Por qué el ecumenismo es una solemne tontería



Dios envió a su Hijo a este mundo para salvarlo. De ahí que, el hecho de que el “Vicario de Cristo” se aproxime  a otras religiones y filosofías sin intención de atraerlos a la verdad, y al contrario, ceda en puntos de la doctrina católica, como está haciendo en su encuentro con los luteranos, permitiéndoles comulgar, -o sea, cometer profanaciones eucarísticas- sabiendo que nunca se han confesado de sus pecados mortales en el Sacramento de la Penitencia y no creen en la Presencia Real de Cristo en las hostias consagradas, es una abominación,  es obra de la "misericordia" de Satanás, no de la misericordia divina, ahora falseada por Bergoglio
El Vice Cristo no se puede someterse a la “bendición" de un “obispo" anglicano, ya que ellos no poseen un válido sacramento del orden sacerdotal y por tanto no es un verdadero obispo.
Otro estudiado gesto de Bergoglio que humilla a la Santa Iglesia de Cristo y a su Cabeza visible, donando, a un seguidor de la herejía protestante, autoridad y superioridad, sobre Ella




Juan 14:7

“Yo soy el Camino y la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí”. 

I Timoteo

Te recomiendo en la presencia de Dios que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que ante Poncio Pilato rindió tan solemne testimonio,
que conserves el mandato sin tacha ni culpa hasta la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo,

Manifestación que a su debido tiempo hará ostensible el Bienaventurado y único Soberano, el Rey de los reyes y el Señor de los señores, el único que posee Inmortalidad, que habita en una luz inaccesible, a quien no ha visto ningún ser humano ni le puede ver. A él el honor y el poder por siempre. Amén.


Apocalipsis

Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco: el que lo monta se llama «Fiel» y «Veraz»; y juzga y combate con justicia.

Sus ojos, llama de fuego; sobre su cabeza, muchas diademas; lleva escrito un nombre que sólo él conoce;

viste un manto empapado en sangre y su nombre es: La Palabra de Dios.

Y los ejércitos del cielo, vestidos de lino blanco puro, le seguían sobre caballos blancos.

De su boca sale una espada afilada para herir con ella a los paganos; él los regirá con cetro de hierro; él pisa el lagar del vino de la furiosa cólera de Dios, el Todopoderoso.

Lleva escrito un nombre en su manto y en su muslo: Rey de Reyes y Señor de Señores.



Juan 18:37

Entonces Pilato le dijo: «¿Luego tú eres Rey?» Respondió Jesús: «Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.»

1 Timoteo 1:17

Al Rey de los siglos, al Dios inmortal, invisible y único, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.



Comentarios