A Fco. no le gusta la misa tradicional (entrevista)


En una entrevista concedida al padre Antonio Spadaro y publicada en un libro, Francisco se expresa firmemente sobre los temas de la liturgia, el rito extraordinario, la relación con la tradición, la política y el populismo. Algunos extractos:
“Mi palabra está en tus ojos”  es el título del libro publicado en Italia este 10 de noviembre e incluye todos los discursos, textos, mensajes y homilías de la época en la que Bergoglio fue el arzobispo de Buenos Aires. Todo o al menos lo que queda de un registro escrito o del cual fue posible hacer la transcripción de una grabación. Una libreta de 950 páginas que abre con una nueva entrevista titulada "Trazas de pastor", entregada al padre Antonio Spadaro, jesuita, director de la Civilta Cattolica y autor de la primera entrevista de su pontificado en 2013. 

El Rito Extraordinario

Spadaro: "La simplicidad de los niños evoca, con los adultos, un rito directo, en el que todos participan, me evoca masas parroquiales en las que se experimenta tal piedad. Me viene a la mente propuestas para empujar a los sacerdotes a dar la espalda a los fieles, repensar el Vaticano II, usar el latín, y esto no sólo para pequeños grupos sino para todos "

La respuesta del Fco.: "El Papa Benedicto XVI hizo un gesto justo y magnánimo para satisfacer una cierta mentalidad presente en ciertos grupos y entre personas que, nostálgicamente, se han distanciado, pero eso es una excepción, por eso hablamos de ritos" extraordinarios ". La misa ordinaria no es eso. Debemos ir al encuentro de aquellos que están vinculados a una cierta forma de orar, hay que ser magnánimo. Pero lo ordinario no es eso. El Vaticano II y Sacrosanctum Concilium deben aplicarse tal como son. Hablar de la " reforma de la reforma "es un error.
****************************

Por qué Francisco no dice la verdad: El Sacrosantum Concilium dijo que se podía celebrar en lengua vernácula además de en latín, por lo tanto la excepción es más la lengua del propio país que el latín:
Capítulo 1 de Sacrosantum Concilium:
Lengua litúrgica
36. § 1. Se conservará el uso de la lengua latina en los ritos latinos, salvo derecho particular.
§ 2. Sin embargo, como el uso de la lengua vulgar es muy útil para el pueblo en no pocas ocasiones, tanto en la Misa como en la administración de los Sacramentos y en otras partes de la Liturgia, se le podrá dar mayor cabida, ante todo, enlas lecturas y moniciones, en algunas oraciones y cantos, conforme a las normas que acerca de esta materia se establecen para cada caso en los capítulos siguientes.
§ 3. Supuesto el cumplimiento de estas normas, será de incumbencia de la competente autoridad eclesiástica territorial, de la que se habla en el artículo 22, 2, determinar si ha de usarse la lengua vernácula y en qué extensión; si hiciera falta se consultará a los Obispos de las regiones limítrofes de la misma lengua. Estas decisiones tienen que ser aceptadas, es decir, confirmadas por la Sede Apostólica.
§ 4. La traducción del texto latino a la lengua vernácula, que ha de usarse en la Liturgia, debe ser aprobada por la competente autoridad eclesiástica territorial antes mencionada.

Capítulo 2°: El misterio eucarístico (47-58 Sacrosantum Concilium):

Lengua vernácula y latín
54. En las Misas celebradas con asistencia del pueblo puede darse el lugar debido a la lengua vernácula, principalmente en las lecturas y en la «oración común» y, según las circunstancias del lugar, también en las partes que corresponden al pueblo, a tenor del artículo 36 de esta Constitución.
Procúrese, sin embargo, que los fieles sean capaces también de recitar o cantar juntos en latín las partes del ordinario de la Misa que les corresponde.
Si en algún sitio parece oportuno el uso más amplio de la lengua vernácula, cúmplase lo prescrito en el artículo 40 de esta Constitución.



Comentarios