Obispo promueve progr. sexual explícito bajo pena de expulsión





l
El obispo que impone, bajo pena de expulsión, un programa sexual  con imágenes de sexo explícito
NASHVILLE, Tennessee, 19 de Septiembre, 2016 (LSN) - Un obispo católico  David Choby of the Diocese of Nashville, Estados Unidos, se ha negado a que los padres puedan optar a que sus hijos no reciban el programa de educación sexual, controvertido por tener imágenes explíctas sexuales y un trasfondo inmoral en ciertos aspectos que rompe con la tradición católica sobre la educación de la sexualidad humana. Los padres lo han calificado de ser "erótico" y "obsceno” y sin embargo el obispo lo impone como "requisito legítimo" para la graduación de los jóvenes.

 purity-answer-low



En contra de la voluntad de muchos padres, el colegio católico Ryan High School de secundaria - una institución católica en Nashville, Tennessee - está obligando a los estudiantes a estudiar un curso de educación sexual gráfico o en caso contrario, ser expulsados de la escuela.

El material explícito cubre la anticoncepción, la fornicación y la prostitución con detalles lascivos.

Los padres en cuestión lo describen como:
*Espiritualmente perjudicial.
*Es ocasión próxima de pecado.
*Enseña 10 formas de anticoncepción.
Los padres dicen que el curso podría ser espiritualmente dañino para sus hijos,  y una “próxima ocasión de pecado." James Bowman, cuya hijastra asiste a la escuela, se ha unido a una coalición de los padres que se oponen al programa, diciendo a LifeSiteNews que parte del material presente en la educación sexual da demasiados detalles a la joven audiencia.

"¿Por qué nuestros hijos tienen que aprender el tamaño de un pene cuando está erecto o flácido? ¿Por qué tienen que aprender acerca de los estímulos sexuales y las zonas erógenas, nombrando específicamente el clítoris y otras partes femeninas? dijo.

De acuerdo con LifeSiteNews.com, los administradores de la escuela ", dijeron a los padres que los estudiantes no pueden estar excluidos del curso, sugiriendo que cuando los padres envían a sus hijos a la escuela le entregan a ella su derecho y deber como primer educador."

Pero incluso las escuelas públicas permiten a los padres que protesten y se opongan a los planes del colegio.

Los padres están molestos porque la pureza de sus hijos está en juego y quieren desechar el curso.

Susan Skinner, una madre católica cuyo hijo va al Fr. Ryan High School, dijo: "Yo no creo que mi hijo de 14 años de edad, necesite ver [imágenes sexuales gráficas] mientras está en la clase con chicas. Estoy tratando de educar a los hijos cristianamente ", dijo.

Comentarios