viernes, 28 de octubre de 2016

Ob. Farrell: demos gracias a Lutero

A modo de prólogo: Lutero niega la Misa como sacrificio Para él la Misa es «el más grave y horrible delito entre todas las formas conocidas de idolatría»

"Reformador" de la doctrina católica.– Lutero, efectivamente, combatió con todas sus fuerzas contra la doctrina de la Iglesia Católica. Para empezar, arrasó con la Biblia, ya que dejándola a merced de el libre examen. Se llevó por delante la sucesión apostólica, el sacerdocio ministerial, la doctrina de Padres y Concilios. Eliminó la Eucaristía, en cuanto sacrificio de la redención. Destruyó la devoción y el culto a la Santísima Virgen y a los santos, los votos y la vida religiosa, la función benéfica de la ley eclesiástica. Dejó en uno y medio los siete sacramentos. Afirmó, partiendo de la corrupción total del hombre por el pecado original, que «la razón es la grandísima puta del diablo, una puta comida por la sarna y la lepra» . Y por la misma causa negó la libertad del hombre . Negó también la necesidad de las buenas obras para la salvación (doctrina de la justificación). Destruyó así prácticamente todo el Cristianismo


***************************

 (traducción Google algo corregida)

Extractado de Avvenire: 
El Secretario del Consejo Pontificio para la Unidad, Ob. Brian Farrell, en Avvenire: la búsqueda de Lutero para conseguir una "iglesia más santa y más viva más cerca del evangelio de Cristo", fue un "impulso positivo” (Avvenire pertenece a la Conf Episcopal de los obispos italianos)

"La preeminencia de la gracia es una verdad fundamental necesaria para la vida cristiana, para la vida de la Iglesia. Volver a lo esencial de las cosas es la salvación de la Iglesia ". Para monseñor Brian Farrell, secretario del Consejo Pontificio para la Unidad de los cristianos, la conmemoración ecuménica conjunta en Lund con el Papa Francisco el próximo lunes para subrayar el salto adelante en la superación del conflicto y la rivalidad que ha hecho posible una actitud diferente en la forma de ver la historia. Pero también se cumplen cincuenta años de constante diálogo ecuménico entre católicos y luteranos, y de los dones de esta colaboración.

Pregunta: El 31 de octubre, hace quinientos años Lutero dio a conocer su crítica y sus protestas a la Iglesia sobre las indulgencias. Es la primera vez que los católicos y luteranos quieren conmemorar juntos esta historia no polémicamente, uno contra el otro. ¿Comó se hizo posible a este evento?

R:"Por dos razones principales: la primera es que la historiografía,  profundizando en el estudio de la vida y las intenciones de Lutero en el contexto histórico en los que trabajaba y escribía, reconoció que fue re-evaluado su persona y su obra. Muchas de las críticas y sugerencias realizadas por Lutero eran necesarias, ya que la iglesia estaba en un estado tal que requería una reforma. Lutero juega un papel cada vez más activo en un esfuerzo por contribuir a una reforma de las prácticas y doctrinas que parecían basarse únicamente en la autoridad humana y estar bajo tensión o incluso en contradicción con las Escrituras. Él no tenía originalmente ninguna intención de fundar una nueva iglesia, era la expresión de un deseo amplio y multifacético de reforma que consideró necesaria “.


P: La segunda razón?

R: "Es que cincuenta años de diálogo ecuménico entre católicos y luteranos ha hecho posible una actitud diferente en la forma en que miramos la historia. Ahora estamos en condiciones de tener una visión común de los méritos y los males de ambas partes y una conciencia que lo que nos une es más importante que lo que nos divide. No podemos cambiar la historia, pero podemos cambiar la actitud con la que miramos y esta es la base del documento conjunto "Del conflicto a la comunión“ resultado l trabajo de la Comisión Católica Internacional del diálogo católico-luterano, afirmada oficialmente en 2013 por la Federación Mundial Luterana y el Consejo Pontificio para la Unidad de los cristianos, y que es la base de esta conmemoración de los quinientos años de la Reforma “.


P: La declaración conjunta de la Federación Luterana Mundial y el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos también habla de los "regalos" de la Reforma, sin embargo,  tal vez será difícil de entender para los que todavía no ven en ella más que un período de conflictos y divisiones ...



