La emotiva escena de un soldado y la Virgen (Irak)

qaraqosh_soldado_virgen

La emotiva escena de un soldado y la Virgen en la liberación de Qaraqosh

Gaceta.es
22 octubre, 2016 
Qaraqosh vuelve a ser cristiana. Quizá porque, a pesar del horror, nunca dejó de serlo. La conocida como capital de la cristiandad iraquí, arrasada por el terror del ISIS desde agosto de 2014, ha sido liberada. 
Hace más de dos años, en agosto de 2014, la “capital cristiana” de Irak, Qaraqosh, caía en manos del terror islamista del ISIS. “Cristianos enterrados vivos, violaciones a mujeres que más tarde serían vendidas como objetos por 1.000 euros en el supermercado del pueblo y el éxodo de cientos de miles de personas hacia la miseria”. Así describía el infierno que vivieron entonces cientos de miles de cristianos y de hombres y mujeres inocentes, víctimas de la barbarie yihadista.
Situado a alrededor de 30 kilómetros de Mosul, Qaraqosh fue, hasta agosto de 2014, uno de los últimos reductos de los cristianos en Irak. El fuego cruzado entre los soldados del Gobierno Regional Kurdo y los terroristas dio inicio a la huida de sus habitantes, aunque el éxodo masivo se produjo sólo en una noche. “Imagina que cenas, te vas a dormir, y cuando te despiertas no queda nada”,relataban meses después los huidos a Gaceta.es. Cuando entró el IS, Qaraqosh se convirtió en un “pueblo fantasma”. “El 98% de los habitantes huyó a Erbil. Sólo quedó gente mayor, gente que pensaba que no les pasaría nada”. Pero sí pasaría… Muertes, tortura, mutilaciones…
Más de dos años después, el infierno islamista ha sido derrotado y Qaraqosh vuelve a ser cristiana gracias a la labor del ejército del kurdistán iraquí y de las Fuerzas de Movilización Popular, al-Hashd al-Shaabi, que el pasado lunes llegaban a la ciudad. Una liberación que ha dejado imágenes tan significativas como la que vemos en la parte superior de la noticia, en la que un soldado limpia la imagen de una Virgen. Qaraqosh es, de nuevo, cristiana. Quizá porque, a pesar de todo, nunca dejó de serlo…

Comentarios