Vallejo Balda: no espero salir libre esta Navidad


Condenado a 18 meses de prisión por el Tribunal del Vaticano, el sacerdote español saldaría su pena en abril de 2016
     El sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, antiguo ecónomo del obispado de Astorga (León), diócesis a la que pertenece, continúa en la Gendarmería del Vaticano, prisión de la Santa Sede, condenado por el Tribunal de primera instancia del Estado de la Ciudad del Vaticano el pasado 7 julio de 2016 a dieciocho meses de prisión por la filtración de documentos secretos de la Santa Sede.
El sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda junto a Francesca Chaouqui durante el juicio. Foto: La Stampa. El sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda junto a Francesca Chaouqui durante el juicio. Foto: La Stampa. 
Vallejo Balda ya había descontado casi nueve meses de pena desde que se fijo la condena, mediante una serie de medidas cautelares de restricción de la libertad de movimiento y no regresará a prisión. Por lo tanto, tendría que salir en libertad dentro de cuatro meses aproximadamente.
Según ha podido saber Religión Confidencial de fuentes cercanas al entorno del Vallejo Balda, "el sacerdote continúa hablando todos los días con su madre, en esa llamada que le permiten hacer".
Las mismas fuentes aseguran a este Confidencial que otros amigos también hablan con él de vez en cuando por teléfono. "No hay novedad. El nos confía que no espera que le permitan nada en Navidad y que presiente que le obligarán a cumplir toda la condena".
Estas mismas fuentes aseguran a RC: "Él está sereno pero dando muchas vueltas a todo lo que pasa porque no tiene otra cosa que hacer. según cuenta. Los planes de futuro tampoco los ve nada claros pues solo desea que termine el encierro y descansar. Y en un ambiente más libre y sereno, descansar. Y ver entonces posibilidades y salidas posibles. Es consciente de lo difícil que le han puesto el futuro. Pero está muy entero y con ganas de acertar en las decisiones que tome. Si cumple la pena total creo que será en abril cuando termina".

Vatileaks 2

Vallejo Balda trabajaba en la extinta Comisión investigadora de los Organismos Económicos y Administrativos de la Santa Sede (COSEA), de la cual era secretario y de la que proviene la mayor parte de la documentación filtrada.
Otra de las imputadas y colaboradora de Vallejo, la italiana Francesca Chaouqui, fue condenada a diez meses de prisión con suspensión de aplicación de la pena. El otro ex trabajador vaticano imputado en el mismo caso, el administrativo Nicola Maio, fue absuelto, según informa la agencia Efe.
Estaban imputados también los dos periodistas que recogieron la información en sus libros, Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, quienes fueron absueltos al no ser el tribunal competente desde el punto de vista jurisdiccional.
Vallejo Balda, principal imputado en el caso conocido como "Vatileaks 2"  rehusó pronunciar unas últimas palabras ante el tribunal vaticano que lo juzgó.

Comentarios