Signos de los Sacerdotes Falsos

Mensajes de N. Sra de las Rosas

LOS INFILTRADORES DE SACERDOTES

            "Y, Mis buenos hijos, no rezáis por vuestros sacerdotes.  No pagáis - digo la palabra 'pagáis' por ellos - en otras palabras, debéis rescatarlos del Purgatorio.  Rescatadlos aún del infierno.  No deseamos ver a nuestros sacerdotes arrojados al Purgatorio ni al infierno.  Pero ahora hay muchos en el Purgatorio, y debéis hacer penitencia por ellos, y rezad por ellos, porque ellos están mal guiados. No tienen el valor, el valor de sus propias convicciones para pararse y pelear.  Ellos han perdido la seguridad de la existencia de la inmortalidad del alma.  Y ahora hay muchos que van por allí, ya sean verdaderos, sacerdotes verdaderamente ordenados, ¿o es que son infiltradores dentro de la Casa de Mi Hijo?  Sólo vosotros como padres de familia podéis averiguarlo.  Buscadlos y los descubriréis.  Por sus frutos serán conocidos.

SIGNOS DE LOS SACERDOTES FALSOS

            "Si os dicen que las palabras de la Biblia tan sólo son historias escritas por los hombres, sabréis que son falsos.  Si os dicen que es mejor creer lo que los teólogos os dicen ahora en 1982, de hecho, diciendo, en tan pocas palabras, que todos los otros teólogos fueron estúpidos, sabréis que no son verdaderos.  Y eso es una realidad.  El sacerdote no es un verdadero sacerdote.

            "Ahora, si os dicen que no tenéis que preocuparos por haber cometido un pecado, porque Dios no castigará, que Él es un Dios todo-amor, y, como un Dios todo-amoroso, El no os castigará por vuestros pecados.  Si eso fuese entonces cierto, ¿porqué fue arrojado Lucifer del Cielo?  Si vosotros no podéis pecar y Dios no os castigará por vuestros pecados, ¿porqué fueron Sodoma y Gomorra destruidas?

            "Hija Mía e hijos Míos, Yo titubeo en hablar de tales cosas como lo son la inmortalidad y la moral de la humanidad.  Sin embargo, es algo que Me hace aún sonrojarme, hija Mía... (Verónica - A Nuestra Señora se Le pone el rostro de un color escarlata muy, muy profundo).  Casi estoy avergonzada.  ¡Ahora Nuestra Señora realmente se pone color escarlata!  Yo me siento igual.  Pero respiraré profundamente, como dice Nuestra Señora, porque las palabras deben decirse.) ... que cuando un sacerdote os dice que no tenéis que hablar, en contra del homosexualismo, porque estáis juzgando a otras personas, y que debéis de amar a vuestro prójimo, y por lo tanto, nunca ponerlo para ser juzgado, no estáis juzgando.  Si una persona hace el mal, y se lo decís  de una manera amable, de una manera caritativa, que están cometiendo pecado, y que perderán sus almas e irán al Purgatorio, o aún al infierno, eso no es juzgar.  Estáis ayudando y amando a vuestro prójimo.  ¿Qué es el amor?

            "Y cualquier sacerdote que os diga, hija Mía e hijos Míos, como lo habéis experimentado - Hemos permitido que lo experimentéis para mejorar la humanidad - cualquier sacerdote que os diga que debéis amar a vuestro prójimo antes y a Dios después, no es un verdadero hombre de Dios ni es un verdadero sacerdote Católico Romano, ni es un verdadero ministro de denominación alguna. Porque el primer Mandamiento de Dios el Padre es: 'Yo soy el Señor, vuestro Dios, no tendrás a otros dioses antes que Yo.'  'No dirás el nombre del Señor, vuestro Dios, en vano.

'EL HOMBRE NO ES UN DIOS PEQUEÑO

            "Y si un sacerdote o un ministro aún se atreve a blasfemarme y deciros que no os preocupéis por pecar, porque algún día seréis hasta un dios;  y vosotros decís, ¿'un dios?'  Si alguno de vosotros habéis escuchado esto, hijos Míos, sabéis que es verdad, que muchos se han vuelto tan arrogantes que sienten que son mini-dioses, pequeños dioses.  De ninguna manera será el hombre un dios pequeño.  No hay justificación para ser llamado un pequeño dios, no importa qué lugar tenga en este mundo.

