La traición se está dando, tened cuidado



Nuestro Señor Jesucristo a Javier Viesca, México. Marzo 2013
.
Sobre: Escuchad, Mis pequeños: estáis en peligro inminente, vuestra espiritualidad está siendo destruida, se os está llevando al abismo, se os está apartando de Mis Leyes y de Mi Amor, si seguís aceptando palabras que alegren vuestros oídos, vuestra condenación es segura.

Hijitos Míos, Mi Padre hablaba del pueblo judío como gente de cabeza dura, difíciles de tratar, traidores, malvados. Lo que iba a ser para ellos una Gracia muy grande, al ser el pueblo escogido, ellos desperdiciaron ésta Gracia y cometieron el Deicidio al asesinarMe en la Cruz; pero, por otro lado, la Gracia de Mi Salvación y de Mi lucha aquí en la Tierra por salvaros, se pasó a todo el género humano.

Vine por la salvación de todos, no por algunos, todos habéis venido a la Tierra con una misión y tenéis derecho a la salvación, al gozo eterno y sólo se os pide una cosa: amar. Que os améis los unos a los otros, que busquéis lo que Yo tanto os pedí, amar a vuestros hermanos, no importa quiénes fueran, son vuestros hermanos, son Creación de Mi Padre, pero, el Amor, es uno sólo, el que viene de Mí. 

No confundáis, y que no os confundan, cuando se habla de amor. El Amor Puro, Santo y Perfecto, es el que viene de Nosotros, de Nuestra Santísima Trinidad, porque Nosotros Somos Dios y Somos Perfectos. Algo de lo que no venga de Nosotros, puede ser bueno, pero está limitado porque es guía humana, no guía Divina y eso no podéis vosotros permitir que se compare lo Divino con lo humano.

Fuisteis Creados por un Dios, fuisteis Redimidos por un Dios, sois guiados por un Dios, por Nuestra Santísima Trinidad y todo para buscar vuestro bien, todo para llevaros a la perfección a la que fuisteis Creados. Ciertamente, hay bondad en las almas, el hombre, puede dar consejos de amor, pero no son perfectos, siempre el hombre fallará.

Estos son tiempos en los cuales Mi Amor será también traicionado, como fue traicionada, por Judas, la incipiente Iglesia, la que Yo formé con los apóstoles. Uno de los escogidos, Judas, traicionó a ésa, Mi incipiente Iglesia y estos tiempos serán iguales, la traición saldrá de Mi misma Iglesia.

Judas permitió que satanás entrara a su corazón y, por eso, Me traicionó, lo mismo sucederá en este tiempo.

Recordad lo que os he dicho, satanás no se manifiesta como vosotros os imagináis: feo, atacándoos abiertamente, con su poder maligno o con su figura satánica de ángel caído, la forma que mejor le ha ayudado a destruir la espiritualidad humana, ha sido siempre la mentira.

Aparenta verdad, aparenta estar en Mí, aparenta comprender a la humanidad, comprender al hombre, pero os desvía, os lleva por caminos erróneos, los cuales Yo nunca permití que se dieran. Soy vuestro Dios, Yo Me di hasta la última Gota de Mi Sangre por vuestra salvación, os amo verdaderamente y siempre he buscado el Bien de aquellos que Me buscan e insisto en la conversión de aquellos que no Me buscan o que no Me quieren.

Mucho os he pedido que invoquéis a Mi Santo Espíritu para que os conceda el don del Discernimiento, satanás es muy sutil, os va a dar lo que vuestros oídos quieren escuchar. Se ampara en el alto rango que tiene dentro de la Iglesia para que se le siga, para que os  engañe mejor.

Escuchad, Mis pequeños: estáis en peligro inminente, vuestra espiritualidad está siendo destruida, se os está llevando al abismo, se os está apartando de Mis Leyes y de Mi Amor, si seguís aceptando palabras que alegren vuestros oídos, vuestra condenación es segura.

Cuántas veces no os dije Yo, en Mis Predicaciones, que el camino hacia el Reino, era estrecho, pedregoso, difícil y que aquél que os lleva por un camino amplio, de flores, sin dolor, sin penas, al final no encontraréis Mi Reino, encontraréis la perdición de vuestra alma.

Aquellos que encuentran Mi Reino y que lo gozan eternamente, fue porque trabajaron mucho, sufrieron por él. Mi Reino se obtiene con el dolor y, ciertamente, el dolor viene en muchas formas, pero la más importante, es la fidelidad, la Fe en lo que Yo os enseñé.

Regresad a las Sagradas Escrituras, entendedlas a la Luz del Espíritu Santo, pedid Sabiduría y el Discernimiento Santo para que entendáis lo que Yo quiero de vosotros y rechacéis a donde os está llevando satanás a través de sus representantes en la Tierra.

La traición se está dando, tened cuidado, os quiero de regreso en el Reino de los Cielos, luchad, como han luchado aquellos hermanos vuestros que se ganaron Mi Reino con la lucha verdadera, alejando la mentira y la maldad que tenéis a vuestro alrededor.

La oración os dará la Luz a seguir, cuando tengáis duda, acudid a ella, para que Yo os guíe y os lleve como llevé a los once apóstoles y al que vino después y que llevaron Mi Verdad a todo el Mundo.

Sois Mis apóstoles de este tiempo, sois el resto fiel, seguid luchando, los que realmente Me amáis y que buscáis la Verdad, seguid adelante, Yo os protegeré, os guiaré, pero luchad, no os dejéis engañar por aquél que os quiere destruir.
Gracias, Mis pequeños.

Comentarios