigida. Por ejemplo: voy a confesarme cada quince días, o voy a recitar una oración piadosa nueva al comulgar, o voy a ir a Misa todos los miércoles...



4. Sé razonable. No trates de hacer demasiadas cosas a la vez. Nadie se hace santo en un día. Recuerda: tienes un punto de lucha principal en el cual mejorar y si éste avanza lo demás también mejorará. Para averiguarlo es necesario pedir a diario al Espíritu Santo que me diga lo que debo mejorar o poner en marcha con más urgencia.

5. Sé inteligenteEs mucho mejor hacer algo pequeño todos los días para mejorar en ese punto clave de tu alma que hacer una gran resolución que no se puede mantener durante más de una semana o dos. Lenta y constantemente es como se gana la carrera!

6. Sé humilde. Reconoce que no se puede hacer una buena acción de valor sobrenatural sin la gracia de Dios y la ayuda de intercesión de la Santísima Virgen. Pide la gracia de Dios a través de la intercesión de Nuestra Señora constantemente en todos sus pensamientos, deseos y acciones

7. Sé desinteresado. Recuerda que Dios quiere que defendamos sus derechos e intereses, y compartir con nosotros sus pensamientos y caminos. Y por lo tanto, debemos centrarnos en las cosas que son queridas por Jesús y María y que a veces no están ligadas a nuestros intereses personales. Ej: acercar a otras almas a Dios regalándoles un libro o hablándoles de Él, hacer un comentario en un artículo anticristiano publicado en internet, rezar por nuestro compañeros de trabajo, ir a vistar en familia a Jesús al sagrario, al menos una vez al mes, o hacer una romeria a una iglesia cercana todos juntos una vez al año...  


8. Escríbelo. Es importante anotar tu propósito para repasarlo con frecuencia durante el año  evaluando su progreso desde el momento en que se tomó la resolución.

9. Expresiones públicas de fe. No escondas tu fe. Eso es justo lo que quiere el diablo. Él sabe que cuando  expresas tu fe en público, los demás te ven y esto les anima a seguir tu buen ejemplo. No tener miedo de decir que vamos a Misa, o de bendecir la mesa en un restaurante, de protestar si no se respeta la abstinencia/el ayuno cuaresmal o de la exhibición pública/tiendas de revistas/videos pornograficos, de mandar un mail a un anunciante cuyo spot es inadecuado, poner con el permiso del pres, de la comunidad de vecinos, un belén por Navidad... Te sorprenderás de las buenas reacciones que conseguirás.

10. La devoción a Nuestra Señora. La devoción a la Madre de Dios es la panacea. San Luis de Montfort, dijo que la devoción a Santa María es el camino más fácil, más seguro y más rápido a Jesús, y la senda más segura también para nuestra propia salvación. Si no puedes hacer nada más, reza el Rosario todos los días. San Luis de Montfort escribió:



"Si rezas el Rosario con fe, hasta la muerte, te aseguro que, a pesar de la gravedad de tus pecados 'recibirás la corona inmarcesible de gloria." Incluso si estás al borde de la condenación, incluso si tienes un pie en el infierno, incluso si has vendido tu alma al diablo o eres un brujo que practica la magia negra, e ieres un hereje tan obstinado como un diablo, tarde o temprano te convertirá y modificarás tu vida y salvarás tu alma.

Sí remarco esto: si dices el Santo Rosario con devoción todos los días hasta la muerte con el fin de conocer la verdad. obtendrás contrición y perdón de tus pecados ".


Del America needs Fatima Blog