Cardenales mudos: una catástrofe que desintegrará la mayor parte de la Iglesia.






 http://mahoundsparadise.blogspot.com.es/2017/02/rorate-caeli-it-is-more-likely-than-not.html

Todo tipo de rumores se arremolinan ahora sobre los acontecimientos actuales de la Iglesia:

-El cardenal Burke ha estado cancelando compromisos. ¿Por qué?
-El cardenal Muller ha renunciado a la Congregación para la Doctrina de la Fe. ¿Fue obligado o voluntariamente?
-Una corrección formal al Papa ya se ha hecho en privado y está a punto de convertirse en pública.
-El Papa y sus aliados tienen la intención de renovar radicalmente la Misa del Novus Ordo para que sea aún más asequible a protestantes y otros.

Esto sucede en el contexto de eventos e incidentes públicos importantes:

-El reconocimiento oficial y público de la aceptación de la comunión herética por varios grupos de obispos en Argentina, Malta y ahora Alemania, con base (dicen) en la reciente exhortación apostólica del Papa Amoris Laetitia. El Papa lo ha confirmado o ha mantenido un silencio aparentemente favorable .

-La "anexión" de la Soberana Orden de Malta por el Vaticano.

-La aparición durante la noche en Roma de carteles críticos con un Papa - algo que no se ve desde la era de los Estados Pontificios.

-Una "ataque-parodia" contra el Papa enviado por correo electrónico a los funcionarios del Vaticano.

-Un ataque aparentemente coordinado contra el cardenal Burke - ahora el más identificable "oponente" del Papa - acusándolo de ser un extremista de derecha en la liga con la administración Trump y políticos italianos neofascistas. El ataque ha involucrado a varios aliados del Vaticano y también a la prensa secular estadounidense.

Un amigo me recordó a este lema:
Motus en velocior fin
Cuando el movimiento se acelera, el final está cerca

Pero, ¿qué es el "fin" en este caso?:

-(En los tiempos modernos) ¿la supresión sin precedentes de cuatro (o más) cardenales y un endurecimiento de las garras de la Iglesia de la misericordia?

-¿un cisma abierto?

-¿o es que el "fin" incluirá la eliminación de un papa?

Tan impensable como la última posibilidad pueda parecer, más y más gente, muchos dentro de la jerarquía de la Iglesia y de su burocracia, ahora están privadamente hablando de ello. Incluso si se tratase de una mera ilusión, esto tiene una enorme importancia.

Hoy en día, Rorate Caeli, uno de los principales sitios web católicos tradicionalistas, publicó un largo ensayo del filósofo nacido en Canadá John R. T. Lamont

Entre otras cosas, Lamont afirma: (artículo en inglés completo: http://rorate-caeli.blogspot.com/2017/02/article-on-formal-correction-of-pope.html )

A la luz de la notoriedad del hecho que Francisco ha respaldado abiertamente comprensiones heréticas de Amoris laetitia en su carta a los obispos de la región de Buenos Aires de septiembre 5th 2016, es más probable que no, que él sea de hecho un hereje formal.

¿Por qué entonces hay tan pocos cardenales y obispos alineados públicamente con los cuatro "cardenales-dubia" en esto? Lamont sostiene que gran parte de la razón se deriva de una comprensión absolutista de la "obediencia", con raíces en la filosofía de San Ignacio de Loyola y otros jesuitas del siglo 16 y 17. 

Pero este entendimiento es erróneo y peligroso:
La cuestión de cómo cualquier persona, incluso un cardenal, puede corregir el Papa es muy importante. 
Es un principio básico de la constitución divinamente establecida en la Iglesia que el Papa juzga a todos los demás católicos en la tierra y no es juzgado por ninguno de ellos. Pero esta constitución no establece al Papa como un autócrata con la autoridad tiránica, que no es responsable ante nadie. La autoridad del Papa es legal, y como toda autoridad legal implica deberes respecto a sus súbditos, así como derechos sobre ellos. El deber de confesar la fe católica es un deber fundamental del oficio papal. Sus súbditos pueden solicitar de manera formal y le requerirán para llevar a cabo este deber. El derecho a realizar una solicitud formal de este tipo pertenece a cualquier católico, pero los cardenales, cuya misión es asesorar al Papa, tienen un estricto deber, así como un derecho de hacer esta petición. Los cardenales que no han hecho esto son culpables de un incumplimiento grave de sus funciones. Este error es una catástrofe que amenaza con conducir a la desintegración de la mayor parte de la Iglesia.


Cabe señalar que el autor anónimo que Rorate presenta para introducir el artículo, rechaza enérgicamente el rumor de que el Papa ya ha sido corregido formalmente. Sin embargo, no explica por qué lo cree.

Lo sabremos muy pronto.

Comentarios

nazareusrex ha dicho que…
Bergoglio recibirá el mismo castigo del fuego eterno tanto para el mismo como para sus cómplices ya sean laicos o seglares.
http://nazareusrex.blogspot.com/2015/03/revelaciones-celestiales-santa-brigida.html