miércoles, 31 de diciembre de 2014

Pagad la culpa de la Tierra, ayunando, sacrificándose y con plegarias

Habla Nuestra Madre Bendita: 

Hijos de Mi Corazón, en estos días están viendo al mundo haciéndose pedazos, derribándose a sí mismo. La Tierra está derrocando a Mis hijos, destruyéndolos y trayendo desastre tras desastre en muchas familias. Los cimientos de la Tierra se están convulsionando por la maldad que ella produce. Yo les digo, mientras continúen permitiéndole al Maligno que los esclavice, muchos serán enterrados en el polvo del pecado. Yo les pido y les imploro que entierren todo lo que no sea santo. 

¿Cuánto tiempo van a dudar en proponerse a encontrarlo a Él Quien más los ama? ¿A su Esposo y su Creador? Aquél que les dio su Redención y su Herencia. El Reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo, los llama a lo largo del día. Ustedes pueden convertirse en los constructores y cultivadores de esta generación. Pueden convertirse en los reparadores de esta Tierra. Paguen la culpa de la Tierra, ayunando, sacrificándose y con plegarias del corazón. 

Dichosos los pacificadores: ellos serán llamados hijos de Dios.  Reciban Mis Bendiciones.

A Vassula Ryden

No hay comentarios: