Científico desmiente el pecaminoso CO2 de Fco.


12 de octubre de, 2016- Francisco tilda a la destrucción del medio ambiente de pecado, pero ¿conoce realmente lo qué es el cambio climático? La ciencia dice que no.

(LifeSiteNews) 

Incluso antes de la publicación de su encíclica sobre el medio ambiente Laudato Si, Francisco habló sobre la influencia potencialmente destructiva del hombre sobre el medio ambiente en numerosas ocasiones. Pero él fue más allá, llamando a la destrucción del medio ambiente un "pecado", durante su mensaje durante el Día Mundial de Oración por la creación a principios de septiembre.

Uno de los argumentos centrales de Francisco  en el debate sobre la protección del medio ambiente es la idea del "cambio climático”, en el pasado llamado "calentamiento global" - un tema impulsado por la ONU con el fin de cambiar la legislación a escala internacional. Cita de Fco:

"El calentamiento global continúa. 2015 fue el año más caluroso de la historia, y 2016 es probable que sea más caliente todavía. Esto está llevando a sequías cada vez más severas, inundaciones, incendios y fenómenos meteorológicos extremos ", explicó el Papa.

Pero la destrucción del planeta no es la única preocupación del Papa. Se conecta el cambio climático a una dimensión humana, diciendo que "el cambio climático también contribuye a una desgarradora crisis de refugiados. Los pobres del mundo, aunque menos responsables del cambio climático, son los más vulnerables y que ya sufren sus efectos. Aquí, el cambio climático se convierte en una cuestión moral.

Al afirmar que la "destrucción" del medio ambiente es "pecado", el Papa hace hincapié en una "ecología integral" en la que "los seres humanos están profundamente conectados con toda la creación." 

Mientras la llamada al cuidado y administración de la creación es, sin duda, un mensaje desde el Génesis en adelante, Francisco podría no estar recibiendo la información precisa, desde una perspectiva puramente científica.

LifeSiteNews habló con Tomas Sheahen y Hal Doiron, científicos independientes que participan en la investigación del cambio climático. Se les invitó a dar su opinión en un taller sobre el calentamiento global realizado por el Instituto Heartland el 28 de abril de 2015, en el Vaticano, donde demostraron que el calentamiento global no es una "crisis". 

En el centro del argumento contra el calentamiento global hay una base científica de pruebas y, por otra parte, el hecho de que "los alarmistas del calentamiento global, invariablemente, persiguen el control de la población para reducir el consumo humano de energía y recursos naturales. Ellos quieren hacer que la energía sea más cara para desalentar su uso, a pesar de que esto castiga a los pobres, a las mujeres y a los niños quienes se benefician más de una energía asequible".

LSN: Tom, gracias por concedernos una entrevista. ¿Nos podría decir su reacción ante la declaración de Francisco 'que el cambio climático y la destrucción del planeta son un pecado?

T-Realmente soy muy comprensivo con las advertencias Francisco sobre la destrucción del planeta. He visitado Argentina y he visto las montañas de basura a las que él se refiere.(...)

Sin embargo, el cambio climático es una cuestión totalmente diferente. Realmente no existen los negadores del cambio climático porque estos cambios climáticos se suceden todo el tiempo, pero por razones totalmente naturales. Por otra parte, lo hace en múltiples escalas de tiempo diferentes: cada año, en un ciclo solar de 11 años, en una escala de 2/3 de siglo debido a la Oscilación Decadal del Pacífico, han habido los períodos romano y medievales cálidos, y así sucesivamente hasta cientos de miles de años atrás. No hay nada que cualquiera de nosotros pueda hacer al respecto, salvo adaptarse al clima cambiante.

Es un gran error al confundir el cambio climático con la contaminación. Son dos asuntos completamente diferentes. No sabemos cómo controlar el clima, pero sí sabemos cómo controlar la contaminación. Si en otros países tuvieran controles ambientales en sus fábricas como los de América, no tendrían contaminación de la aire o agua. Piense por un momento en la moderna planta de tratamiento de aguas residuales llamada "terciaria": se puede beber el agua que sale de ella. Sabemos cómo hacer las cosas bien con el medio ambiente.

