Aborto: La primera causa de muerte en el mundo



Hay un procedimiento hospitalario que se alza como primera causa de muerte, con millones de fallecimientos por año en todo el mundo.
Por eso, el lugar más peligroso para el ser humano son los diversos centros de salud que deberían defender la vida humana, pero que mediante operaciones quirúrgicas a petición de la mujer procuran el llamado aborto. 

Y sin embargo, los manipuladores del lenguaje han sustituido el vocablo por “interrupción voluntaria del embarazo”, cuando en realidad esta interrupción causa la muerte genocida de 45 millones de seres humanos anualmente, a veces por motivos tan frívolos como el sexo del bebé o la inoportunidad de su llegada.
Y cuando los que exponen la verdad son tachados de fascistas o de hostilidad a la mujer, o son despedidos del ámbito médico- ginecológico, entonces es que algo se oculta, porque a nadie con un mínimo de ética se le ocurre defender el asesinato premeditado de un hijo por su madre. 

Estamos a las puertas de una Navidad en la que María y san José recibieron con alegría al Niño Dios aunque les complicó enormemente la existencia: lo recibieron en una cueva fría e inhóspita, tuvieron que huir perseguidos y siempre tuvieron en el corazón, el dolor del dolor que el mundo iba a dar a su hijo. 

Las madres que temen ver sufrir a sus hijos por la pobreza, falta de trabajo o casa que los miren a ellos, que sufrieron por todos los padres y las madres que no quisieron dar a luz a sus hijos privándoles de una vida, sino cómoda, sí bonita y que merece la pena ser vivida.



LB

Comentarios