            "Hay un solo Dios, Dios Altísimo en el Cielo.  Ningún hombre es Dios, a pesar que se coloca como Dios ahora, aún tratando de crear vida, y aún tratando de restaurarles la vida a los muertos.  Nunca le restaurará la vida a los muertos.  Nunca creará una vida.  Lo que creará será un monstruo, un ser sin alma.  No entraremos en esto, hija Mía, pues veo que te estás cansando.  Pero debemos advertirle a los padres de familia sobre lo inmodesto de este mundo.  Mi Corazón está destrozado, tal y como te lo he dicho, hija Mía.

Verónica- ¡Oh!  La sangre brota más todavía.  Ahora está sobre toda mi cama. (En este punto, el sonido de algo que se estrella en el suelo asusta a Verónica).
            ¡Oh!  Y hace que todo se caiga.  Las luces (lámparas) se caen, todo... por la violencia y la sacudida que siento.  Que Jesús está muy enojado con esto.  Toda la lámpara se ha caído de mi mesa.  Se cayó con un estruendo. Y todo se cae de mi mesa, a medida que Jesús ahora golpea la mesa, y Él dice:

LOS SACERDOTES QUE TOLERAN LA HOMOSEXUALIDAD Y EL ABORTO

Jesús – “¡No apoyaré a Mis sacerdotes que toleran la homosexualidad y la permiten dentro de Mi sacerdocio! ¡No apoyaré  a Mis sacerdotes quienes permiten el asesinato de los no nacidos con su indulgencia! ¡No Me quedaré impávido y permitiré que Mi sacerdocio sea destruido!

Verónica - ¡Oh, estoy tan asustada Madre Santísima!  ¿No estás enojado conmigo, verdad Jesús?  ¿No estás enojado conmigo?  Todo se ha caído acá.  Las lámparas se han caído.

Jesús - "Hija Mía, no fue mi intención asustarte. Le daba salida al dolor de Mi Corazón.  Pero deseo hacerle ver a la humanidad que Yo, también, ya no puedo permitir estas lascividades, las abominaciones que el hombre comete sobre la tierra para continuar.  ¡Mi mano está bajando y asestará!

Verónica - Nuestra Madre Santísima ahora ha venido a mi lado, y Ella - Ella acaricia mi cara.  Todavía tengo miedo por lo que pasó cuando Jesús golpeó la mesa.  La lámpara se cayó, mi lámpara se cayó.  Me sacó del estado inconsciente.  Y todavía puedo, sin embargo, ver a Jesús y a Nuestra Señora - y Nuestra Señora está de pie allí.  He regresado de mi estado inconsciencia.  ¡Tengo tanto miedo, Madre Santísima!  ¡Tanto va a suceder en el mundo!

Nuestra Señora - "Hija Mía, no tengas miedo, Mi Hijo está lleno de angustia, y no se expresó de una manera que tu esperabas.  Pero no es frecuente que Nosotros vengamos a ti, hija Mía, de esta manera.  Si Él estuviese en los terrenos (de la vigilia) habrían truenos y relámpagos para darle énfasis a Sus palabras.
            "Oh, hija Mía, no tengas miedo, tu corazón palpita.  Quiero que ahora descanses, hija Mía.  Pero tengo más mensajes para Mis hijos del mundo.  Te dejaremos durante un corto tiempo y regresaremos.  Pero harás que tu querido esposo, Arturo, arregle el dormitorio, y que te de alimento, y Nosotros regresaremos.  Mira, hija Mía, tu reloj de pulsera.

Verónica - Yo- yo- yo- tengo en mi reloj de pulsera la una, Madre Santísima.

Nuestra Señora - "Tu tienes la 1 p.m., hija Mía.  Regresaremos a las 3 p.m. y concluiremos Nuestro Mensaje para el mundo.  Pero durante estas dos horas, deseo que reposes y que duermas.
            "Yo sé que tu esposo está en la puerta escuchando y está tratando de entrar, porque escuchó la bulla.  Tu le explicarás,  hija M’a, al tocar esta cinta.
            "Pero no tengas miedo.  Mi Hijo no tiene - no tiene nada en contra de aquellos quienes son buenos de espíritu.  Pero ves, tu, hija Mía, comprenderás más adelante cuando Él discuta contigo lo que sucede.

Comentarios

ABSCONDITA IN DEO ha dicho que…
yo creo en las apariciones de Fatima, lurdes, la Salette, garabandal, Rosa MISTICA EN MONTIQUIARI....incluso las revelaciones de grandes santos....Pero estas que me presentais, desde luego que no. las formas y los modos son muy sospechosamente diabolicos, NO DIVINOS. ESTO SUCEDE CUANDO SE VIVE OBSESIONADO CON EL APARICIONISMO... BUENO, cada cual obre como quiera....