Fco iguala cohabitación y matrimonio y proscribe la castidad (Consejero papal)

Semeraro (foto) es el obispo de Albano, Italia, y secretario del Consejo de los 9 Cardenales elegidos por el Papa Francisco para ser sus asesores personales.



LSN 14 nov 2016
Amoris Laetitia abre una nueva puerta que va más allá de Familiaris Consortio y elimina las exigencias innecesariamente severas de la Iglesia Católica con respecto a la castidad, según una reciente presentación sobre la Exhortación Apostólica del Obispo Marcello Semeraro en España .

Semeraro habló en la Universidad Jesuita de Comillas en Madrid en la presentación de una nueva edición de Amoris Laetitia en español con una introducción que escribió. El rector de la universidad, el cardenal Lluís Martínez Sistach, arzobispo emérito de Barcelona, ​​así como los jesuitas Pablo Guerrero y Carmen Magallón, ambos profesores de la universidad, también estuvieron presentes.


Según Semeraro, Amoris Laetitia supera la lógica de "no es posible - es posible", e introduce en cambio una "clara distinción entre la regla general y el caso particular". El discernimiento y el acompañamiento son los ingredientes clave, agregó.

En cuanto a la regulación de católicos que han entrado en una segunda unión civil después de un anterior matrimonio sacramental (y divorcio civil) para vivir como hermano y hermana para recibir los sacramentos, el obispo Semeraro dijo: "¿Qué significaría que las personas que tienen hijos vivan como hermano y hermana? El paso adelante de Amoris Laetitia, con respecto a Familiaris Consortio, es que ellos [los civilmente vueltos a casar] pueden expresar su afecto ( o sea, actividad sexual) en su situación, y aquí es donde el acompañamiento y la guía del director espiritual entrarían en juego “. Más claridad: "No es una relación de hermano y hermana sino una relación conyugal. El obispo afirma apoyar su interpretación con la enseñanza magisterial anterior de la Iglesia: "Gaudium et spes dice que los cónyuges que se abstienen de las relaciones matrimoniales ponen en peligro su relación y pueden cometer infidelidades”. (aquí Semerano miente)

"El discernimiento moral por el cual se intenta conocer la voluntad de Dios en un nivel general, válido para todos y lo que es bueno y lo que es malo" se opone al discernimiento pastoral personal que "me ayuda a saber dónde estoy, cuál es mi situación ", explicó el obispo.

Durante la presentación, el cardenal Sistach enfatizó el "realismo de lo concreto" que ellos entienden como el corazón de la Exhortación.

***************

Con una variante de argumentos, por un lado, de que la norma moral general no es aplicable en ciertos casos en los que, tras un "discernimiento", se puede encontrar una cantidad suficiente de "amor" en una relación moralmente ilícita y, por otro lado, con su insistencia de que el acto conyugal puede realizarse en relaciones "estables" a pesar de no ser sacramentalmente válidas, Semeraro se pone en el mismo grupo de clérigos que apoyan una "ruptura con la lectura de la tradición" de Amoris Laetitia, apoyada por las teorías del cardenal Walter Kasper.




Comentarios