A medida que leía todo el Laudato Si,estuve muy de acuerdo con las preocupaciones Francisco 'sobre el tratar adecuadamente a la tierra y ser administradores de la creación de Dios. Es un mensaje que está ahí desde el Génesis. (...) 

Tal vez el precio que el Papa tuvo que pagar para obtener que la ONU adoptase su encíclica fuese poner unos párrafos sobre el cambio climático. Pero sé que el clima va a seguir cambiando no importa lo que digan los demás.

LSN: Parece que el hombre - como especie biológica en la tierra - ni siquiera es capaz de cambiar el clima. Puede hacer un comentario?

T-(...)Los seres humanos son una parte muy, muy pequeña en comparación con la naturaleza. Toda nuestra industria junta en todo el mundo no puede variar el patrón de la corriente de "El Niño" 

LSN: ¿Por qué cree que el Papa da a estas teorías en Laudato Si y también en sus declaraciones públicas? ¿Está bien aconsejado?

T-Mi percepción es que el Papa está muy mal aconsejado por algunos clérigos exaltados que presentan graves deficiencias en el conocimiento científico. El más importante de ellos es Marcelo Sánchez Sorondo, a quien Francisco llevó a Roma desde Argentina. Sorondo se hizo el administrador de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales y más tarde de la Academia Pontificia de las Ciencias también. el propio Francisco tiene la formación en química, pero su personal de apoyo no lo tiene. Sorondo simplemente cree lo que las élites de la ONU le dijeron y lo insertaron casi literalmente en Laudato Si en las secciones 23-26. Esto es una extremadamente poco profesional actuación de un subordinado. 

Bajo el Papa Benedicto XVI, el cardenal Martino fue director de la Academia Pontificia de las Ciencias, y se aseguró de que se fueran escuchados los dos lados de la teoría del clima. Martino vio que había una controversia científica, y por lo tanto no se dieron pronunciamientos radicales del Vaticano en esos años. El personal de Benedicto XVI entendida y respetaba la función propia de la ciencia.

LSN: ¿Qué investigación científica  le convenció de que el "calentamiento global", tal como es representado hoy como causado por la población, era más un engaño que real?

T-Mi carrera incluye el tiempo en el National Bureau of Standards (ahora el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología) en el que se mide la absorción infrarroja por el CO2.(...)

A 100 metros de altura, la banda más importante de CO2 se absorbe por completo; es lo que llamamos"saturación". En la atmósfera, la absorción de CO2 fue superior al 90 por ciento en los tiempos pre-industriales y el aumento del CO2 atmosférico de 300 a 400 partes por millón aumenta la absorción de un 1%  a 2% por ciento. (...) La evidencia empírica muestra claramente que a pesar del aumento de CO2, la temperatura media de la tierra no está aumentando rápidamente.

Disiento de este mensaje relacionado con el cambio climático porque el Vaticano parece equiparar las emisiones de CO2 a la atmósfera como si fuera un acto de contaminación de liberación de sustancias tóxicas más obvias y verdaderamente perjudiciales. Aunque muchos científicos, los políticos y los jueces podrían estar de acuerdo con esta definición de "contaminación" con respecto a las emisiones de CO2, como científico que ha estudiado los beneficios netos y los riesgos de CO2 en la atmósfera, no lo estoy. 

No estoy de acuerdo con que se haya hecho una constatación científica completa y definitiva que demuestre que el CO2 es un contaminante en el mismo sentido que otras sustancias tóxicas claramente perjudiciales.

