Alemania ya permite la Eucaristía a adúlteros

Obispos alemanes ya permiten la Santa Comunión para los "recasados" 
Maike Hickson 1 de febrero de 2017 


Después de un período extenso para su preparación, finalmente ha salido el tan esperado documento pastoral y doctrinal ("Palabra de los Obispos") de la Conferencia Episcopal Alemana sobre la aplicación de Amoris Laetitia. Como el sitio web de los obispos alemanes, Katholisch.de, informa hoy: "Los recasados pueden recibir la comunión en casos individuales". Esta noticia, sin sorpresa, ya está siendo reportada internacionalmente.

Como dice el nuevo documento, publicado el 1 de febrero de 2017, "no todos los que rompen su matrimonio y se vuelven a casar" pueden ir a los sacramentos incluso al sacramento de la penitencia. Los obispos proponen un proceso de discernimiento para decidir si tal pareja "casada de nuevo", o personas individuales, pueden recibir los Sacramentos.

El documento de los obispos alemanes -que es de fecha 1 de febrero, pero que ya fue adoptado por el propio Consejo Episcopal el 23 de enero de 2017- dice también que Amoris Laetitia (AL 300) no "excluye categóricamente" a los divorciados "casados de nuevo". El texto, como era de esperar, también se refiere al polémico párrafo - párrafo 305 con su nota a pie de página 351 - y afirma que no todo el mundo que está en una "situación objetivamente irregular" está en estado de pecado, o al menos "no así completamente". Por otra parte, aunque no todas las parejas per se pueden ser admitidas a los sacramentos, los obispos alemanes dicen que, para algunas parejas, "Amoris Laetitia abre la posibilidad de recibir los Sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía" ] Sin embargo, esto también debe hacerse, según los obispos, con la ayuda y el acompañamiento de un pastor.

Es en este contexto y situación de discernimiento que los obispos alemanes -con referencia explícita a Amoris Laetitia (37) - subrayan la importancia y el peso de las conciencias individuales como tales, que no pueden entonces ser efectivamente reemplazadas por la Iglesia "El documento dice así:

La decisión individual -en las circunstancias individuales- de no poder recibir los Sacramentos merece respeto y estima. Pero, también hay que respetar una decisión [individual] en favor de la recepción de los Sacramentos (...)



Este muy preocupante nuevo documento de los obispos alemanes llega en un momento en que uno de los obispos alemanes - el arzobispo Heiner Koch, de Berlín - se ha negado a hacer un juicio moral sobre la pecaminosidad de las uniones homosexuales.

Por ejemplo, el 30 de enero de 2016, el periódico progresista alemán Taz publicó una entrevista con el arzobispo alemán de Berlín, que se ocupa principalmente de la cuestión de la homosexualidad. Mientras Koch insiste en que la palabra "matrimonio" significa una unión entre un hombre y una mujer, porque está abierta a la vida; también hace el asombroso comentario de que "tengo respeto por cómo [las parejas homosexuales] están viviendo su propia sexualidad - si lo hacen de manera responsable." 


Cuando el periodista le preguntó por qué la Iglesia está tan segura de que un homosexual está viviendo en el estado de pecado, a pesar de que Jesucristo mismo no ha hecho una declaración tan explícita sobre el asunto, Koch responde: "Usted desea que yo haga un juicio general sobre una persona individual. Eso no lo haré. " Así se niega a proclamar la propia enseñanza moral de la Iglesia sobre la homosexualidad y sus actos.

Comentarios