Íker Jiménez dice ser «muy de Cristo», y pro belén

ReL. En su canal de Youtube, El Videoblog de Íker Jiménez, el conductor del popular programa de televisión Cuarto Milenio (Cuatro) ha elogiado la iniciativa del doctor José Miguel Gaona, colaborador de su programa, de instalar por su cuenta un pequeño belén en la Puerta de Alcalá(Ver abajo el vídeo.) Hasta la llegada a la alcaldía de la alcaldesa Manuela Carmena, de Podemos, era tradición la instalación de un nacimiento grande en el lugar más carácterístico de Madrid.

Según Jiménez, al doctor Gaona, psiquiatra y humanista, "le parece lógico que en España, con una raíz cristiana tan importante, haya un belén". "Nuestro pueblo tiene en los últimos siglos esa creencia dentro de su genética", añade Íker, quien declara no comprender que, más allá de las creencias particulares de cada cual, alguien pueda sentirse ofendido: "No puede ofender... por costumbre, porque siempre lo hemos visto, esté uno de acuerdo o no".



"¿Por qué ahora es tan ofensivo todo? ¿Por qué ahora todo hace daño a determinados grupos sociales?", se pregunta el presentador de Cuarto Milenio: el mensaje de Jesucristo "es el mensaje más revolucionario de todos los tiempos, incomparable con ningún otro ser, entidad, divinidad, incomparable ni antes ni después. Esto también puede irritar, porque da la sensación de que no podemos decir lo que pensamos si lo que pensamos no es lo que piensa la mayoría".

Comienza entonces unos minutos en los que denuncia la dictadura de la corrección política, frente a la cual, sostiene, "uno no puede ocultar lo que es, lo que piensa, lo que siente". Ni siquiera después de sufrir una campaña de denigración como las que él mismo ha sufrido ya, una de las cuales tras el sentido mensaje provida que lanzó en Cuarto Milenio esta primavera.

"Mis ideas están a favor del belén", sostuvo, pero "quieren borregos que no discutan": "Me parece un gesto hermoso lo del belén, y me encantaría que hubiese muchos belenes, porque demostraría que la gente hace lo que quiere y porque lo siente. Estamos creando una civilización absolutamente atemorizada: de esto no se puede hablar, de esto solo se puede hablar si se habla de esta forma... Seguramente desde que soy padre te sensibilizas con el mundo que vas a dejar y piensas si puedes hacer algo... y el ejemplo que yo quiero dejar a los míos es que hay que ser libre, hay que intentarlo".

Sin temor a los linchamientos mediáticos
Íker, quien afirmó ser "muy de Cristo", mostró una clásima figura del Quijote, con el que se siente "muy identificado": "Lo que representa: ese español genuino contra los molinos, contra todo. Gaona es un poco Quijjote: pone su belén, y lo hermoso es que muchísima gente le sigue en el gesto, incluso niños con dibujos. ¿Por qué tenemos que renunciar a lo que somos, al tronco cultural de lo que somos?".

Por eso lamentó que haya personas que, tras decir lo que piensan y sufrir una campaña de acoso mediático y de redes sociales, pidan perdón por lo que dijeron: "¿En qué sociedad estamos? ¿Qué vale la palabra? A mí me enseñaron desde muy pequeño el valor de la palabra dada. Tú dices la palabra porque estas de acuerdo con algo, ¿y al día siguiente estás sollozando porque te ha venido la avalancha, a veces perfectamente programada?".

"La gente está harta de lo que nos venden, de la falsedad, de la máscara de vida", pero "no queriendo combatirlas porque sabe que se pone en el patíbulo de los herejes". Por eso "el gesto del belén de Gaona es tan auténtico, es tan verdad, que merece ser aplaudido", concluye.



Comentarios