miércoles, 28 de diciembre de 2016

Más herejías: Arzb Ganswein: No hay pruebas de que Dios exista


http://novusordowatch.org/2016/12/ganswein-no-proof-god-exists/



26 de diciembre de 2016


El Arzobispo Gänswein dice que "No hay pruebas" de la existencia de Dios.

La semana de Navidad debería ser bastante tranquila en el Vaticano, ya que la mayoría de los empleados están de vacaciones por lo que Francisco está más o menos obligado a guardar silencio. 


Pero el arzobispo Georg Ganswein, por ejemplo, que actualmente tiene dos importantes cargos en el Vaticano: es el prefecto de Francisco de la casa papal, y es al mismo tiempo el secretario privado del Papa Emérito Benedicto XVI. se convierte en el perfecto insider del Vaticano, y por lo tanto es un candidato popular para ser entrevistado.


Ayer, el día de Navidad, 25 de diciembre, el canal de medios austríaco ORF lanzó una larga entrevista con Abp. Ganswein ...


En su mayor parte, lo que Ganswein relata es bastante mundano - anécdotas sobre la vida cotidiana con Benedicto XVI y Francisco, y las historias de su vida personal pasada. Sin embargo, al igual que uno se siente tentado a desechar el texto de la entrevista como nada especial para informar, Ganswein desencadena una bomba de herejía al final: niega el dogma católico declarado infaliblemente en el Primer Concilio Vaticano, que la existencia de Dios se puede probar por la sola razón. Aquí está la parte relevante de la entrevista:


[Entrevistador:] Si alguien le preguntara: Su Excelencia, demuéstreme que Dios existe. ¿Qué le respondería?


[Ganswein:] No hay prueba de que Dios exista, ni hay prueba de que Dios no exista. La fe no opera basada en la prueba [racional]. La fe vive de testigos y testimonios. Si soy convencido por un testigo y por lo que él dice, entonces esto inflama la fe. Todo lo demás no conduce a la fe, sino que permanece fuera de la fe. Esto es cierto también, y especialmente, en nuestros tiempos.


*********


Esto es una herejía, una  inconfundible herejía. Es conocida como la herejía del fideísmo y es muy popular entre varias denominaciones protestantes. Que un prelado vaticano lo pronunciara, (vista la situación actual de la Iglesia)  no es de extrañar en lo más mínimo.


Ahora echemos un vistazo a la condenación de esta herejía por parte de la Iglesia Católica.


El 15 de junio de 1855, el Papa Pío IX aprobó un decreto de la Sagrada Congregación del Índice que enseñaba claramente:


La razón puede probar con certeza la existencia de Dios, la espiritualidad del alma, la libertad del hombre. La fe es posterior a la revelación, y por lo tanto no se puede alegar convenientemente probar la existencia de Dios a un ateo, ni probar la espiritualidad y la libertad del alma racional contra un seguidor del naturalismo y del fatalismo.


El método que usan Santo Tomás y San Buenaventura y otros escolásticos no conducen al racionalismo, ni ha sido la razón por la que la filosofía en las escuelas de hoy está cayendo en el naturalismo y el panteísmo. Por lo tanto, no es lícito acusar a estos doctores y maestros de que hicieron uso de este método, especialmente porque la Iglesia lo aprueba, o por lo menos no se pronuncia.


(Sagrada Congregación del Índice, Decreto contra Agustín Bonnetty, Denz. 1650, 1652)


El dogma de que la existencia de Dios puede ser probada sólo por la razón natural es también claramente enseñada en la Sagrada Escritura:  "Porque lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras: su poder eterno y su divinidad, de forma que son inexcusables; (Romanos 1:20) 


Además, el Primer Concilio Vaticano examinó la relación entre la fe y la razón, enseñando dogmáticamente:


Si alguien dice que el único Dios verdadero, nuestro Creador y nuestro Señor, no puede ser conocido con certeza por las cosas que han sido hechas, por la luz natural de la razón humana: sea anatema.


Si alguien dice que la revelación divina no puede hacerse creíble por los signos externos, y por esta razón los hombres deben ser movidos a la fe por la experiencia interna de cada uno, o por inspiración privada: sea anatema.