R: “Pensemos en el inicio : Lutero era constantemente perseguido por la pregunta:" ¿Cómo puede haber un Dios misericordioso? ". Él encontró al Dios misericordioso en el Evangelio de Jesucristo. ¿Qué quería Lutero? Él quería que los abusos que - (tenemos que aceptar que existían)  - estuvieron presentes en la vida de la Iglesia fueran corregidos. Él quería purificarla. Por desgracia, las cosas fueron de otra manera y hubo ruptura, división.

Para aquellos que buscan una Iglesia más santa, más vital, más fiel al Evangelio de Cristo,  fue un impulso positivo que con el tiempo, a través del Concilio de Trento, y después en la vida de los últimos siglos y especialmente en los últimos años bajo el impulso de la gracia del Vaticano II,  (este impulso) ha hecho (de) muchas de las llamadas de Lutero, parte de la vida de la Iglesia. Y hoy -los católicos- son capaces de comprender las preocupaciones reformadoras de Martín Lutero. Nosotros, los cristianos no hemos sido siempre fieles al Evangelio; Con demasiada frecuencia somos conformados a la mentalidad y al comportamiento del mundo que nos rodea. En repetidas ocasiones hemos obstaculizado la buena noticia de la misericordia de Dios. Como está escrito en el documento, "tanto como individuos y como comunidad de creyentes, todos necesitamos constantemente de arrepentimiento y reforma, bajo el estímulo y la guía del Espíritu Santo."

P: En este proceso gradual del diálogo luterano-católico puede considerarse un hito de la "Declaración sobre la Justificación" firmado en Augsburgo en 1999, también en el sentido de apreciación de Luther ...

R: "Fue una firma conjunta de un aspecto esencial, fundamental de la fe. Nosotros, luteranos y católicos, hemos sido capaces de afirmar oficialmente el consenso sobre las verdades fundamentales de la doctrina de la justificación. Este consenso ha permitido al mismo tiempo de declarar que las condenas recíprocas del siglo XVI sobre la justificación ya no se aplican. Por lo tanto, ahora no estamos más lejos, nuestra comunión se ha vuelto más profunda y real, aunque incompleta. Pero este importante acuerdo, que ha sido un gran paso adelante en las relaciones mutuas, también arroja luz sobre el verdadero valor del camino ecuménico “.



P: ¿En qué sentido?

R:"Es el fruto de un camino que ha abierto la puerta al reconocimiento de lo que queda en ellos y en nosotros de la comprensión común de la fe. El camino ecuménico es un camino de conversión de cada Iglesia, para las iglesias particulares a lo esencial de la fe, un camino de purificación de las propias incrustaciones,  de profundización y luego subir a las fuentes. El camino ecuménico puede avanzar en su profundización, en el retorno a lo esencial para volver a descubrir la naturaleza de lo que une. La primacía de la gracia es una verdad fundamental necesaria para la vida cristiana, para la vida de la Iglesia, porque sin confianza en la gracia de Cristo no podemos construir la Iglesia. Ni siquiera se puede avanzar de forma ecuménica. La vuelta a lo básico puede garantizar un futuro. Sin este retorno no puede haber un desarrollo. La gracia es también esencial para nosotros, los católicos, pero siempre se puede correr el riesgo de eclipsar este aspecto esencial y es un peligro para la Iglesia Católica que perder, olvidar esta dinámica. Por esto, el camino ecuménico tomao por el consenso alcanzado con los luteranos sobre la justificación es bueno, sobre todo para nosotros. Este retorno a lo esencial de las cosas es la salvación de la Iglesia “.(...)



1 comentario:

nazareusrex dijo...

Brian y Kevin Farrell son hermanos.
Kevin Farrell, llamado a implementar la herética Amoris Laetitia y a determinar el papel de los movimientos laicales.
Kevin Farrell de Dallas, contradice las enseñanzas de la Iglesia en lo que respecta a la admisión de hombres homosexuales al sacerdocio católico y apoya a curas apóstata que se auto-identifican como gays.
https://enraizadosencristo.wordpress.com/2016/10/10/bergoglio-premia-a-sus-complices-sodomo-apostatas/
Recordemos una entrada anterior que se publicó en esta pagina:

http://nazareusrex.blogspot.com/2016/08/la-mafia-de-bergoglio-pro-gay-y-pro.html

Después de los 4 card. hablan los laicos

Sandro Magister Los cuatro cardenales jamás han estado solos con sus " dubia ". La prueba de esto es lo que sucedió en Rom...