Quieren desterrar Mi doctrina para siempre de vuestro mundo

Ven, mi amada, a tenerme todo para ti mientras te dicto estas líneas.

No es fácil ser de Cristo en estos tiempos en los que los mismos fieles se apartan de Mí por seguir a un infiel usurpador que dicta sentencias de muerte  contra los que se dicen míos y no lo son porque no reconocen Mi voz. Los que la reconocen, Me siguen, y se apartan del Maligno que ha usurpado Mi puesto en la Iglesia terrena para llevar al máximo número de almas a la perdición eterna.

No le creáis cuando habla de los pobres y parece humillarse ante el mundo. No es humilde sino una serpiente astuta, que quiere ganar a las almas que son de Cristo hablando un lenguaje que sustituye al Mío.

Pero como te he dicho, mis ovejas escuchan Mi voz y Me siguen, y no van detrás de los hipócritas aunque éstos lleven el mando del Buen Pastor, porque sólo es en apariencia. Lo que quieren es tergiversar Mi doctrina para desterrarla para siempre de vuestro mundo.

¡Oh, qué equivocados están! y sus planes sólo pueden acabar en un fracaso total llevándose consigo a las almas tibias que no merecían ser Mías. Por el contrario, los verdaderos amantes del Cristo-Rey, van a darse cuenta del engaño a medida que éste se haga más evidente.

Reza para que sean muchos los que despierten cuanto antes y no sean arrastrados por el grandísimo hipócrita que ocupa la sede de Mi Pedro.


Ámame sin cesar
Soy tuyo,
Yo tu Jesús



Mensajes a un alma mística, noviembre 2016

Comentarios