Medidas pro vida de Trump



El presidente electo, Donald Trump, planea reinstaurar la “ Política de Ciudad de México" pro-vida que prohíbe el financiamiento de los Estados Unidos a grupos pro-abortistas en el extranjero, según un nuevo informe de WASHINGTON, DC.

El sitio liberal Política Exterior, dependiente de una fuente del Congreso, dice que lo hará por el 44 aniversario de Roe v. Wade el 22 de enero.

La Política de la Ciudad de México, instituida por el Presidente Ronald Reagan en 1984, restringe el financiamiento de los Estados Unidos a los grupos que ofrecen o promueven agresivamente el aborto. Desde Reagan, ha sido sucesivamente implementado por presidentes republicanos, y derogado por los presidentes demócratas.

Obama revocó la política de la Ciudad de México el 23 de enero de 2009 como un "memorándum presidencial", uno de sus primeros actos ejecutivos como el primer presidente demócrata desde Bill Clinton.

El Comité Nacional del Derecho a la Vida declaró en el momento del primer acto ejecutivo de aborto de Obama:

La política pro-vida sobre la ayuda extranjera fue originalmente adoptada por el presidente Reagan en 1984 y anunciada formalmente en una conferencia auspiciada por la ONU en Ciudad de México, de ahí el nombre de "Política de la Ciudad de México". Fue continuado por el presidente George H.W. Bush, derrotada por el presidente Bill Clinton, y restaurada por el presidente George W. Bush.

Básicamente, la política exigía que los beneficiarios se abstuvieran de realizar abortos (excepto para salvar la vida de la madre, o en casos de violación o incesto), o de cabildeo para legalizar el aborto, o promoviendo el aborto como un método anticonceptivo. Los críticos despreciaron la política como una "regla global de mordaza".
Los demócratas ya están planeando luchar contra Trump en el Congreso si se revierte el rumbo por la restauración de la política, un esfuerzo que fracasará dadas las mayorías republicanas en ambas cámaras. Cuando Obama lo rescindió en 2009, el representante republicano Chris Smith, R-NJ, le dijo a LifeSiteNews: "El presidente Obama está demostrando que él aspira a ser el presidente del aborto ... No hay duda de que, al dar la luz verde a grupos de control de la población como Planned Parenthood y otros para promover el aborto en el extranjero, habrá más abortos ".

Marjorie Dannenfelser, presidenta de la lista pro-vida "Susan B. Anthony", dijo:

"Es desafortunado que el presidente Obama haya hecho que el subsidio a los grupos internacionales de aborto sea una de sus primeras prioridades, aun cuando el número de abortos aquí en EEUU está en declive. América debe responder a las necesidades de las mujeres en los países en desarrollo con ayuda real no mediante la promoción o el pago de abortos ", dijo Dannenfelser. "Estoy decepcionada por la decisión del presidente Obama de pasar por alto la voluntad de los contribuyentes estadounidenses y promover la agenda radical de Planned Parenthood y el lobby del aborto".

Algunos defensores pro-vida que están contando con Trump para revertir las políticas fuertemente pro-aborto del gobierno saliente de Obama estaban preocupados de que la restauración de la Política Ciudad de México no estaba en su lista de acciones pro-vida que prometió tomar como jefe ejecutivo de la nación . Esas acciones supuestamente son para:

Nominar jueces de la Corte Suprema pro-vida;
Firmar en la ley una prohibición de abortos tardíos, llamada la Ley de Protección del Niño caoaz de sentir dolor;
Dejar de finanaciar Planned Parenthood "mientras continúen realizando abortos" y reasigne su financiamiento a otras clínicas de salud;
Hacer de la Enmienda de Hyde - que evita que los dólares de los impuestos de Medicaid financien abortos excepto en el caso de violación, incesto, o cuando la vida de la madre está en riesgo - una ley permanente.

Life Site News

Comentarios