Ob polaco: los 4 cardenales sólo ejercieron su deber

               Obispo Polaco: respecto a los 4 cardenales:  Era justo responderles 

Steve Skojec 21 de noviembre de 2016 
En una entrevista con Michele M. Ippolito de La Fede Quotidiana, el obispo auxiliar Józef Wróbel, de Lublin (Polonia), en lo que parece ser el primer (de otros muchos) prelados a pronunciarse públicamente a favor de la Carta de los cuatro cardenales: los cuatro tenían razón al pedir aclaraciones sobre Amoris Laetitia. En todo caso, sólo se les debía responder. "
-[Su] Excelencia [Obispo] Wrobel, ¿qué le parece la carta de aclaración sobre Amoris Laetitia enviada por cuatro cardenales al Papa?

-Han hecho bien y han ejercido correctamente las disposiciones del derecho canónico. Creo que no es sólo un derecho, sino incluso un deber. Hubiera sido justo responder a sus observaciones. No hicieron preguntas sobre el clima del día siguiente, sino sobre cuestiones relativas a la enseñanza de la Iglesia y por lo tanto a los fieles.

-Las dudas sobre la AL, ¿las encuentra pertinentes?

-Como he dicho antes, una aclaración sobre el documento, y especialmente sobre el capítulo 8, es oportuna. El texto se presta efectivamente a varias interpretaciones, es ambiguo.

-¿Por qué se presta a varias interpretaciones?

-Porque no estaba bien escrito. Probablemente con demasiada prisa, sin analizar los contenidos y las posibles consecuencias sin el cuidado y  atención (que merecen). Hay una necesidad de llevar estas preguntas al Vaticano y a los colaboradores en quienes el Papa tiene confianza. La redacción de estos textos tan importantes con prisas no da un buen servicio a la Iglesia.

-¿Se puede dar la comunión a los que se han vuelto a casar civilmente?

-No se podía dar [la Comunión] antes de Amoris Laetitia, no es posible tampoco ahora. La doctrina de la Iglesia no está sujeta a cambios, de lo contrario ya no sería la Iglesia de Cristo fundada en el Evangelio y la Tradición. No se le concede a nadie el modificar la doctrina en la medida en que nadie es el dueño de la Iglesia.

-¿Comunión a parejas homosexuales?

-No es posible, y la misericordia no es un permiso. Los actos homosexuales son un pecado muy grave, mucho más que los cometidos entre heterosexuales. De hecho, van contra la naturaleza.

-Sus comentarios sobre Amoris Laetitia son sorprendentemente firmes, pero también lo es su respuesta a una pregunta que está en la lista de prioridades del Vaticano: la acogida de los refugiados:

-Inmigración, ¿qué hacer?

-La acogida está en el espíritu cristiano. Sobre todo, en la teología moral, la primacía está en la caridad. Ésta mira primero a los más cercanos [a nosotros], a los vecinos, para llegar después a los más alejados. Por lo tanto, primero debemos asegurarnos de que los que viven cerca de nosotros -parientes, hijos, padres, conciudadanos- estén bien y sólo después cuidemos a los que vienen de fuera. La demagogia no conduce a ninguna parte.


Al igual que el Obispo Athanasius Schneider, el Obispo Wróbel es un auxiliar que se preocupa mucho más de la enseñanza católica y de los fieles que de avanzar en su propia carrera eclesiástica.

Y en cierto modo, su trabajo los eleva mucho más allá de la dignidad de una sede diocesana. Realmente se convierten en obispos mundiales.

Sólo podemos orar para que este sea el comienzo de una tendencia más amplia de apoyo a los cuatro cardenales de entre los sucesores apostólicos del mundo.

Roberto Tomasso contribuyó a esta traducción.






Comentarios

Cristina ha dicho que…
Si queréis alistaros en el Ejército Remanente de Dios aquí os pongo dónde http://m.elgranaviso-mensajes.com . Se admiten soldados de todos los países y de todas las lenguas. ¡¡ ÁNIMO, LA VICTORIA ES DE NUESTRO DIOS!!