Refugiado afgano viola a niño en Alemania

P.G.-S. / Gaceta.es 

‘’La sentencia que avergüenza a todos’’. Así hablaba el diario Bild de la condena a un refugiado afgano acusado de abusar sexualmente de un menor de cuatro años. A Jama B., de 22 años, le han caído dos años y cuatro meses de cárcel por el cargo más leve de abuso sexual a menores. El demandante de asilo estaba acusado de violar a un pequeño el pasado mes de marzo en el centro de Boostedt, en el Estado de Schleswig-Holstein.
El hombre fue sorprendido forzando al pequeño. Mientras tanto, un amigo del agresor esperaba en la puerta vigilando. Este último ha sido absuelto por falta de pruebas. Durante el juicio, que se celebró la semana pasada en Kiel, el acusado no mostró ningún tipo de arrepentimiento y atribuyó su conducta a los efectos del alcohol, tal y como recoge el diario británico Express. Es más, llegó a jactarse de que él es una ‘’superestrella de la música en Afganistán’’.
La indignación no sólo era palpable en los medios de comunicación, la opinión pública, grupos de defensa de la infancia y la ciudadanía ha mostrado su sorpresa y repulsión hacia la increíble sentencia.

¿Por qué no ha sido condenado por violación?

Esa es la pregunta que se han hecho varios grupos defensores de los niños. El fiscal Axel BIeler ha expresado que ‘’los cargos de violación son presentados sólo si ha habido violencia o amenazas. Creemos que no ha ocurrido en este caso’’. Jama ha sido sentenciado por un delito de ‘’abuso sexual grave’’.
Una portavoz del juzgado de Kiel, Karin Witt, ha afirmado que no se encontraron razones que pudieran ampliar la pena, como los antecedentes penales. Sin embargo, el estar bajo bajo los efectos del alcohol y la poca resistencia que ofreció durante la detención sí han sido tenidos en cuenta como atenuantes. Pero atención a las justificaciones que enumera a continuación Witt: ‘’Se trata de un hombre joven que no habla alemán y que fue agredido antes del arresto. Además, la víctima no ha presentado traumas por la experiencia que ha vivido y no se espera que sufra secuelas’’.
El abogado de la familia del menor agredido, que se ha ido a vivir a otra ciudad, ha explicado que no presentarán recurso a la sentencia. Se trata de una familia de demandantes de asilo de origen iraquí, que se han mudado a otro centro de refugiados.
Jama, una vez cumplida la pena, será deportado a su país de origen. El abuso de menores y la violación y acoso a mujeres por parte de inmigrantes, tras las últimas reformas legales, supone la expulsión del país.

Comentarios