Una historia del Espíritu Sto en la Rusia comunista

Una historia relevante: 



Es difícil para muchos de nosotros entender nuestro caminar espiritual con Dios. Hace algunos años, un sacerdote  compartió una historia sobre la Iglesia católica cristiana en Rusia cuando estaba bajo el control comunista. Rusia era un país ateo y el culto de Dios estaba amenazado con la pena de muerte.


Mi amigo me dijo que los domingos, muchos creyentes iban a la Plaza Roja de Moscú simplemente a pasear. La celebración de la Sta. Misa, por supuesto, estaba prohibida. Había cientos de personas en la Plaza Roja. Sin ningún conocimiento natural, los creyentes comenzaron a seguirse unos a otros colocándose en línea. Después de 30 minutos más o menos, la línea comenzó a moverse en cierta dirección. Se dirigieron hacia un determinado lugar que era desconocido para ellos. Allí, una persona estaba esperando a la puerta, pidiéndoles que entraran.


Mientras caminaban, un valiente y santo sacerdote había preparado un altar para celebrar la Santa Misa. Mi amigo explicó que esto se llevó a cabo todos los domingos y la celebración de la Santa Eucaristía nunca serealizó en el mismo lugar.


Fue el Espíritu Santo quien los guió sin que las autoridades rusas tuvieran ninguna pista. 


No temáis, hermanas y hermanos; todos seremos testigos del poder de Dios cuando el tiempo del Terror tenga lugar. Nos necesitamos unos a otros, y Dios y la Virgen nos están reuniendo en comunidad.


John Martínez Jr, After The Warning

Comentarios