sábado, 22 de octubre de 2016

Capilla Sixtina y Castelgandolfo, desacralizados




6d21864d-9e97-4202-9d47-fdbcc7fdb31e-590-000000bfd20b9357_tmp

tengamos en cuenta que el palacio de castelgandolfo posee un oratorio y una capilla privada: el florentino simone lagi decoró con frescos la capilla privada, el pequeño oratorio contiguo y la sacristía.


Moimunan blog. por Penthos

A todas las tropelías y ofensas a Dios descritas ya súmenle una nueva, con motivo de la conversión del Palacio de Gastelgandolfo en Museo:

Los bienes de la Iglesia no son patrimonio de nadie, de la misma manera que el párroco de una parroquia no es el dueño de ella, ni incluso el obispo de la diócesis. Los bienes de la iglesia son patrimonio de Dios, para cuya alabanza se han donado o construido. 
Y después de Dios, está el pueblo cristiano que es el que ha donado tales bienes. La jerarquía como tal no tiene nada, sino que todo es heredado, con el fin pasarlo a las siguientes generaciones de cristianos. La gestión que la jerarquía haga de esos bienes tendrá que hacerse con mucho cuidado y delicadeza y siempre mirando a la gloria de Dios y no a la crematística. Nuestro Señor Jesucristo solo utilizó la violencia cuando vio que comerciaban en el Templo, trocando el culto sagrado por actividades crematísticas. Por eso el clero tendrá que dar cuenta ante Dios, del uso que hagan de los bienes sagrados.



Explotación comercial de la Capilla Sixtina por Porsche 
Por ejemplo en Andalucia, hace ya algunos años, los obispos han escrito una pastoral para el uso “no sagrado” de los templos. En ellos se harán charlas, conferencias, conciertos, proyecciones audiovisuales, etc.

Quien históricamente han desacralizado la Iglesia han sido los enemigos de Dios, los revolucionarios. Los más consecuentes han sido los regimenes marxistas, convirtiendo las iglesias en museos, justo lo mismo que está haciendo quien se sienta en la sede de Pedro. Que esa desacralización la haga el propio clero, es algo que clama al cielo.

Es bien sabido que Bergoglio ya ha cedido la Capilla Sixtina para reuniones conciertos de rock, y comidas de ejecutivos de primer nivel internacional por sumas ingentes.

La desacralización y falta de respeto a Dios, llegó al punto de promoverse todo un recital de tangos para celebrar el cumpleaños de Bergoglio en plena Plaza de San Pedro, celebración preferida de los ateos y recomendada por la Biblia de Satanás de Antón Lavey en sustitución del dia del santo de cada uno.

Lo de convertir el Palacio Sagrado de Castel Gandolfo en museo es una maniobra de talante marxista. Pero como Judas dirá que el peculio resultante será para el bien de los pobres. Para el mal y para el fariseismo, siempre hubo buenas razones.

No hay comentarios:

El hijo de la 1ª ministra polaca se ordena sacerdote

Prime-Minister’s Son Will Celebrate in the Tridentine Rite   Celebrará en el rito tridentino El 27 de mayo, Tymoteusz Szydło, hijo ...