Al consagrarse a Mí, Yo trazo mi Cruz es sus frentes

5.05.1992

Mi niña, Yo te doy Mi Paz.  Escribe

Yo soy su Rey, y estoy aquí para marcar una Cruz sobre las frentes de todos aquellos que son sinceros y que verdaderamente Me aman. Ustedes deben decir Conmigo la Consagración a Mi Sagrado Corazón (1) y mientras la están diciendo, con Mi Dedo, Yo los estaré marcando con Mi Signo.  Mi Cruz será el Signo entre ustedes y Yo, y Yo los amaré con todo Mi Corazón y los protegeré y los perfumaré con Mi Fragancia. 

Conságrense a Mi Sagrado Corazón y al Inmaculado Corazón de su Madre Bendita, para que Yo pueda hacer de sus corazones Mi Jardín, Mi Lugar de Reposo y Mi Palacio. 

Regresen a Mí con todo su corazón. No vengan y se paren delante de Mí con un corazón dividido; vengan a Mí y Yo dejaré una Bendición en ustedes mientras pasan a Mi Lado. Yo soy su Esperanza, así que abran sus bocas para invocarme con su corazón y Yo llenaré su boca para que Me alaben y Me honren. 

Mis hijos, Mis hijas, sean amables unos con otros, ámense los unos a los otros como Yo los amo, para que en el Día del Juicio puedan encontrar Mi favor. Yo les digo, que están llegando los días cuando el fruto inmaduro ya no tendrá ninguna utilidad, pues su Rey, Quien les habla hoy, revelará Su Gloria y ustedes Lo verán Cara a cara: así es que benditos son aquellos que estén preparados para recibirme, ellos serán llamados herederos del Altísimo. 

Sean uno. ¡Ecclesia revivirá!  

**************************++



1- Consagración que me fue dictada por el Sagrado Corazón el 26 de enero de 1992:
Vassula de Mi Sagrado Corazón, ¿quieres consagrarte enteramente a Mí? 

Sí, mi Señor, yo quiero. 

Entonces, di estas palabras: 

Sagrado Corazón de Jesús, 

ven e invádeme completamente 
para que mis motivos sean Tus Motivos, 
mis deseos Tus Deseos, 
mis palabras Tus Palabras, 
mis pensamientos Tus pensamientos, 
después déjame entrar en lo 
más profundo de Tu Sagrado Corazón.  

Anonádame por completo
Yo, Vassula, adoraré Tu Sagrado Corazón,
desde el fondo de mi corazón. 
Prometo servir a Tu Sagrado Corazón
con un fuego interior. Te serviré con celo,
con más fervor que antes. 


Soy débil pero sé que Tu Fuerza me sostendrá. 
No me permitas perderte de vista
ni dejes que mi corazón se dirija hacia otro lado.
Yo, Vassula, buscaré sólo Tu Sagrado Corazón 
y Te desearé únicamente a Ti. 

Sagrado Corazón de Jesús, 

hazme detestar todo lo que es 
contrario a Tu Santidad y a Tu Voluntad. 
Purifícame una y otra vez y no permitas 
que ningún rival permanezca dentro de mí. 
Desde hoy, estrecha los lazos de Amor 
con los cuales me has sujetado
y haz que mi alma tenga sed de Ti 
y mi corazón anhele de amor por Ti.

Sagrado Corazón de Jesús, 

no esperes más. Ven y consume todo mi ser 
en las Llamas de Tu ardiente Amor. 
Que todo lo que yo haga a partir de ahora
sea únicamente para Tus Intereses y para Tu Gloria, 
sin buscar nada para mí. 

Yo, Vassula, Te consagro mi vida a Ti y, 
a partir de hoy, quiero ser la esclava de Tu Amor, 
la víctima de Tus Ardientes Deseos y de Tu Pasión,
un bienhechora para Tu Iglesia, y el juguete de Tu Alma. 

Haz que mis actitudes se asemejen a las de Tu Crucifixión,
a través de la amargura que experimentaré 
ante la sordera de las almas y al verlas caer. 
Concede a mi alma todo lo que ella pueda soportar. 

Sagrado Corazón de Jesús, 

no me niegues Tu Cruz, como el Padre no Te la negó a Ti.
Detén mis ojos, mis pensamientos y mis deseos
para que sean cautivos de Tu Sagrado Corazón. 

Soy indigna y no merezco nada
pero ayúdame a vivir mi acto de consagración
siéndote leal, invocando incansablemente
Tu Santo Nombre. Haz que mi espíritu 
rechace todo lo que no seas Tú. 

Sagrado Corazón de Jesús, 

haz soportar a mi alma, más que nunca, 
las Señales de Tu Cuerpo, 
para la conversión de las almas. 
Yo, Vassula, someto voluntariamente
mi voluntad a Tu Voluntad, ahora y siempre. 
Amén.


Y ahora, Mi Espíritu descansará en ti   ... Vassula, Me complace verte pasar tu tiempo Conmigo. Todos tus sacrificios hechos en Mi Nombre no serán en vano.

Comentarios