Malta: curas preocupados por directrices heréticas





De Kurt Sansone http://www.timesofmalta.com/mobile/articles/view/20170129/local/priests-confused-over-bishops-new-guidelines.637848

Los sacerdotes están "confundidos" sobre las nuevas directrices de los obispos
Hay un profundo malestar entre algunos sacerdotes sobre las directrices de los obispos que hacen posible que los católicos divorciados y casados nuevamente reciban la comunión, según el The Sunday Times de Malta.

La situación fue motivada por un documento publicado hace quince días en el que el Arzobispo Charles Scicluna y Gozo obispo Mario Grech ofrecieron su interpretación de la exhortación del Papa Francisco Amoris Laetitia.

Un párroco que habló a este periódico bajo condición de anonimato dijo que estaba confundido por las directrices porque propone cosas que ivan en contra de la doctrina establecida de la Iglesia.

ENTREVISTA: La conciencia preocupada de un sacerdote


En una entrevista publicada hoy, el sacerdote admite tener una conciencia preocupada, ya que siente que las directrices son moralmente erróneas y se arriesga a dar "falsas esperanzas".



Fuentes dentro de la Iglesia dijeron a este diario que la reacción del párroco no era única y que muchos se sentían confundidos por las directrices. La intranquilidad está presente en curas de todas las edades y no se limita a los ancianos sacerdotes, agregaron las fuentes.


Esto es lo que motivó a Mons. Scicluna en Xarabank la semana pasada al invitar a los sacerdotes que estaban preocupados por las directrices a presentarse y discutir sus preocupaciones con los obispos.

Incluso dijo que si un sacerdote se sentía incapaz o incómodo para acompañar a los católicos divorciados en un proceso de reflexión, debería remitirlos a otros.

Los obispos, que se han enfrentado a un fuego antiaéreo por parte de los portales de noticias católicos conservadores internacionales por su pionera y liberal posición, discutirán las directrices con los sacerdotes en las próximas semanas.

En una carta al Times de Malta el pasado viernes, el P. David Muscat, de Mosta, preguntó si las directrices hacían la confesión redundante poniendo la conciencia del individuo en el centro de las decisiones.


Las directrices se centran en el capítulo ocho de la exhortación papal, que trata de la atención pastoral de los católicos en situaciones familiares complicadas.

Afirman que los católicos divorciados que vuelven a casarse o cohabitan y creen que están en paz con Dios después de un proceso de reflexión no se les puede negar la comunión y la absolución.

Hasta ahora, estas personas no podían participar en los sacramentos, ya que se consideraba que vivían en pecado.

Comentarios