Pepsi, Microsoft o Nike, pierden con Trump

 
por Almudena Martínez-Bordiú

16 noviembre, 2016 
“Todos nuestros empleados estaban llorando”. Son las palabras de la presidenta de la marca Pepsi, que junto a otras entidades como Converse, Avon o Deutsche Bank, financian al gigante del aborto Planned Parenthood, cuyo futuro parece peligrar tras la derrota de Hillary Clinton.

Como ya informó InfoVaticana, Pepsi es una de las marcas que se encuentra dentro del grupo de empresas que financian el negocio del aborto en Estados Unidos. Junto a nombres como Microsoft, Nike o Converse, la empresa multinacional de bebidas PepsiCo financia las actividades del gigante Planned Parenthood.
Cabe recordar que tras el escándalo por la publicación de los vídeos que demostraban que la entidad dirigida por Cecile Richards se lucraba con la venta de partes de fetos abortados en sus clínicas, la multinacional se vio obligada a retirar de su página web el nombre de las 41 empresas que le dispensaban apoyo económico.
Fue el diario The Daily Signal el encargado de publicar el nombre de estas empresas, entre las que podemos destacar a Adobe, Avon, Deutsche Bank, Expedia o los anteriormente nombrados. Cabe recordar que Coca-Cola, Ford y Xeros fueron tres de las multinacionales que decidieron desvincularse de la entidad tras destaparse el escándalo, pidiendo a Planned Parenthood que retirase su marca de las lista de donantes.

Un futuro incierto

La palabras de la presidenta de Planned Parenthood, que financió la fracasada campaña de Hillary, evidenciaron la decepción de la multinacional, furiosa por haber perdido ingentes cantidades de dinero y atemorizada por el posible cierre de sus puertas.
Basta con ver las reacciones de los diferentes empresarios, políticos o entidades para comprender quienes han sido los “verdaderos perdedores” tras la victoria de Donald Trump. Y es que si entre ellos se encuentra Planned Parenthood, el conjunto de empresas que financian a la multinacional se deben meter dentro del mismo saco.
Un ejemplo de ello son las últimas declaraciones de la presidenta y directora ejecutiva de PepsiCo, Indra Nooyi, que al igual que Cecile Richards, se convirtió en una de las principales discípulas de la demócrata.
indra-nooyi-hillary
En un evento organizado por el New York Times, la presidenta de la marca – que en muchas ocasiones ha mostrado su apoyo a Obama de forma pública-, explicó que tras el resultado de las elecciones “todos nuestros empleados estaban llorando”.
“Para cualquiera que piense como Trump, que se olvide de la marca Pepsi”, sentenció  Nooyi. “La pregunta que se hacen, sobretodo las mujeres y el colectivo LGTB es: ¿Estamos a salvo? Nunca pensé que tuviera que responder a esa pregunta”, concluye la directiva de esta marca.
Recordamos que Hillary Clinton se ha erigido como la principal defensora de este negocio en EEUU. En lugar de condenar el hecho de hacer negocio con los tejidos y órganos de niños no nacidos, Clinton declaró que “es lamentable” que Planned Parenthood haya sido objeto de “un ataque concertado durante tantos años”.
La demócrata ha arremetido en numerosas ocasiones contra las asociaciones pro-vida, que según sostiene, han estado durante años planeando un ataque contra el gigante del aborto. Cabe destacar que Planned Parenthood aborta más de 320.000 bebés estadounidenses cada año, una práctica que financia con alrededor de 554 millones de dólares de los contribuyentes.

Comentarios