La conciencia sólo para profanar la Eucaristía (Conf Episcopal Alemana)




Edward Pentin ha entrevistado al secretario general de la conferencia episcopal alemana, el padre jesuita Hans Langendörfer. En la entrevista Langendörfer afirma que corresponde a los propios adúlteros decidir si pueden recibir la Sagrada Comunión o no. Pero cuando se le preguntó  si los católicos alemanes podían decidir si debían pagar impuestos eclesiásticos o no, su respuesta fue: "Eso no está bajo decisión del individuo". O sea, la conciencia no debe ejercerse para pagar las tasas -que obligan bajo pena de excomunión-, pero sí puedes hacer uso de la conciencia y seguirla para comulgar en pecado mortal.
***************************
por Edward Pentin


E. P: Ustedes han implementado cambios como una nueva ley laboral para permitir que los católicos divorciados y casados nuevamente, homosexuales que viven en relaciones, sean empleados por la Iglesia. La gente dice que esto es sólo una ulterior secularización de la Iglesia en Alemania, que pareces estar en la dirección opuesta en estas acciones llevadas a cabo por los obispos. ¿Qué dice a esto?

Padre H.L: Realmente tenemos que diferenciar. Tenemos una obligación de lealtad que exigimos de la gente y debemos en cierto sentido, por supuesto, mantener las normas del derecho laboral en Alemania. Tenemos ciertos privilegios. Podemos pedir más gente, pero tenemos que tener ciertos estándares.

E.P:¿No son componendas?

P H:L:Por supuesto.

E.P: ¿Pero compromete la Verdad?

P H. L: Bueno, ¿en qué sentido sería? [Estamos hablando de unos 600.000 empleados en la Iglesia, y no es necesario, pensamos, exigir, esperar, el mismo comportamiento de una enfermera en un hospital católico y un laico o una mujer que sirve en una parroquia. Así que cuanto más cerca esté de un trabajo pastoral adecuado, más se espera que tenga más de un testigo personal, pero siempre se puede decir que el sistema alemán es malo.

E.P: Un problema que se oye a menudo relacionado con la Iglesia alemana es el impuesto de la Iglesia. Algunos lo han comparado con el jizya islámico, el impuesto anual que se aplica a los no musulmanes, en el que para ser católico, usted tiene que pagar el impuesto o salir de la Iglesia y correr el riesgo de excomunión. También dicen que este impuesto está corrompiendo a la Iglesia alemana, también porque está haciendo que la Iglesia sea tan rica que está debilitando su capacidad de evangelizar.

P. H.L: Es un tercio de los católicos que pagan el impuesto de la Iglesia. Los otros dos tercios no están involucrados porque son demasiado jóvenes, o demasiado viejos, no ganan suficiente dinero.

E.P: Pero todavía es mucho dinero.

P. H:L: Son 5 mil millones de euros cada año, y lo consideramos, como bien saben, como una cuota de membresía que está vinculada en nuestro sistema a las normas fiscales y es obligatoria.

E:P: ¿Y estás en riesgo de excomunión si no lo pagas?

P.H.L: Sí. Consideramos este [no pago], como siempre fue, como un retiro público de la asistencia a la Iglesia. Ningún país en absoluto puede determinar si alguien es realmente un miembro de la Iglesia Católica a menos que sean bautizados, ¿OK? Nunca se deshace uno de la gracia de su bautismo, y esto es muy importante para cada ser humano. Pero puede abstenerse de ser un católico activo y lo hace si declara públicamente que no quiere ser miembro de la Iglesia.

E.P: ¿Por no pagar el impuesto?

P.H.L: Al ir a la oficina a la que tienes que ir, y declarando que ya no quieres ser miembro de la Iglesia Católica. Necesitamos esto, por supuesto, porque hay libertad religiosa, y uno debe tener la libertad de no ser miembro de la Iglesia. Mientras exista documentación pública de pertenencia religiosa, también es necesario tener la oportunidad de decir que no eres un hombre o una mujer religiosa, no eres un cristiano.

E.P: Pero suponiendo que usted es un católico practicante pero no quiere pagar el impuesto de la Iglesia porque ve el daño que está haciendo. ¿Qué le dice a alguien así?

P. H.L: Eso no es decisión del individuo

E.P: Pero, ¿no es libertad religiosa también, poder decir "deseo donar a la Iglesia como yo crea conveniente"?

P.H.L: Sí, [pero] es un sistema diferente. Puedes hacerlo en Suiza, pregúntele al Cardenal suizo  [Kurt] Koch, donde eres miembro de la Iglesia Católica y no pagas dinero porque la recaudación está separada de la Iglesia. Está en manos no de la Iglesia sino de una institución civil, pero esto no es cierto en Alemania. Si nos fijamos en el tiempo nazi, por ejemplo, las personas que abandonaron la Iglesia querían separarse de una manera muy formal y la convicción de la Iglesia alemana o de la Conferencia Episcopal es que en este país un católico tiene que aceptar estas reglas de la Iglesia alemana, que no son las francesas, no las españolas. Si quieres excluirte a ti mismo, te excluyes de la correcta membresía de la Iglesia.

E.P: A veces se habla de que la Iglesia alemana, por ser tan rica, tiene mucha influencia en el Vaticano en cuanto a empujar su interpretación, por ejemplo, sobre el tema de la Sagrada Comunión para los divorciados y vuletos a casar, y los cambios en otras enseñanzas de la Iglesia . ¿Qué piensa usted de esto - esa influencia se está ejerciendo debido a la riqueza de la iglesia alemana?

P.H.L: De ningún modo. ¿De verdad cree que la Iglesia alemana es muy influyente aquí en Roma por el dinero? No lo es. Podría entrar en más detalles pero no quiero.

Comentarios