jueves, 30 de abril de 2015

María: mirad el mundo desde la perspectiva celestial

Resultado de imagen para direction for our times
Anne recibe mensajes de Jesús y la Virgen
La Santísima Virgen a Anne, una apóstol laica, Irlanda

 “Estoy aquí, pequeña. La paz esté contigo. No nos escuchas tan claramente como te gustaría porque no estás haciendo suficiente oración. Debes orar más y Jesús y yo podremos hacernos cargo de tu vida en mayor grado. 

(...)
 Y deseo poner a cada pequeña alma bajo mi protección, si tan sólo acuden a mí. “Jesús requiere grandes cosas de sus almas elegidas. Y cualquier alma que lea estas lecciones, deberá entender que estamos hablando con ustedes. Hay mucho trabajo por hacer. Pecado, hambre, deseos y destrucción, son el resultado de que muchas, muchas almas han rehusado a servir a mi Hijo. 

Con sólo un alma que tome la decisión de servir a Jesús de una manera constante, el mundo comenzará a cambiar. Ustedes no lo pueden ver, pero eso está sucediendo. Jesús quiere una renovación mundial, y para que se lleve a cabo, ustedes deben participar. Deben dejar las pequeñeces de su humanidad por un momento y ver el mundo desde la perspectiva celestial

Nosotros, la comunión de los santos, estamos haciendo nuestra parte desde el Cielo. 
Estamos trabajando en el mundo de una manera sobrenatural, junto con una infinidad de ángeles. La ayuda que está a disposición de las almas durante este tiempo, no tiene límites.

¿Quieren servir a Cristo? ¿Quieren ser partes de esta renovación? En el silencio de su corazón, respóndanle a mi Hijo diciendo sí, y verán cómo comienza a obrar dentro de ustedes de manera extraordinaria. 

Jesús irá construyendo su fe y su confianza hasta que logren buscar únicamente su voluntad, y entonces se verán desbordados de alegría, pequeños, porque tendrán el goce anticipado del cielo y de la hermosa existencia que les espera. No tengan miedo. Estoy con cada uno de ustedes y deseo guiarlos a lo largo de este camino. No quedarán decepcionados si acuden a nosotros. No permitan que nada se interponga en el camino de su conversión al silencio. Allí es donde encontrarán a Jesús.”

No hay comentarios: