¿Por qué Jesús dobla el Sudario de lino después de su Resurrección?



CATOLICIDAD



El Evangelio de Juan ( 20:7 ) nos dice que el Sudario, que se le colocó sobre el rostro a Jesús, no estaba echado a un lado junto con las vendas.

La Biblia dedica un verso entero para decirnos que el Sudario fue bien doblado, y que se colocó en un lugar aparte (quizás en donde estuvo tendido).

El domingo por la mañana, cuando todavía estaba obscuro, María Magdalena fue al sepulcro y encontró que la piedra había sido removida de la entrada.

Ella corrió y encontró a Simón Pedro y al otro discípulo, a quien Jesús amaba. Ella dijo: "¡Se han llevado el cuerpo del Señor del sepulcro, y no sabemos dónde lo han puesto!".

Pedro y el otro discípulo corrieron a la tumba para ver. El otro discípulo corrió y llegó antes que Pedro. Se detuvo, miró dentro del sepulcro y vio las vendas en el suelo, pero no entró.

Luego llegó Simón Pedro y entró. También notó las vendas en el suelo, mientras que la tela que había cubierto la cara de Jesús estaba doblada y situada a un lado.

¿Era importante eso? ¡Por supuesto! ¿Es, ahora, realmente importante? ¡Claro que sí!

Para comprender el significado de la servilleta doblada, hay que entender un poco acerca de la tradición hebrea en esos días.

La servilleta doblada tenía que ver con el Maestro y el Siervo, y cada niño judío conocía esta tradición.

Cuando el siervo ponía la mesa de la cena para el Maestro, se aseguraba de ponerla exactamente de la manera en que el Maestro quería.

La mesa estaba decorada a la perfección, y luego el criado iba a esperar, fuera de la vista, hasta que el Maestro había terminado de comer. El siervo no se atrevía a tocar la mesa, hasta que el Maestro hubiera terminado.

Ahora bien, si el Maestro había terminado de comer, se levantaba de la mesa, se limpiaba los dedos, la boca, y la barba, y hacía un nudo la servilleta y la lanzaba sobre la mesa.

El siervo entonces sabía que era el momento para limpiar la mesa. Porque en aquellos días, la servilleta arrugada quería decir, "he terminado".

Pero si el Maestro se levantaba de la mesa, doblaba la servilleta y la ponía junto a su plato, el siervo no se atrevería a tocar la mesa, porque la servilleta doblada significaba...

"¡VOLVERÉ! "

¡Qué increíble! ¡Qué bello!

Cristo dejó un mensaje en su tumba para decir que volverá...

Comentarios