Muy a menudo, si una sustancia se considera que es perjudicial o no depende de su concentración. Un ejemplo típico es el uso de Botox (toxina botulínica) para los tratamientos faciales cosméticos, el alivio de la migraña, etc. En pequeñas dosis, esta toxina ha sido aprobada para este tipo de tratamientos. En dosis mayores, esta toxina es extremadamente peligrosa

Las plantas, los animales y los seres humanos no pueden coexistir en este planeta sin ciertos niveles mínimos de CO2 en la atmósfera, aproximadamente 150 partes por millón por volumen (ppm). Las plantas crecen mucho mejor con más CO2, mientras que los problemas respiratorios de los seres humanos sólo comienzan a partir de concentraciones de  8000 ppm, más de 20 veces el nivel actual que es hoy de 400 ppm en nuestra atmósfera. (...)

La respuesta correcta es que claramente no hay una ciencia establecida sobre la que Francisco pueda decir que las emisiones de CO2, a partir de un valor  se conviertan en un pecado. 

(...) ¿Puede él argumentar que el tener una familia con 10 niños elevaría los niveles de CO2 atmosférico suficientemente para constituir un pecado? 


La tierra llega, a través de procesos naturales, a experimentar niveles de CO2 atmosférico de 7000 ppm, aproximadamente 17,5 veces el nivel actual de 400 ppm, con la quema de combustibles fósiles que ocurre desde 1700, como máximo contribuyendo aproximadamente 100 ppm del valor actual. (...)Mi recomendación a Francisco es que ore por sabiduría y discernimiento sobre esta cuestión antes de decidir lo que es pecado y lo que no lo es. (...) Creo que la respuesta vendrá a través de la oración para obtener sabiduría y discernimiento sobre este tema, así como un mejor conocimiento científico acerca de los beneficios y riesgos de la concentración de CO2 en nuestra atmósfera.

LSN: ¿Ve usted una influencia de la ONU en el razonamiento Francisco 'en relación con todo lo del medio ambiente?

T-Sí, demasiada influencia por la agenda básicamente política de la ONU, centrada en la creación de un control por un gobierno global, la redistribución de la riqueza mundial, y el control de la población mundial como parte del llamado  "desarrollo sostenible". Yo recomendaría que Francisco se centrara más en toda las cuestiones morales asociadas con lo que la ONU quiere lograr con su programa "anti-CO2" y del "desarrollo sostenible”. 

Recomiendo el libro de Alex Epstein, "El argumento moral de los combustibles fósiles” da luz a  estos temas.

LSN: Usted tiene una impresionante carrera. ¿Podría decirnos lo que podemos opinar los católicos y los científicos sobre el cambio climático y cómo debemos enfrentarnos a él?

T-Desde mi estudio de este tema, hay que centrarse en las respuestas que obtenemos de análisis de datos reales. Consistentemente, estos datos revelan que nuestro clima tiene muy poca relación con el CO2 de la atmósfera, y no debemos estar de acuerdo con las proyecciones climáticas de modelos de simulación del clima de la ONU que proporcionan unos escenarios alarmantes. En mi experiencia en la NASA, no se nos permitió utilizar modelos validados por la ONU para el diseño crítico o decisiones operativas relacionadas con la seguridad humana. Los datos disponibles muestran que no tenemos un problema climático en rápido desarrollo que requiera una acción rápida, correctiva. (...)Nuestro clima no se ha desviado de sus límites de variación normales y naturales en los últimos 10.000 años .

LSN:  ¿Cree que el ecologismo es un "catalizador", una especie de justificación para que un individuo calme su conciencia culpable?

Yo me considero un científico/ingeniero aeroespacial altamente cualificado y con experiencia fuertemente reconocida en todas partes en cuanto a alegatos ambientales. Estoy constantemente buscando la verdad científica / económica sobre los problemas ambientales. Mi formación de ingeniería y la experiencia me dice que estos argumentos, en pro y en contra, deben ser cuidadosamente sopesado y cuantificados antes de tomar una posición firme.

Creo que muchos del movimiento ecologista extremo que quieren que los gobiernos interfieran en el libre mercado de la generación de energía a partir de combustibles fósiles, fuentes nucleares y opciones renovables,  están siguiendo causas que no entienden claramente desde el beneficio científico o el punto de vista social. No soy un psicólogo y no sé por qué piensan así


Comentarios