Spadaro: el sexo extramarital podría ser un deber moral


The Catholic Herald
Hasta ayer, estaba empezando a sufrir "Fatiga de la Controversia-Spadaro", una condición que aflige a los que pasan demasiado tiempo leyendo noticias católicas. El P. Antonio Spadaro, director de La Civiltà Cattolica, ha participado recientemente en varias querellas simultáneas. Se sabe que está cerca del Papa y así, en medio de la acalorada discusión de la dubia de los cuatro cardenales, las declaraciones del P. Spadaro se leen con especial atención. A veces la atención parece máxima. Pero ayer dijo algo realmente revelador.

Apareció en una entrevista con Crux, en la que Spadaro discutió algunas de las acusaciones que se le han lanzado. Había la disputa sobre si había creado una cuenta anónima de Twitter. Él tenía ... pero qué había de malo en eso, preguntó. Había otra sobre si él había puesto una imagen del señor de los anillos para llamar a los cuatro cardenales "witless" (estúpidos). Según él, no lo había hecho.

Pero después de la entrevista sobre la cuenta anónima de Twitter y a la imagen del Señor de los Anillos, se trasladó a asuntos serios. Se le preguntó al padre Spadaro si pensaba que los divorciados que se volvieron a casar podrían recibir la comunión si todavía estaban en una relación sexual. La respuesta del padre Spadaro fue sorprendente, en parte porque parecía pensar que la respuesta era sí y en parte por su razonamiento.
Explicó que a veces los casados nuevamente podían "ser invitados a asumir el reto de vivir en continencia". Este es, por supuesto, el único camino a la Eucaristía que la doctrina católica permite. Pero el P. Spadaro afirmó que "esta opción puede no ser factible". Y entonces dijo que alguien podría "creer que caería en un peor error". Es decir, no dormir con el nuevo compañero sería peor que dormir con él. Por lo tanto, podría ser una obligación moral dormir con él.

En resumen, un asesor papal ha dicho que el sexo extramarital podría ser un deber moral.

Esto es más interesante y más preocupante que cualquier número de cuentas anónimas y capturas de pantalla de Tolkien. La Iglesia enseña que Dios siempre nos da suficiente gracia para seguir Su voluntad. También enseña que algunos actos - sexo extramarital entre ellos - nunca están justificados, cualquiera que sea la situación.

No veo cómo las palabras de P. Spadaro pueden reconciliarse con estas verdades bien establecidas.  Aquí está la cita completa, en caso de que haya perdido algo:

"Cuando las circunstancias concretas de una pareja divorciada y casada de nuevo hacen posible un camino de fe, se les puede pedir que asuman el desafío de vivir en continencia. Amoris Laetitia no ignora la dificultad de esta opción y deja abierta la posibilidad de admisión al Sacramento de la Reconciliación cuando falta esta opción. En otras circunstancias más complejas, y cuando no ha sido posible obtener una declaración de nulidad, esta opción puede no ser factible. Pero todavía puede ser posible emprender un camino de discernimiento bajo la guía de un pastor, lo cual da como resultado el reconocimiento de que en un caso particular hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad - particularmente cuando la persona cree que caería en un error peor y dañaría a los hijos de la nueva unión" (si no tuviese sexo con el nuevo “cónyuge").

El P. Spadaro sólo habla personalmente: lo deja muy claro en la entrevista. Pero tal comentario, de alguien tan prominente dentro de la Iglesia, sugiere que realmente hay confusión en el aire.




Comentarios