Gobernadora de Arequipa consagra la región al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María

La gobernadora de Arequipa consagra la región al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María
EN LA CLAUSURA DE LA PUERTA SANTA DE LA ARCHIDIÓCESIS


En la clausura de la Puerta Santa de Arequipa, la Gobernadora Regional Yamila Osorio sorprendió a los 10,000 católicos arequipeños que se encontraban en la celebración en la Plaza de Armas de la ciudad, consagrando solemnemente su gestión y la Región de Arequipa al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María.
(InfoCatólica Perú) Este acto, a diferencia de aquel video aficionado en el que se grabó a puertas cerradas y ante un público exigente al Presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, realizando una consagración similar; sí fue lo solemne y público que requiere tal consagración, ante una plaza de armas totalmente cubierta de oyentes, y fue realizada por iniciativa personal de la Gobernadora, quien así lo refirió explícitamente.
Posteriormente, Monseñor Del Río, arzobispo de Arequipa, aclaró y respaldó el acto de consagración, que resultó inesperado para la concurrida plaza, y anunció que tras el Año Jubilar de la Misericordia, en Arequipa se realizará el Año de la Familia, para fortalecer la familia ante los embates de la Ideología de Género, de la que también habló y mencionó sus peligrosos avances a nivel nacional.
Les dejamos los textos y transcripciones de las declaraciones referidas en orden:
Consagración Solemne y Pública de la Gobernadora Regional Yamila Osorio, de su gestión y de toda la Región Arequipa al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María:
Muy buenas noches, querido Monseñor, querido pueblo de Arequipa. Ha sido mi voluntad poder realizar este acto de consagración de nuestra gestión y de nuestra Región Arequipa al Señor Jesús:
Señor Jesús, al concluir el Año de la Misericordia, me pongo nuevamente ante tu presencia, y declaro solemnemente mi deseo de hacer tu voluntad. Pongo en las divinas manos de Dios Padre, Creador y guía de mi existencia, el gobierno de la Región Arequipa que, por gracia tuya y voluntad de la población, he recibido. Consagro a ti mis servicios de Gobernadora con todos sus proyectos para que Tú los dirijas, los protejas y los bendigas con todas las gracias y bendiciones que has dispuesto para tu pueblo de esta región de Arequipa. Ven y reina Tú, Señor, porque tuyos son los planes divinos. Bendícenos a mí y a tu pueblo, Sagrado Corazón de Jesús, para que todos reconozcamos las maravillas que puedes hacer cuando confiamos en Ti. Conságranos a tu fortaleza divina, para que todos nuestros planes sean inspirados y dirigidos por Ti. Y bendice a los que, junto conmigo, colaboran en tus planes divinos.
Madre María, intercede ante tu hijo con tu Corazón Inmaculado en esta causa de gobernar bajo la mirada de nuestro Señor Jesús, para que en todo promovamos la vida y la familia y busquemos el bien común de nuestra región. Amén
Palabras de Monseñor Javier del Río tras la Consagración Solemne:
Como explicaba la Doctora Yamila Osorio, nuestra Gobernadora de la Región Arequipa, ella ha tenido la iniciativa de consagrar su gestión y, como representante de la región, también consagrar nuestra Región Arequipa a Dios a través del Sagrado Corazón de Jesús, y del Inmaculado Corazón de María. Hemos canalizado esta iniciativa, que se podía haber hecho en otro momento, pero me pareció oportuna, ya que era su deseo, que la haga aquí hoy que estamos todos juntos, como un pueblo también arequipeño. Doctora, la felicito, y estoy seguro que el Señor escucha su oración. La Mamita de Chapi también.
Anuncio del Año de la Familia y peligros y alcances de la Ideología de Género en Perú por Monseñor Javier del Río:
Quisiera anunciarles que el próximo año en Arequipa lo declaramos desde ahora: celebraremos el Año de la Familia, el año de la familia arequipeña. Lo habíamos deseado ya hace varios años (…) pero, ciertamente, los Papas han ido disponiendo otra cosa: el Papa Benedicto XVI dispuso el Año de la Fe, el Papa Francisco el Año de la Vida Consagrada, luego el Año Jubilar de la Misericordia… De momento el Papa no ha dicho nada, yo creo que ya, si Dios quiere, entonces en Arequipa ya podemos finalmente celebrar nuestro Año de la Familia.
Un año en el que quisiera que todos oremos mucho por la familia, y que cada uno ponga todo de su parte para fortalecer nuestras familias. El Papa Francisco hace tres semanas ha dicho en una presentación pública que hoy día estamos viviendo una Tercera Guerra Mundial, y esta Guerra Mundial es una guerra contra la familia, dice el Papa, estoy citando literalmente al Papa: «una guerra contra la familia» desatada por una corriente que se llama Ideología de Género, que desconoce, renuncia a la creatura como tal, es decir, renuncia a Dios, renuncia a las leyes que Dios ha puesto a la naturaleza humana, que quiere hacer del hombre su propio Dios, y que sea el hombre quien libremente pueda, digamos así, que al final no es libre sino esclavo, pueda disponer no solamente sobre lo que él considera que debe ser su sexo sino el modo de ejercerlo como si fuera simplemente un instrumento de placer.
Ideología de Género que, dice el Papa, da guerra a las familias día a día, y que lamentablemente, lo digo para que estemos atentos, también ha llegado al Perú y está en la nueva currícula escolar de todos los colegios y empezará a ser aplicada por ley a partir del próximo año. Algo sumamente lamentable que está sucediendo en nuestro país: cómo se está promoviendo el aborto, la píldora del día siguiente que es abortiva, ahora la Ideología de Género, etc, etc, haciendo muchísimo daño.
Arequipa siempre ha sido, hermanos y hermanas, un bastión de la democracia y un bastión de la fe católica, y Arequipa está llamada ahora, en este momento tan importante de nuestra historia, porque esta ideología puede destruir el país como ha destruido las sociedades del hemisferio norte, sociedades que han tenido un crecimiento económico enorme pero en las cuales los suicidios juveniles, la desintegración familiar, los bebes tenidos en laboratorios como si fueran un producto, la destrucción de embriones. Es lo que marca la desintegración del hemisferio norte, y nosotros no queremos eso para nuestro Perú.
Por eso este año de la familia quisiéramos que cada uno de nosotros fortalezca su propia familia, y tendremos una serie de iniciativas también para impedir que esa Ideología de Género contamine a nuestros niños, contamine a nuestros jóvenes y los lleve por el camino de la destrucción. En este sentido tenemos que destacar también la última frase de la consagración que ha hecho la Doctora Yamila, donde se compromete desde el Gobierno Regional ante Dios a trabajar en la defensa y promoción de la vida y la familia, que son el principal patrimonio de Arequipa. Nuestro principal patrimonio no son las minas. Son los niños, son la familia, son nuestras familias. Por eso, como buenos católicos, hemos de promoverlas, defenderlas y custodiarlas.

Comentarios