Viene la normalización del Incesto

LA REVISTA COSMOPOLITAN se une a otra de las corrientes de ingeniería social masónica para desvirtuar la identidad sexual de la persona (ya hemos visto la guerra de los baños transgénero y la proliferación de niños transexuales que han salido de repente de la nada a centenares, preferentemente hijos de famosos, copando portada en los medios de comunicación): el grave desorden patológico del incesto. 

Esta meta ha comenzado desde hace unos años en Hollywood, muy tímidamente, porque saben que no se puede lograr nada bruscamente, sino poco a poco, envolviéndolo en papel de seda o sea en una emotividad exacerbada que todo lo perdona. Esto es algo parecido a la misericordia falsa de Francisco que se carga la moral sexual, cooperando, desde el minarete católico,  a aumentar el caudal de la cloaca de la que salen los demonios para cambiar lo malo en bueno y lo bueno en malo, y así perder fatalmente a la humanidad para el Cielo.

Dice Cosmopolitan: http://www.weaselzippers.us/318175-cosmopolitan-magazine-runs-story-about-mother-who-fell-in-love-with-her-own-son/

Una mamá se enamoró de su hijo y planea tener hijos con él
Es una enfermedad rara llamada atracción sexual genética.











Cosmo lanza historia tratando de normalizar el incesto ...

Después de renunciar a su adopción hace 30 años, una madre en Inglaterra se reunió recientemente con su hijo y se enamoró de él, y ahora planea tener un hijo con él.

De acuerdo con una historia exclusiva en New Day, un nuevo periódico de tabloides en los Estados Unidos, Kim West, de 51 años, dio a Ben Ford, de 32 años, para ser adoptado apenas una semana después de su nacimiento. El documento dice que los dos se unieron de nuevo cuando Ben envió a su madre biológica una carta en 2013, y han estado en una relación sexual y romántica durante dos años - Ben, según informes, dejó a su esposa para estar con su madre. Como dijo Kim a New Day, se dio cuenta de que la reunión era más que un asunto de familia cuando empezó a tener "sueños sexy" sobre su hijo.

Comentarios