Debacle en la Congregación para el Culto Divino


28 de octubre 2016. Catholic World Report

En un movimiento devastador, Francisco ha sustituido a todos los miembros de la Congregación del Vaticano para el Culto Divino, el órgano encargado de las cuestiones litúrgicas.

”Es una rutina para el Romano Pontífice nombrar unos pocos nuevos miembros de cada congregación del Vaticano, rotando a los miembros que han servido durante varios años. Pero el 28 de octubre, el Vaticano anunció que Francisco ha nombrado a 27 nuevos miembros de la Congregación para el Culto Divino, transformando por completo el número de miembros de ese cuerpo.

Los nuevos  nombramientos dan un carácter claramente más liberal así como una tez más internacional a la congregación. Los cambios parecen propensos a reducir el trabajo del cardenal Robert Sarah, el prefecto de la Congregación, que ha sido una de los principales defensores de una liturgia más reverente y de la "reforma de la reforma".

Entre los nuevos miembros de la congregación estará el cardenal Pietro Parolin, el Secretario de Estado, el cardenal Beniamino Stella, el prefecto de la Congregación para el Clero, y el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura. 

Probablemente el más controvertido  es el de arzobispo Piero Marini, que se enfrentó con frecuencia con los conservadores litúrgicos durante los años en que se desempeñó como maestro de ceremonias de liturgias papales bajo San Juan Pablo II. El único prelado estadounidense llamado a la congregación es Obispo Arthur Serratelli de Paterson, de Nueva Jersey, que preside el comité de los obispos de Estados Unidos sobre la liturgia.

Los prelados más conservadores que han sido retirados de la congregación incluyen a los cardenales Raymond Burke, Angelo Scola, George Pell, Marc Ouellet, Angelo Bagnasco, y Malcolm Ranjith.


References:

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Piero Marini denigró a Benedicto XVI y apoya las uniones gay
https://gloria.tv/audio/iUdeCgbqNCVH6oA223FJctx2F
Anónimo ha dicho que…
Lo hace para poder eliminar la Eucaristía sin que nadie se lo impida.
Ahora se reunirá con los luteranos para eliminar la Eucaristía.
del conflicto a la comunión.indd
http://www.vatican.va/…/rc_pc_chrstuni_doc_2013_dal-conflitto-alla-comunio...
22 oct. 2013 – Del conflicto a la comunión. Conmemoración Conjunta Luterano-Católico Romana de la Reforma en el 2017. Informe de la Comisión …

Comentario: Página 72 nº 154…
Comprensión común de la presencia real de Cristo
154.
Tanto luteranos como católicos pueden afirmar en conjunto la presencia real de Jesucristo en la Cena del Señor: «En el sacramento de la Cena del Señor, Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, está presente total y enteramente, con
su cuerpo y su sangre, bajo los signos del pan y del vino» (Eucaristía 16)
Esta declaración en común afirma todos los elementos esenciales de la fe en la presencia eucarística de Jesucristo, SIN ADOPTAR LA TERMINOLOGÍA CONCEPTUAL DE TRANSUSTANCIACIÓN». De esta forma, católicos y luteranos entienden que «el Señor exaltado está presente en la Cena del Señor, en el cuerpo y la sangre que él ofreció, con su divinidad y su humanidad, mediante la palabra de promesa, en los dones del pan y del vino, en el poder del Espíritu Santo, para su recepción mediante la congregación» 52

•SAN JOSÉ Mª ESCRIVÁ DE BALAGUER SOBRE LA TRANSUBSTANCIACIÓN EUCARÍSTICA
“DE LAS CARTAS CAMPANADAS” de Escrivá de Balaguer: «Si se le quita la Transubstanciación a la Misa… Esta palabra es de una importancia capital, porque al suprimirla se omite la Presencia Real y deja, por tanto, de haber Víctima. ¡No dejes de emplear esa palabra! ¡Transubstanciación! Los niños no la entenderán y tú tampoco, pero no importa: ¡Empléala! ¡Empléala! No sólo molesta a los nuevos herejes… Al que molesta mucho más es al demonio.» (Tertulia 16-VI-1971)

•SAN ALFONSO MARÍA DE LIGORIO SOBRE LA ABOLICIÓN DE LA EUCARISTÍA
“El Diablo siempre ha buscado privar al mundo de la Misa por medio de los herejes, (uno de los principales fue Lutero) constituyéndolos precursores del Anticristo, cuyos primeros esfuerzos consistirán en abolir el santo sacrificio del altar y, según el profeta Daniel [VIII, 12], como castigo a los pecados de los hombres, esos esfuerzos serán fructíferos: «Sobre el sacrificio perpetuo fue instalada la iniquidad, y se echó por tierra la verdad»”.