Todo está en tus manos: reza el Rosario

Jacarei, Brasil, septiembre 2016


Mensaje de Nuestra Señora:

Recen Mi Rosario todos los días, el Rosario puede salvar el mundo entero. Si el mundo rezase el Rosario, Dios ya habría mandado al Ángel de la Paz a dar la paz al mundo. El Ángel de la Paz no baja para dar la paz al mundo porque las personas insisten en no rezar el Rosario. 

¡Cuánta pereza! ¡Cuánta mala voluntad! ¡Cuánta ceguera espiritual! 

Porque Mi Rosario no es rezado, el mundo no tiene paz, las familias no tienen paz y las uvas que se podrían que Yo dije en La Salette, que eran figura de las almas y de las familias, las uvas continuarán pudriéndose, o sea, las familias y las almas continuarán pudriéndose. 

Y ellas que deberían dar al mundo un vino de nuevos Santos, de nuevas Vocaciones Santas, Religiosas, continuarán dando frutos arruinados, hijos malos que solo pensarán en los placeres carnales, en los siete pecados capitales, en las cosas del mundo, entregándose a toda suerte de vicios, haciendo por triunfar a Satanás en las familias y en la sociedad. 

Solamente el Rosario puede hacer las uvas, o sea, las familias pararen de pudrirse. Y el trigo, las Vocaciones Sacerdotales y Religiosas, paren también de convertirse en polvo, paren de pudrirse, paren de arruinarse por la apostasía, por los errores, por los vicios y por los pecados. Todo está en sus manos, la solución Yo coloqué en sus manos: es Mi Rosario. Récenlo y Yo haré el milagro de la conversión en sus familias y en el mundo entero. 

¡Cuántos padres son culpables de la condenación de sus hijos! Lo que Mi Hijo Marcos dijo es bien verdad: “Ellos tendrán que dar cuentas a Dios por todos los hijos que no supieron guiar ni educar en el camino de la oración, en el camino de la santidad.” Y en el infierno serán atormentados no solo por los demonios, pero por los propios hijos que dejaron condenarse. 

Sean padres santos, recen, guíen a sus hijos en el camino de la oración y de la santidad, y en el Cielo, ellos juntamente Conmigo, colocarán en la cabeza de ustedes, Coronas Brillantísimas como premio por haber sido padres santos y verdaderamente católicos, temerosos a Dios. 

Recen mucho porque el Castigo está a las puertas. De un momento para otro, ustedes verán un flash, el sol se tornará oscuro, la luna color de sangre, el cielo se tornará blanco como una hoja de papel. Ese espectáculo causará tanto miedo a las Naciones y en muchas personas, que ellas morirán de espanto. Después de este Gran Aviso durante el cual en una fracción de segundos, las personas verán toda su vida pasada vivida sin Dios. Dios esperará por un poco de tiempo, si no se convirtieren, vendrá entonces el Gran Castigo. 

Yo ya lo dije para que cuando suceda, sepan que Yo les avisé. ¡Ay de aquellos que vieren el flash! ¡Ay de ellos!

Pero Mis Hijos estarán en casa, rezando el Rosario, preparados y guardados por Mí y por Mis Ángeles. Gracia que no tendrán aquellos que todo el tiempo despreciaron Mis Mensajes y se hicieron de sordos a Mis avisos.

¡Yo amo tanto a Mis Hijos! ¡Soy la Madre Dolorosa de todos! No quiero que sufran en el futuro. Por eso les digo: “Conviértanse sin demora y vivan todos Mis Mensajes que Yo doy para el bien de ustedes.”

A todos bendigo con amor ahora y especialmente a Mi Hijito Marcos, y también a Mi Hijito Predilectísimo Carlos Tadeo, el padre de Mi Hijo Marcos, Mi don y Mi regalo para él. A esos dos Hijos bendigo con amor y digo: “Mañana recibirán grandes gracias Mías en el aniversario de Mi Aparición de La Salette, pues, aquí Mi Aparición de La Salette gracias al trabajo de Mi Hijito Marcos, gracias a las películas que él hizo de esa Mi Aparición, ella fue conocida por todo el mundo, por millones de Hijos Míos que viendo Mi Dolor, Mis Lágrimas, se convirtieron, cambiaron de vida, comenzaron a rezar el Rosario y a dejar las cosas mundanas, y comenzaron a buscar la Santidad.”

Sí, a ese Mi Hijo Marcos que tantas espadas de dolor quitó de Mi Corazón, por esos millones de Hijos Míos que oyeron Mi Mensaje de La Salette y Me dijeron “Sí”, mañana derramaré sobre él y sobre su padre, muchas y muchas gracias. Derramaré también sobre Mis Hijos que conviven cerca de él, que lo aman, que lo ayudan, que trabajan con él, que verdaderamente lo quieren. Y derramaré sobre todos Mis Hijos que juntamente con Mi Hijito Marcos dieron a conocer Mi Mensaje de La Salette al mundo y todo hicieron por tornar Mi Aparición conocida, Mis Lágrimas secadas y Mi Corazón consolado.

A todos esos Hijos, a todos ustedes Yo bendigo ahora con amor: de LA SALETTE… de LOURDES… y de JACAREÍ.”


PARA LEER EL TERRIBLE SECRETO DE LA SALETTE, CLICK ABAJO:

Comentarios