María: Sólo unos pocos serán salvados

Directrices sobre  LA MUERTE Y EL JUICIO FINAL. Nuestra Señora de las Rosas

"EN TODAS VUESTRAS OBRAS, recordad vuestra última morada, y jamáis pecaréis."
- ECLESIASTICO 7:40

EN CUALQUIER MOMENTO
"Hijos Míos, cada hombre, mujer y niño de edad de conciencia y conocimiento tienen que rendir cuenta de sus acciones y la manera en que pasaron su tiempo sobre la tierra cuando pasen el velo.  Os aseguro, hijos Míos, que no conocéis ni el día ni la hora: mañana podríais pasar el velo, dentro de una hora podríais pasar el velo.  Únicamente el Padre Eterno y la Trinidad conocen el tiempo de vuestra venida."
– Nuestra Señora, 25 de Julio, 1977



TREMENDA LUZ
"Habrá a la hora de la muerte, una sensación de desmayo y de desvanecimiento.  Se tendrá plena conciencia.  Habrá un desprendimiento del cuerpo, por una fuerza  muy grande.  Habrá una tremenda luz que hala, con fuerza, os hala de vuestra envoltura corporal, y seréis llevados hacia adelante a una gran distancia entre, y a través, del velo."
- Nuestra Señora, 25 de Julio, 1978


NO DEBÉIS TEMER"No ha de temerse el pasar el velo... Es un estado temporal de transición.  Cuando paséis al otro lado, debéis proceder a través de una neblina, y luego un juicio.  Después de este juicio, si venís a través de la luz, podréis uniros a aquellos que vinieron antes de vosotros."
- Jesús, 24 de Junio, 1976


ESCAPULARIO
"Os prometo:  Todos los que lleváis el Escapulario Marrón nunca sufriréis las llamas del infierno.  Aún el más grande de los pecadores será convertido y salvado si él lleva el Escapulario Marrón cuando pasa por el velo, cuando él deje, hija Mía e hijos Míos, su cuerpo en el momento que vosotros llamáis la muerte terrenal."
– Nuestra Señora, 14 de Agosto, 1979


NINGÚN PASAPORTE
"Tan pocos rezan por el clero.  En general, la idea es, hijos Míos, que ellos tienen un pasaporte al Cielo, pero eso no es cierto. Sus tentaciones son más grandes que las vuestras.  Por ello, hay que tenerles misericordia. Porque si el infierno se os abriese, os mostraría la cantidad de mitras que han caído en los pasados años terrenales."
- Jesús, 14 de Abril, 1984


MISERICORDIA
"La misericordia de vuestro Dios no conoce fronteras."
- Jesús, 18 de Marzo, 1978


SIGNIFICADO DE LA VIDA
"
Aceptad todas vuestras pruebas sobre la tierra, hijos Míos, sabiendo que pueden ser bien empleadas para la presentación de vuestra alma cuando paséis el velo ante el Padre Eterno para juicio.  Reunid vuestras gracias mientras estéis sobre la tierra.  ¡Almacenadlas en el Cielo!  Es el único tesoro que debéis buscar.  Todo lo demás, hijos Míos, es pasajero
     "Toda vida, cuando es puesta sobre la tierra, tiene un momento fijo para su remoción.  Mientras estáis sobre la tierra, estáis allí para honrar y glorificar a vuestro Dios en el Cielo.  Debéis conocerlo, amarlo y servirlo en este mundo, para que seáis felices con Él, para siempre en el próximo."
- Nuestra Señora, 1 de Junio, 1978 


ATORMENTADOS PARA SIEMPRE
"Sí, muchos de vosotros habéis desechado la verdad y negado la existencia de otro mundo.  ¡Cuán triste será cuando paséis el velo y recibáis vuestro juicio!  Seréis recibidos, aquellos que no se arrepienten ahora, por los agentes del infierno y llevados a una vida de condenación eternal en los fuegos, para siempre ser atormentados por los mismos deseos que os llevaron a desechar la vida eterna por vuestro lugar en el infierno."
– Nuestra Señora, 14 de Septiembre, 1972


VUESTRA ELECCIÓN
"A todos se les dará en juicio de acuerdo a sus méritos.  Nadie caerá al abismo a menos que sea por su propia voluntad.  Es la voluntad del Padre que nadie sea perdido a Satanás."
– Jesús, 23 de Noviembre, 1974 


SOLO UN MOMENTO
"La vida sobre la tierra no es sino un momento; la vida después de la muerte, es eterna."
– Nuestra Señora en locución,* 19 de Agosto, 1993

*Una comunicación verbal del Cielo al oído o directamente al intelecto.

MARTIRIO
"
¿No entendéis, hijos Míos, que el martirio significa entrada inmediata al cielo?  ¿No vale la pena luchar por esto?"
– Nuestra Señora, 20 de Noviembre, 1978 

RESURRECCIÓN GENERAL
"El cuerpo humano será temporalmente separado del alma.  Al final de los tiempos, ambos serán reunidos para la glorificación del Padre."
– Nuestra Señora, 8 de Junio, 1974



HACED PENITENCIA
"Hijos Míos, el infierno y el Purgatorio - ¡olvidados!  La muerte de Mi Hijo sobre la cruz - olvidada a medida que gozosamente eleváis vuestras voces, Lo llamáis Salvador, ¡y pensáis que todos estáis salvados sin penitencia, expiación, ni sacrificio!  ¿Pecaréis y seréis siempre perdonados sin penitencia?  ¡No, os digo!  Solamente unos pocos serán salvados.  Muchos son llamados, pero pocos son escogidos."
– Nuestra Señora, 9 de Abril, 1977


CONOCIMIENTO COMPLETO
"Os digo, como vuestro Dios, que lo vivo, la parte más grande de vosotros es vuestro espíritu, vuestra alma.  Nunca morirá.  Y retenéis, hijos Míos, todo el conocimiento en el intelecto.  No perdáis vuestra percepción.  Tenéis completo conocimiento al pasar el velo de lo que habéis ganado o perdido.  Vuestras emociones, hijos Míos, son retenidas, os digo.  Y os daréis cuenta del más profundo sufrimiento imaginable si no preparáis vuestra recompensa eterna en el Cielo."
- Jesús, 22 de Noviembre, 1976


EL PECADO ES LA MUERTE
"El pecado se ha vuelto una forma de vida para muchos.  Los frutos del pecado son la muerte, muerte del espíritu.  No estéis preocupados, hijos Míos, por la muerte del cuerpo, ya que es el alma eternal la que el Padre busca ganar."
– Nuestra Señora, 14 de Septiembre, 1976


NO HAY REENCARNACIÓN
"El espíritu, cuando el cuerpo muere - lo que conocéis como la muerte - regresa al Padre.  No entra dentro de otro cuerpo."
– Nuestra Señora, 28 de Septiembre, 1974


ACTO DE CONTRICIÓN“Oh, Dios mío, con todo corazón me pesa haberte ofendido, Y aborrezco todos mis pecados, porque temo la pérdida del Cielo, y a los sufrimientos del infierno.  Pero, sobre todo, porque Te ofenden a Ti, oh, mi Dios, que eres toda bondad y digo de todo mi amor.  Propongo firmemente, con la ayuda de Tu gracias, nunca más pecar, hacer penitencia, y enmendar mi vida.  Amén."
- Jesús, 6 de Octubre, 1988

Comentarios