Si alguien dice que los milagros no son posibles, y por lo tanto que todos sus relatos  incluso aquellos contenidos en la Sagrada Escritura, deben ser desterrados como fábulas y mitos; O que los milagros nunca pueden ser conocidos con certeza, y que el origen divino de la religión cristiana no puede ser probado correctamente por ellos: sea anatema.


(Concilio Vaticano, Constitución Dogmática Dei Filius, Cánones sobre Revelación y Fe, Denz. 1806, 1812-1813)


La negación de la capacidad de la razón humana para probar la existencia de Dios (negación que fue refutada por Santo Tomás de Aquino en sus Cinco Caminos o Cinco Pruebas)- es un principio fundamental del Modernismo, que en última instancia descansa en la negación de la posibilidad de la Metafísica, que se remonta al filósofo alemán Immanuel Kant (1804) y su libro Crítica de la Razón Pura, que fue colocado en el Índice de Libros Prohibidos en 1827.

(...)En cualquier caso, podemos ver claramente una vez más que el Vaticano de hoy es un alcantarillado de herejía, y sus "autoridades" no son católicos, sino usurpadores modernistas que están totalmente fuera de la Iglesia Católica, independientemente de su ocupación de la Ciudad del Vaticano. 

El otro comentario ligeramente digno de mención en la entrevista es que el arzobispo Ganswein dice que no entiende por qué, Francisco es tan popular, y sin embargo, por otra parte, esta popularidad no se traduce en un aumento en el interés por la fe "católica" ni en la membresía de la iglesia ni siquiera en números de asistencia. 


Estamos felices de ayudar a Abp. Ganswein aquí: La razón de esto se encuentra en la razón por la que Francisco es popular. No es popular porque sea católico sino porque no lo es. Las personas seculares -como Barack Obama y Elton John- están entusiasmadas con él porque están presenciando lo que es efectivamente un respaldo de su propio rechazo del catolicismo. (...)


Novus Ordo Watch

1 comentario:

nazareusrex dijo...

Gänswein es un apostata y un hereje formal que cree que al mismo tiempo pueden existir dos papas, por eso le sirve a ambos, un papado de dos cabezas, cuando la Iglesia enseña que no pueden existir dos papas al mismo tiempo porque uno de ellos seria un anti papa es decir un ídolo. Pues Dios mismo prometió que seria gobernada por un solo pastor. No dos cabezas como ese hereje ha dicho anteriormente.

Como bien lo explica San Vicente Ferrer Tratado del Cisma Moderno: Sexta. Es verdad de fe que el papa tiene potestad plena sobre todos; por lo cual dijo Cristo a Pedro: Cuanto atares en la tierra será atado en los cielos, u cuanto desatares en la tierra será desatado en los cielos (Mt. XVI, 19). Si hubiera dos papas a la vez, o el uno tendría más potestad que el otro, o no. Si uno no tuviera más potestad que el otro, ninguno de los dos sería papa, porque el papa tiene potestad sobre todos, como queda dicho. Si la tuviera, el inferior no sería papa. Así prometió el Señor, hablando por Ezequiel: Yo salvaré a mi grey, y no será jamás presa de las gentes; suscitaré para ella un pastor único, que la apacentará (Ez. XXXIV, 28 y 31). Por todas estas razones aparece claro que no es lícito creer que los dos elegidos en cuestión son verdaderos papas. Por consiguiente, yerran muy gravemente quienes, con el afán de obtener gracias y dispensas, o por alcanzar cualquier clase de privilegios, acuden a uno y otro, reverenciándolos como papas auténticos. Pues siendo cierto que no pueden ser papas los dos, sino que uno de ellos es apostático y antipapa, es evidente que quienes en sus súplicas reverencian a los dos como tales, no escapan a las penas y maldiciones prescritas en aquel canon del Decreto que comienza: En el nombre del Señor... (J. Gratianus, Decretum (Concordantia discordantium canonum) 1, dist. 23, e. 1 : 44 In nomine Domini"). Y nadie puede ser excusado en esto por ignorancia, como se verá en lo que sigue.

Nueva Evangelización creativa en España

La parroquia es mucho más que un edificio. (...), cada vez más parroquias españolas se están atreviendo a cruzar la calle para b...