María: poned un dique a los sacrilegios

El Papa Pablo VI lo apoyó, el Papa Juan Pablo II bendijo al Padre Gobbi y al Movimiento, y además pertenecía al mismo. 


En 1980, distribuidos por todo el mundo, constantemente visitados por el Padre Gobbi, compartiendo la oración en cenáculos, se contaban ya mas de veinte mil sacerdotes en este grupo que hace recordar vivamente el llamado hecho en La Salette a los Apóstoles de los últimos tiempos. Hoy en día hay muchísimos mas y también Obispos y Cardenales, hay tambien religiosas, religiosos, laicos y seminaristas. 


La Virgen se dirige al Padre Stefano Gobbi mediante locuciones interiores, los mensajes forman un libro, a cada año se le agregan los últimos encargos. A través de estas páginas conmovedoras, la Mamá del Cielo escoge, conduce, prepara y envía en el silencio, la obediencia, la fe, la oración y la humildad a sus hijos predilectos, los sacerdotes, como un batallon, mi batallón, porque ya ha llegado la hora de mi batalla contra el demonio. En el mas crudo invierno, vosotros sois, en mi Corazón Inmaculado, yemas que se abren y que yo deposito sobre las ramas de la Iglesia, para deciros qu esta por llegar su hermosa primavera. Ella será un nuevo Pentecostés. 


Ayuden a todos a acercarse a Jesús Eucarístico de una manera digna, cultivando en los fieles la conciencia del pecado, invitándolos a acercarse a la Comunión sacramental en estado de gracia, educándolos en la confesión frecuente y advirtiéndoles, que la confesiónes necesaria a quien se halla en pecado mortal, para recibir la sagrada Eucaristía. 


Hijos predilectos, opongan un dique a los sacrilegios; nunca como en estos tiempos se han hecho tantas comuniones tan indignas". 

La Virgen una vez mas , como en todas sus apariciones nos pide que rezemos el Rosario: "Cada Rosario que ustedes rezan conmigo, tiene el efecto de reducir la acción del maligno, de sustraer las almas de su influencia maléfica y de dar una mayor fuerza a la expansión del bien en la vida de tantos hijos míos. La cadena del Santo Rosario tiene también el efecto de encadenar a satanás, es decir de hacer impotente su acción y de disminuir y debilitar cada vez más la fuerza de su poder diabólico. 


Por esto cada Rosario bien rezado es un duro golpe infligido al poder del mal, es una parte de su reino que es destruida. 



LA CADENA DEL SANTO ROSARIO LOGRA FINALMENTE HACER A SATANAS TOTALMENTE INOFENSIVO”. 

Mensaje del 7 de Octubre de 1992, Fiesta de la Virgen del Rosario)."Que importante es este mensaje, cuanto bien podemos hacer rezando sencillamente el Santo Rosario diariamente, es tan poco lo que nos pide la Virgen comparado con todo el bien que podemos hacer a nosotros mismos, a nuestras familias y al mundo entero, !!Cuanto poder tiene un Rosario bien hecho !!!, es decir rezado sin distracciones y con amor. 


Con respecto a la masoneria nuestra Madre nos dice lo siguiente :"satanás ha logrado entrar en la Iglesia, nuevo Israel de Dios. Ha entrado en ella con el humo del error y del pecado, de la pérdida de la fe y de la apostasía, de la alianza con el mundo y de la búsqueda de los placeres. 


En estos años ha logrado seducir a Obispos y Sacerdotes, religiosos y fieles. 
Las fuerzas de la masonería han entrado en la Iglesia, de manera sutil y escondida y han puesto su roca en el mismo lugar donde vive y actúa el Vicario de mi hijo Jesús. Están viviendo los años sangrientos de la batalla porque la gran prueba ha llegado para todos." Mensaje del 13 de Mayo de 1993). 

Les pide a los sacerdotes: Vuelvan a ser los adoradores perfectos , los ministros fervientes de Jesús Eucarístico que, por medio de ustedes, sigue haciéndose presente, inmolándose y dándose a las almas. Lleven todos a Jesús en la Eucaristía: a la adoración, a la comunión, a un amor mas grande. 
Nuestra Madre nos pide además de la adoración Eucaristíca, el rezo del santo Rosario, la consagración a su Corazón Inmaculado, para entregarnos a ella como sus pequeños hijitos, y que nos dejemos guiar en todo por ella . 


Madre María nos lleva a Jesús, dice San Luis Ma. Grignon de Montfort que por María se comenzó la salvación del mundo y por María se debe consumar. Dice tambíen San Juan Damasceno: "El ser devoto tuyo, oh María, es un arma de salvación que Dios concede a aquellos que quiere salvar".

Comentarios