Jesús: empezad por lo sencillo


 Nuestro Señor Jesucristo a Javier Viesca, México

Sobre: Vais acomodando vuestras creencias a lo que os conviene, ya no venís a Mí, porque os quito el tiempo, Me decís, porque no tenéis tiempo de pasar un rato Conmigo, aunque sea pequeño, Yo no os pido mucho. Aquí, Me veis, otra vez, mendigando vuestro amor.

Hijitos Míos, un año terminó, un año comienza. Vosotros, dividís el tiempo, pero el tiempo es uno, Mis pequeños, no terminó lo que estabais esperando, se sigue acrecentando. ¿Habéis visto cómo se ha perdido el amor hacía Mí? Me di por vosotros, vine a la Tierra por vosotros y estáis viendo cómo el Mundo Me ha olvidado. 

Pocos son los que Me siguen, pocos son los que Me mantienen en su corazón y esto lo va causando satanás en los corazones de los hombres. Vais viendo cómo se pierde la Fe, el Amor, la constancia en el buscar lo bueno e ir eliminando lo malo. Ya no se buscan los valores y se van aceptando los vicios, maldades, desviaciones. Satanás es muy astuto, satanás va desviando los principios que deben regir vuestra vida, vuestra espiritualidad.

Vais viendo cómo ya no se habla de Mí, se busca lo superficial, no se busca lo profundo, es más, aquellos que viven en la espiritualidad, la que Yo os he pedido que busquéis, son atacados, a veces, hasta blasfemados o eliminados de la Tierra.

Lo estáis viendo alrededor del Mundo, estáis viendo cómo asesinan a vuestros hermanos porque creen en Mí, porque son cristianos verdaderos, porque Me buscan, porque se mantienen en sus valores. Y vosotros, ¿qué hacéis?, ¿Me buscáis?, ¿realmente, estáis buscando crecer espiritualmente?, ¿estáis poniéndoMe, (Lenguas…), vuestro corazón a Mis Pies, para que Yo os tome en vuestra humildad, os eleve en sencillez y os lleve hacia la santidad? No, Mis pequeños, una gran mayoría en el Mundo, ya no viven en esa humildad y sencillez, en esa necesidad de crecimiento espiritual.

Vais acomodando vuestras creencias a lo que os conviene, ya no venís a Mí, porque os quito el tiempo, Me decís, porque no tenéis tiempo de pasar un rato Conmigo, aunque sea pequeño, Yo no os pido mucho. Aquí, Me veis, otra vez, mendigando vuestro amor.

¡Cuánta ingratitud en el corazón del hombre! Y no entendías cuál es vuestra posición en el Mundo, no queréis tener esa entrega, para vivir de acuerdo a lo que Yo os pido. Vinisteis a servirMe, a ser santos, a vivir Mi Amor.

Todos, todos vosotros, los que tenéis vida, estáis para eso en el Mundo, pero, realmente, ¿cuántos son los que toman en serio su vida? Vuestra vida, Yo os la concedí, Mi Padre os la dio, Yo os di el Ejemplo, para que, vosotros, siguierais lo que empecé. Yo no morí, Resucité, Me vieron morir, pero os dejé Mi Vida y esa Vida Mía, la quiero ver en vosotros, en cada uno de vosotros. 

Satanás, ciertamente, Me quería ver muerto, Me quería eliminar, pero no, vosotros, sois Mis seguidores y, realmente, ¿cuántos de vosotros os habéis comprometido a ello? Vosotros lleváis una misión más sencilla. Sí, ciertamente, os pido que sigáis lo que Yo empecé, pero no vais a llevar esas situaciones tan fuertes y hasta perversas, por parte de los fariseos, quienes, en este tiempo, siguen atacando Mi Obra. Os pido cosas sencillas, os pido que en vuestra familia, en vuestro alrededor, vayáis dejando amor, vayáis dejando Vida, vayáis cambiando corazones. 

Si, ciertamente, os enamoráis de Mi Amor y, ―vosotros queréis, porque sabéis que respeto vuestro libre albedrío―, seréis tomados porque vosotros lo queréis, a una misión más elevada.

Pero, empezad por lo sencillo, Mis pequeños, no os pido demasiado. DadMe, aunque sea, unos minutos al día, en profundidad de oración.DadMe buenos ejemplos, de parte vuestra, para que, vuestros hermanos lo vean y Me vean a Mí, en vosotros. DadMe tiempos de alegría, en que dejéis alegría y paz en vuestros hermanos y que Me vean, también, a Mí, en vosotros en alegría, porque Yo estoy en el Bien, Yo Soy Amor.

DejadMe, pues, día a día, aunque sea, por breves momentos o minutos, en vuestros hermanos, pero dejadMe en su corazón y, así, vayáis vosotros, cambiando a este Mundo que tanto Me necesita.

Vosotros lo estáis viendo día a día, cómo, satanás, Me va quitando almas. Luchad contra ello, Mis pequeños, Me tenéis a Mí, en vosotros, satanás no puede contra Mí y, si Yo estoy en vosotros, él no podrá contra vosotros.

Os lo pido, Mis pequeños, esto es tarea de todos vosotros, que sois Mis seguidores, que sois otros Cristos en estos momentos en el Mundo.

Ciertamente, es un compromiso, pero es un compromiso que os va a llevar a un regalo inmenso, inconmensurable, que es Mi Reino, al final de vuestra misión en la Tierra. Dad todo lo que podáis, Mis pequeños, que Yo os lo pagaré, inmensamente. 
Gracias, Mis pequeños.

Comentarios