Boeselager culpa a Burke por la “crisis” en la O. de Malta

Líder de Caballeros de Malta restablecido por el Papa culpa al cardenal Burke por la “crisis”


Hemos Visto
Escrito por Hemos Visto
ROMA, 2 de febrero de 2017 (LifeSiteNews) – En una explosiva rueda de prensa de hoy, el recientemente restablecido gran canciller Albrecht Boeselager de los Caballeros de Malta agradeció al papa Francisco su “guía” que ayudó a poner fin a la “crisis” de la Orden, mientras culpó al cardenal Burke de los conflictos. Boeselager enfatizó que las acciones del Papa ratificaron la “soberanía” de la Orden, a pesar de las pruebas que sugieren lo contrario.
Boeselager, quien fue responsable de la distribución de anticonceptivos a través de la caridad de la Orden y por lo tanto, retirado sólo para ser reinstalado por la acción del Papa, señaló al antiguo Gran Maestre de la Orden, fray Matthew Festing, así como al patrón de la Orden, cardenal Raymond Burke, culpándolos como instigadores de la crisis. Burke fue nombrado por el papa Francisco como el patrón de los Caballeros de Malta en 2014 después de que el Papa lo quitara de su alto cargo en como jefe del más alto tribunal del Vaticano.
“Creo que no podemos prever y no haremos comentarios sobre lo que le sucederá al cardenal Burke en el futuro. Eso sigue siendo la decisión del Santo Padre “, dijo Boeselager. Sin embargo, de los comentarios en la conferencia de prensa está claro que se está preparando una purga.
Se ha dicho que la Orden se someterá a una “reforma” de la “rama” religiosa de la Orden, cimiento de ésta tanto en la historia como en la legislatura de la Orden, tal como lo desea el papa Francisco. La reforma será ejecutada por un delegado papal que tendrá poder para actuar sobre la cabeza del cardenal Burke.
Es de notar que la porción religiosa de la Orden es donde se encuentran los rangos conservadores, los que se oponían a la distribución de anticonceptivos.
Boeselager se negó a comentar sobre el rumor de que el papa Francisco había exigido que el anterior  jefe de la Orden declarara en su carta de renuncia que fue el cardenal Burke quien había instigado su despido.
“No he visto la carta y no voy a comentar”, dijo.
Los Caballeros Católicos de Malta operan en 120 países alrededor del mundo y son mejor conocidos por su trabajo de caridad en las zonas de guerra y crisis humanitarias.
Boeselager fue removido de su puesto en la Orden en diciembre, pero no antes de negarse a dimitir. Su desobediencia culminó con su remoción de la Orden. Más tarde ese mes, el papa Francisco se involucró en el embrollo, designando una comisión para investigar el retiro de Boeselager.
En una acción sorprendente, el papa Francisco obligó al jefe de la Orden a dimitir, mientras reincorporaba a Boeselager a su posición anterior.
La Orden conserva la soberanía bajo el derecho internacional y no cae bajo la jurisdicción del Papa. Emite sus propios pasaportes, moneda y sellos postales.
La decisión del Papa fue una conmoción para los fieles católicos que pensaban que la remoción de Boeselager sobre el escándalo del condón significaba la limpieza de la casa de la Orden de Malta.
Kurt Martens, profesor de derecho canónico de la Universidad Católica de América, dijo que la acción del papa Francisco “equivaldría a una anexión de facto” y es una “seria violación al derecho internacional”.
El columnista católico del New York Times, Ross Douthat, dijo en aquel momento a LifeSiteNews que la toma de posesión de la Orden por parte del Papa Francisco era “un movimiento característico del papado… en el sentido de que la aproximación del Papa al gobierno de la iglesia es muy activista”.Ese activismo tiene una tendencia a caer en contra de los grupos más tradicionalistas y conservadores y… a favor de grupos más liberales”, dijo.
A principios de esta semana, Voz de la Familia publicó un informe en el que se esbozan varios casos en los que el papa Francisco parece mostrar poca preocupación, e incluso divergencia, de la condena de la Iglesia a la anticoncepción como un mal. La Iglesia enseña en Humanae Vitae que, dado que la anticoncepción destruye la integridad unitiva y procreadora del acto matrimonial, es siempre y en todo caso gravemente incorrecto.

Comentarios