Sobre el Falso Profeta/Iglesia Remanente

10 de agosto de 2013 Jesús a María Divine Mercy 


Mi amadísima hija, ni un hombre entre vosotros es tan limpio de alma que pueda juzgar a otros en Mi Nombre. Pero sabed esto, aquellos de vosotros que sois leales a Mí y que seguís Mis Enseñanzas – tendréis que soportar mucho dolor cuando tengáis que ser testigos de la mayor abominación malvada, a la que se enfrenta el mundo.

En nombre de la justicia social y la compasión social, el falso profeta dispondrá, lo que el mundo creerá que es, para evangelizar y crear una iglesia moderna. A esta iglesia se le verá llegar a todos los pecadores y acogerá a esos pecadores cuyos pecados no son aceptables por Mí.

Vosotros, Mis amados seguidores, seréis vistos como una secta herética, porque continuaréis proclamando la Verdad. Todos los intentos para permanecer fieles a Mí, serán atacados enérgicamente. Seréis marginados y declarados ser disidentes** de derechas*. Cualquier intento para conservar las tradiciones de las Ceremonias Sagradas será ignorado.

El poder de aquellos que engañarán a Mis iglesias en la Tierra no debe ser subestimado, ya que millones de siervos sagrados acogerán la nueva doctrina falsa. Ellos, equivocadamente, creerán que esta nueva doctrina es una forma de  evangelización. Su apoyo, como siervos dispuestos de la abominación, pondrá todo  muy difícil para aquellos cristianos que conocen la Verdad. Sus voces serán como susurros en medio de los gritos de aquellos que se convertirán en esclavos de mentiras, creadas en Mi Nombre.

Sabed que el dolor del rechazo será exactamente como el que Yo y Mis apóstoles, tuvimos que sufrir durante Mi Tiempo en la Tierra. Los sacerdotes de la época, que afirmaban amar a Dios, no dudaron en silenciar las voces de Mis discípulos, que les llevaron la nueva (la noticia) de Quién era Yo. Esta vez, mientras anuncio Mi Segunda Venida, Mis profetas y Mis discípulos encontrarán que es desgarrador cuando sus voces sean descartadas y ellos sean acusados de blasfemia.
Si bien Mis seguidores se expanden y crecen, serán como indigentes y subirán al Monte del Calvario – desnudos, sin nada excepto su fe. Mientras ellos conserven la Llama de Mi Luz viva en Mi Iglesia – Mi Verdadera Iglesia – nunca se desviarán de la Verdad y cargarán sobre sus espaldas una cruz pesada. Esta es la cruz de salvación, ya que sobre sus pobres, cansadas espaldas cargarán los pecados de aquellos que me abandonaron. Su suerte será difícil. A causa de su amor por Mí, sufrirán por la culpa de otros, con el fin de salvarles sus  lamentables almas.

Estas almas no merecen ser salvadas. Solo serán salvadas porque Yo elijo salvarlas. Me habrán insultado, habrán causado terrible sufrimiento a Mis leales seguidores y atormentado a Mi Ejército Remanente. Sin embargo, los salvaré debido a la fe de aquellos en Mi Ejército Remanente.

Aquellas otras personas, que han vendido sus almas a la bestia, sabed esto. Podéis no creer en el Infierno, pero Yo os revelaré el sufrimiento que os traerá. El día que Yo os muestre los niveles de tortura en el Infierno, ello os aterrorizará y muchos de vosotros gritaréis por Mi Misericordia. Y Yo os salvaré, si me pedís que os perdone. Haré esto durante el Día del Gran Aviso. Aquellos de vosotros, que presenciéis las ardientes llamas del Infierno, pero que no regreséis a Mí – no sobreviviréis El Aviso y ese momento cuando me rechacéis será vuestro último.

Todos aquellos, que permanezcáis leales a Mí y fieles a Mi Palabra – aunque sufriréis – el futuro que está por delante de vosotros es uno de gran gloria.

Aquellos que no prestéis atención a Mi Aviso o que no prestéis oído a la Verdad estaréis en gran peligro.

Aquellos de vosotros, que idolatráis a la bestia y quienes seguís al falso profeta hacia la nueva religión mundial, seréis arrojados en las ardientes llamas del Infierno, vivos, con esos dos.

La Verdad es amarga al gusto, pero cuando la aceptáis, os traerá Vida Eterna, donde disfrutaréis Mi Reino para siempre con vuestros seres queridos. No cortéis el cordón umbilical a la Vida Eterna, ya que sufriréis tal terrible sufrimiento y nunca os  será dado un respiro (el indulto).

Vuestro Jesús


Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a10-ago-2013-sabed-que-el-dolor-del-rechazo-sera-exactamente-como-el-que-yo-y-mis-apostoles-tuvimos-que-sufrir-durante-mi-tiempo-en-la-tierra/

Comentarios