María aconseja a los niños


02 de julio 2004 Direction for our Times, Ireland


María, Nuestra Santa Madre, se dirige a los niños


Queridos niños, tenéis que vivir para su Jesús. Cuando os despertéis por la mañana debéis decirle a Jesús que lo amáis y también  "Jesús, te ofrezco mi día.” 

Pequeños, si lo hacéis, entonces Jesús tomará cada parte de vuestro trabajo y juegos, de vuestra comida y vuestro sueño y Él lo usará para llevar a otras almas al cielo.

¿No es fácil? Veis mis pequeños, no es difícil complacer a Jesús. 

Él es amoroso y alegre y quiere que seáis cariñosos y felices. Si hacéis lo que os digo, seréis felices porque siendo buenos es como llegamos a ser felices. Nunca debéis preocuparos de si alguien no es bueno. Sólo oremos por ellos y así los ayudaremos.

Podéis no ver que los ayudamos, pero podéis creer que lo haremos porque yo nunca os diría algo que no fuera cierto. Tampoco lo haría Jesús. Decimos sólo la verdad. 

Deberíais practicar también el decir sólo la verdad. Es posible que cometáis pequeños errores en algunos momentos y en ocasiones es posible que se os olvide rezar. Simplemente decidle a Jesús que se os olvidó y rezad una pequeña oración. Así todo estará bien. 

Si practicáis estas pequeñas cosas, éstas se convertirán en buenos hábitos y os convertiréis en hermosos pequeños santos para el cielo. Es más fácil de lo que pensáis, mis preciosos niños. 

Yo estoy con vosotros, y os voy a ayudar en todo.

Comentarios