Fórmula de Consagración de la Familia al Sagrado Corazón de Jesús

Fórmula de Consagración de la Familia
al Sagrado Corazón de Jesús
           
¡Oh Corazón de Jesús!,
Tú manifestaste el deseo de reinar en las familias cristianas;
Hoy venimos a proclamar tu absoluto dominio sobre la nuestra.
Queremos vivir, de hoy en adelante, de tu misma vida,
y desterrar lejos de nosotros
el espíritu mundano que Tú condenaste.

Queremos que reines en nuestros entendimientos 
por la sencillez de nuestra fe,
y en nuestros corazones por tu amor, 
los cuales arderán para Ti procurando mantener vivo este amor
con la frecuente comunión de tu Cuerpo y Sangre.

Dígnate ¡oh Corazón de Cristo! Presidir nuestras reuniones,
bendecir nuestras empresas espirituales y temporales,
santificar nuestras alegrías y consolar nuestras penas.
Danos un corazón manso y humilde como el tuyo,
para que reine la paz en nuestro hogar.

Si alguna vez alguno de nosotros
tiene la triste desgracia de ofenderte,
recuérdale ¡oh Corazón de Jesús!,
que eres bueno y misericordioso con los corazones arrepentidos.
Y cuando llegue la hora de la separación,
cuando venga la muerte a sembrar el luto en medio de nosotros,
que todos, tanto los que se vayan como los que se queden,
estemos conformes confiando en tus bondadosos designios.

Nos consolará saber que llegará un día
en que toda la familia, reunida en el cielo,
podrá cantar eternamente tu bondad y misericordia con nosotros.
Te ofrecemos esta consagración por medio del Corazón Inmaculado de María. Que el Glorioso Patriarca San José se encargue de recordárnosla todos los días de nuestras vidas. Amén.

D- Sagrado Corazón de Jesús.
R- En Vos confío
D- Dulce Corazón de María.
R- Sed  la salvación del alma mía.
D- San José.
R- Ruega por nosotros.

Oración por los ausentes y por los 
miembros de la familia fallecidos

Nadie deberá estar ausente en esta ocasión solemne, por lo tanto se debe recordar a los que han fallecido. Y así, rezar un Padrenuestro, un Avemaría, y el Gloria por ellos y por los que están ausentes
Padrenuestro... Avemaría... Gloria

V. Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz.
R. Amén.

Consagración de los niños al Sagrado Corazón de Jesús

Si parece oportuno, los niños rezan la siguiente oración:

Oh Corazón de Jesús, Corazón de nuestro Mejor Amigo y nuestro Rey. Tú que has sido colocado en Tu trono en esta casa, para que siempre vivas con nosotros, dinos aquellas mismas palabras: “Dejad que los niños vengan a Mí.”

 ¡Míranos, Oh  Corazón de Jesús, arrodillados a tus pies,  te prometemos ser  obedientes y respetuosos, como tú lo fuiste con la Virgen María y San José en la pequeña casa de Nazaret, para que podamos crecer en virtud y en sabiduría según nuestra edad. 
Corazón de Jesús, tú quieres también poseer nuestros corazones, pues dijiste: “Hijo mío, dame tu corazón.” Nosotros queremos consolarte con nuestro amor, por todos los que no te conocen o no quieren amarte. Jesús, amigo de los niños, recibe nuestros corazones, hazlos puros, santos y felices. Recibe también nuestros cuerpos, nuestras almas, y toda nuestra voluntad. 

¡Nos consagramos a Ti ahora y por siempre! 

Sé Tú sólo nuestro Rey. Todos nuestros pensamientos, nuestras palabras, nuestras acciones y nuestras oraciones, los consagramos a Ti, nuestro Amigo y nuestro Rey.  
Todo es tuyo, Oh Sagrado Corazón de Jesús.

Comentarios