Urgente mensaje de Nuestra Señora

After the Warning,  by John Jr. Martinez  

Mi esposa y yo fuimos fuimos a la adoración eucarística, el pasado jueves, 8 de septiembre de 2016, y se nos apareció Nuestra Señora con la siguiente locución.

Colaboradores del Nuevo Orden Mundial

Nuestra Madre estaba triste, pero reflejaba amor y esperanza en su rostro. Llevaba un manto azul y un hermoso vestido largo blanco. Su presencia era abrumadora. Vi a varios santos arrodillados ante ella .... (Creo que santo Domingo era uno de ellos). Sus lágrimas fluían poco a poco de sus ojos.


Mensaje de Nuestra Señora de Gracia:

Hijo mío, los días del cumplimiento de Fátima están a punto de tener lugar. Mis hijos todavía no escuchan ni se arrepienten, ni siquiera para salvar sus almas. Satanás ha tomado el control completo de su actuar y no quieren oír la voz de la salvación. La mayoría pueden oír el ruido que está causando el mal en el mundo entero; toda la creación está gritando y los sonidos estridentes de la naturaleza han comenzado.


Los desastres de la naturaleza y la decadencia de la Tierra ha comenzado. Mis niños inocentes que se han adherido a mis súplicas están sufriendo muchas aflicciones. El mal engendra el mal. El pecado es como el cadáver de un animal muerto; un pecado engendra otros pecados hasta que el alma es infligida por el odio, la codicia, [deseo de] poder, el asesinato y la promiscuidad. El mal no tiene límites y personalmente, brutalmente atacará a aquellos que han optado por seguir a Dios.

La guerra espiritual y natural ya ha estallado en muchos países. Satanás ha facultado a los que tienen autoridad para masacrar y matar a los inocentes. El Gobierno Mundial está en control total en muchos países. La guerra civil se está abriendo paso en todo el mundo y América sufrirá la que más. Hay mucha confusión y desconfianza entre los que están alineados con Satanás. El mundo no ha tenido (hasta ahora) ni tendrá un castigo tan horrible; si los días no se acortaran, nadie sobrevivirá. Muchos van a sufrir el martirio a causa de su fe y de el amor a mi Hijo.


Una terrible ira viene contra toda la humanidad. Nuestro Padre en el Cielo ya no permitirá que esto continúe mientras hombres y mujeres de la oscuridad profanan las imágenes sagradas en las iglesias de culto. Algunos de mis sacerdotes y muchos pastores cristianos han sido seducidos por Satanás y no dicen la verdad a mis hijos. Las Sagradas Escrituras de mi Iglesia han sido diluidas por temor a causar desacuerdo entre la congregación. Muchos de los clérigos y laicos (malos) han tomado el control de numerosas parroquias en nuestra Iglesia. Muchos hombres y mujeres buscan poder y alabanza, por un trabajo que pretenden hacer en nombre de Dios.

Hay esperanza, hijos. La batalla ha comenzado y Yo, vuestra Madre y el Espíritu Santo estaremos a vuestro lado para ser vuestros protectores frente al mal que viene, y que ya ha tomado el control del poder. No os desesperéis ni penséis que estáis solos. La maldad de la humanidad ha causado la ceguera del mal; no saben que están luchando contra Dios. Los seguidores de Satanás creen que no hay Dios, por lo tanto, están haciendo lo que quieren con mis hijos. Sus seguidores son tan malos y ciegos como Satanás es.
Así como Satanás creía que era igual a nuestro Dios en el Cielo, después de la muerte de mi Hijo en el Calvario, él sigue con en su ignorancia y lleno de orgullo y sabe que su tiempo en la Tierra es corto para él y sus demonios. Los hombres y las mujeres que lo están siguiendo sufrirán la condenación eterna en el Infierno. La resurrección de mi Hijo después de su crucifixión es un mensaje definitivo para Satanás: que él no es nada en comparación con la Santa Trinidad.


Quiero que sepáis que Dios ha dado permiso a Satanás para que se cumplan las Sagradas Escrituras. Así como a Satanás se le ha dado el poder espiritual que se está manifestando a vuestro alrededor, así Dios os dará a vosotros poder espiritual para combatir el mal en modos naturales y sobrenaturales. El Espíritu Santo capacitará a aquellos de vosotros que se aparten del pecado y se consagren a mi Inmaculado Corazón y al Sagrado Corazón de Mi Hijo. Recibiréis así la plenitud de los dones del Espíritu Santo. Estos son los mismos dones espirituales que fueron dados a la Iglesia primitiva.


Muchos de vosotros habéis sido bendecidos y os convertiréis en líderes y apóstoles de Dios. No os preocupéis de cómo vais a utilizar estos dones. Muchos hombres y mujeres han sido elegidos y están siendo llamados a enseñar y mostrar a mis hijos el diseño del plan que Dios Padre está desarrollando. Ya hemos seleccionado a muchos de vuestros hermanos que estarán para guiaros y dirigiros. Vuestros ojos se abrirán y seréis capaces de ver el reino espiritual a vuestro alrededor. Ya tenéis un ejército de ángeles santos de Dios a vuestro lado. También seréis invisibles a toda maldad.



Mi Iglesia Remanente se está formando alrededor del mundo. Os pido que recéis, discernáis y os ayudéis mutuamente para estas terribles pruebas que están por venir. Rezad el rosario, pedid un santo del cielo para que esté a vuestro lado y orad por vuestra familia y amigos. No permitáis que el miedo a lo desconocido os supere, pues nuestras gracias estarán sobre todos vosotros. Muchos de vosotros no tenéis que cambiar vuestras buenas rutinas diarias y podéis seguir viviendo como si todo fuera normal. Pero hay que orar, orar, orar. Vosotros no necesariamente tenéis que trasladaros a vivir a otro lugar . Orad y discernid si esto es lo que vuestro corazón os está diciendo, y no temáis, porque el Señor es el Dios de lo imposible.

Estoy pidiendo a mis hijos en todo el mundo que formen comunidades y vivan en hermandad unos con otros. En medio del miedo y la desesperanza, caminad con una hermosa sonrisa y dejad que la alegría de Dios more en vuestros corazones. Aprenderéis más y vuestro corazón estará abierto a lo que necesitéis hacer, tanto espiritual como físicamente.


Tened cuidado respecto a lo que decís a los demás; algunos se burlarán o os criticarán, especialmente los miembros de vuestra familia o amigos. Muchos son los llamados, pero pocos son escogidos. No temáis, hijos. Sabed que estoy con vosotros y que estáis protegidos por la gracia de Dios. Hablad poco y orad más. Las puertas de los corazones (de vuestros parientes y amigos) se abrirán lentamente y cambiarán sus caminos por vuestro amor.


Como muchos de vosotros sabéis, he creado refugios. Son invisibles en la actualidad, pero el Espíritu Santo os guiará a ellos mientras el plan de Dios se sigue desarrollando.


Orad conmigo en cada momento del día, siempre que sea posible. Yo estoy siempre con vosotros, especialmente cuando os sentís abandonados y solos.


Yo os bendigo con mi amor maternal.


(Qué bendecidos somos de estar en unión con Nuestra Santa Madre y nuestro Dios!)



















Comentarios