Jesús: las mujeres no pueden ser sacerdotes



(...) Yo no instituí el sacerdocio para nadie excepto para los varones, porque ellos Me complementan en el espíritu, por ser como Yo, hombres. Las mujeres no pueden hacer Mis veces ya que somos ontológicamente distintos, creados para diferentes papeles, uno de los cuales, y más grande ha sido dado a la mujer que es capaz de ser madre. Y no hablo aquí de uno que es aún superior: la maternidad espiritual a través de la virginidad consagrada a Mí: ese es el mayor de los regalos que puede recibir una mujer.

Ahora, decir que la mujer, aun consagrada, puede hacer Mis veces en el altar, recitando la fórmula de la consagración por la que Yo bajo a las manos del sacerdote varón, es no conocer Mis designios, es no conocer la sabiduría de Dios que hace todo ejemplarmente dentro de un ordenado plan y sin rupturas innecesarias. Que un varón sea el que Me sustituya en el Sacrificio del Altar es lo lógico. 


¿Por qué habría de haber escogido a mujeres, habiendo hombres que Me representan mejor ya que son otros "yo", implicando no sólo su voluntad humana de servirme, sino su naturaleza humana según Yo la diseñé, como varones, pues su ADN masculino está en cada una de sus células, dándole la impronta de hombre querido por Dios, para asemejarse al Hijo de Dios encarnado como varón, y no como mujer?.



(...)

A un alma mística, febrero 2017


Comentarios